Parche anticonceptivo: qué es y cómo funciona

Mamá  / 
Seguir leyendo

Tomando en cuenta diversos estudios en la población, el parche anticonceptivo es el método menos conocido entre las adolescentes, seguido de los óvulos y las espumas. Sin embargo, si eres una de las mujeres que desconoce esta vía anticonceptiva, debes saber que cuentas con una amplia gama de opciones para que puedas practicar relaciones íntimas con tu pareja de forma responsable y segura.

Al igual que los demás métodos anticonceptivos, este se considera altamente efectivo si es utilizado de la manera correcta. Al igual que su seguridad, su forma de aplicación es extremadamente fácil. Sin embargo, no debes olvidar visitar a tu ginecólogo de confianza antes de utilizar este método para que elija el más adecuado para ti, ya que al igual que toda esta gama de anticonceptivos, también presentan sus ventajas y desventajas en el cuerpo. Ahora bien, a continuación te explicaremos más detalladamente las funciones de este método.

¿Qué es el parche anticonceptivo?

El parche anticonceptivo es un parche transdérmico presentado en un material de plástico, de contextura fina y de color beige para asimilar y disimularlo de la mejor forma con el color de la piel. Este método forma parte de los anticonceptivos hormonales combinados.

¿Que es el parche anticonceptivo?

En la parte adhesiva están ubicadas las hormonas que, una vez colocado el parche en la piel, se liberan a través del torrente circulatorio haciendo que se evite la ovulación y ocasionando que el moco cervical del útero se presente de forma más espesa. Este parche tiene una longitud aproximada de cuatro centímetros.

¿Cómo funciona?

El parche anticonceptivo cumple sus funciones mediante la llamada “tecnología transdérmica”, la cual consiste en la liberación de pequeñas dosis de hormonas, entre ellas el etinilestradiol y la norelgestromina. Estas son absorbidas por la piel llegando hasta el torrente sanguíneo y estando presentes en el cuerpo por siete días continuos.

Al cumplir este proceso el parche previene la ovulación, es decir, evita que el óvulo sea liberado de los ovarios, imposibilitando la fecundación. Seguidamente, también estas hormonas hacen que el moco del cuello de la matriz sea más espeso, haciendo más difícil la realización de la fecundación. A su vez, provoca ciertas alteraciones estructurales y funcionales del endometrio, haciendo más difícil la posibilidad de la implantación.

Sin embargo, si se utiliza y se aplica de forma correcta, en el segundo día los componentes hormonales ya habrán sido absorbidos, protegiéndote de forma segura y efectiva durante todo tu ciclo menstrual.

¿Cuál es la eficacia del parche anticonceptivo?

Si se usa y se aplica de la forma correcta, su efectividad puede alcanzar el 99% para evitar un embarazo. Sin embargo, tienes que estar muy atenta con el parche anticonceptivo, ya que cualquier eventual desprendimiento por más de 24 horas puede ocasionar fallas importantes en su efectividad.

Por otro lado, si se termina con el ciclo de aplicación, el ciclo menstrual puede restablecerse en los siguientes días, presentándose en el organismo la probabilidad de quedar embarazada si no se utiliza un método de barrera por los siguientes tres meses. Es decir, el rango de recuperación de fertilidad al suspender el parche anticonceptivo es de uno a tres meses.

Es importante recordar que el parche no previene ningún tipo de enfermedad de transmisión sexual.

Ventajas y desventajas del parche anticonceptivo

Ventajas y desventajas del parche anticonceptivo

Como cualquier medicamento o método anticonceptivo convencional este puede presentar ciertos efectos, tanto positivos como negativos en nuestro organismo, siendo los siguientes:

Ventajas

  • Mejora los síntomas relacionados con el síndrome premenstrual, ya que además de prevenir el embarazo regula los síntomas adversos de la menstruación.
  • No ocasiona alteraciones en cuanto a las emociones y estado de ánimo en las usuarias.
  • La satisfacción del uso del parche anticonceptivo en las usuarias que la han probado ha sido mayor a comparación con las mujeres que optan por los métodos anticonceptivos orales.
  • No provoca una alteración en el aumento de peso corporal de las usuarias, a comparación con algunos anticonceptivos orales.
  • Por su parte se destacó, según algunos estudios, disminución de peso corporal en el 29% de los casos.
  • Por último, la mayoría de las mujeres que probaron este método anticonceptivo, notaron una mejora en cuanto al acné, mejorando la apariencia de la piel de su cara.
  • Si una mujer desea quedar embarazada, al suspender el parche, puede recuperar esta capacidad de forma muy rápida.

Desventajas

  • Algunos estudios han confirmado la formación de trombosis a causa de coágulos en las piernas, sin embargo, este riesgo aumenta con la edad.
  • También la usuaria puede ser propensa a desarrollar Tromboembolia Venosa.
  • El color del parche anticonceptivo en algunas ocasiones puede ser notorio a la vista
  • Tiene el riesgo de desprenderse de la piel, reduciendo su efectividad.
  • Si padeces de migraña, hipertensión arterial, de fibromas en el útero o si fumas, su uso debe estar bajo estricto control médico.

Efectos secundarios de los parches anticonceptivos

Los efectos secundarios más comunes son muy similares a los presentados por las píldoras anticonceptivas, incluyendo:

  • Sangrado entre periodos menstruales, desapareciendo en los primeros tres meses de uso.
  • Dolor de cabeza leve, mareo, náuseas y vomito pueden presentarse en las usuarias.
  • Eventualmente en la zona del parche, se puede presentar enrojecimiento o irritación en la piel.
  • Dolor en los senos.

Lee también: Pastillas anticonceptivas, cómo tomarlas y sus efectos secundarios

Cómo se aplica el parche anticonceptivo

Para usar de manera correcta este método anticonceptivo, se debe aplicar en unas zonas en específico. Las zonas más recomendadas serian en el abdomen, en los glúteos, la parte superior de la espalda o en la parte exterior del brazo. Aunque por lo general se diga que se puede poner en cualquier parte del cuerpo, debes evitar colocarlo en los senos, en piel irritada y en zonas del cuerpo donde haya mucho contacto con la ropa, ya que puede llevar al desprendimiento.

Debe colocarse indispensablemente cuando la piel esté seca, sin ningún rastro de cremas humectantes. Ten en cuenta que el adhesivo debe permanecer puesto durante siete días, por tres semanas consecutivas, descansando en la cuarta semana. Toma también en cuenta que cada vez que te apliques el parche, debes procurar hacerlo en lugares diferentes del cuerpo para evitar el incremento de irritación en las zonas de aplicación.

Si se desprende el parche de forma parcial, debes retirarlo inmediatamente y colocarlo de nuevo en el caso de que no hayan pasado 24 horas. Si lo dejas pasar por más tiempo, deberás aplicarte uno nuevo. Por otro lado, durante los primeros 7 días deberás utilizar otro método anticonceptivo no hormonal, como por ejemplo el condón.

Su uso se recomienda en mujeres que lleven una vida sexual activa. Por otro lado, está restringido a mujeres que estén en periodo de lactancia, en embarazo, que presentan una enfermedad renal o hepática, que sufran de hipertensión, que tengan cáncer de seno o de útero, con várices, que padezcan problemas dermatológicos o que presenten un peso corporal superior a los 90 kilos.

Marcas y precio

Los parches anticonceptivos más populares y que se pueden conseguir en cualquier farmacia son: Evra Parche por 69,00 € la versión de 3 meses, y por 138,00€ la de 6 meses; o Lisvy, que contiene 9 parches transdérmicos y que está disponible en 15 países de la Unión Europea por un precio de 50.58 €.

Compartir
Sobre el autor

Habla con nosotras en m.me/ellashablan

Artículos Relacionados

No es secreto que uno de mis temas preferidos es la moda y sobre todo la moda para niños...

El carnaval es una de las mejores fiestas infantiles para celebrar con nuestros hijos. Es una época...

Cuando Febrero se acerca, sabemos que es hora de comenzar con los preparativos para poner a punto...