3 recetas de papillas de avena para toda la familia

Alimentación, Salud  / 

Las papillas de avena son desde hace mucho tiempo uno de los desayunos preferidos de los anglosajones, pero empiezan cada vez más a ganar terreno también en nuestras mesas con el aumento del conocimiento de las propiedades de la avena. Además de sencillos de preparar, es muy fácil agregarles ingredientes frescos y ricos nutritivamente que les aportan un sabor diferente a cada mañana para que el desayuno nunca sea aburrido.

Si quieres empezar tu mañana y la de tu familia de una forma diferente, rica en proteína, fibra y micronutrientes esenciales, no dejes de probar estas recetas que tenemos para ti.

Receta de papillas de avena para bebés con manzana

Receta de papillas de avena para bebés

Ingredientes

  1. 1 manzana pequeña
  2. 1/4 taza de avena molida
  3. 3/4 taza de agua

Preparación

Paso 1: Pela la manzana, remueve el centro y semillas y córtala en pequeños trocitos.

Paso 2: Lleva la manzana a cocinar en fuego lento en una cacerola con el agua y la avena.

Paso 3: Deja que la mezcla se cocine en una ebullición lenta, revolviendo a menudo para que no se pegue, hasta que la manzana esté suave y la avena cocida.

Paso 4: Remueve la cacerola del fuego y tritura la mezcla muy bien hasta lograr la consistencia de puré. Dependiendo de la edad y de la alimentación del bebé, puedes agregar leche materna o zumo a las papillas de avena y volver a triturar para lograr una consistencia más de su agrado.

Receta de papillas de avena Chai para adultos

receta de papillas de avena chai

Ingredientes:

  • 3/4 taza de avena
  • 1 ½ taza de leche descremada
  • ¼ cucharadita de sal
  • ¼ cucharadita de cilantro molido
  • ¼ cucharadita de cardamomo molido
  • ¼ cucharadita de canela molida
  • ¼ cucharadita de cúrcuma molida
  • 2 cucharaditas de miel
  • 1/8 cucharadita de extracto de vainilla, opcional
  • 2 cucharadas de salvado de avena, opcional

Preparación

Paso 1: Lleva la leche a calentar en una cacerola a fuego medio junto con la sal y las especias. Deja cocinar en ebullición lenta durante 5 minutos, revolviendo con frecuencia para que los ingredientes se mezclen perfectamente.

Paso 2: Agrega a la leche, la miel, la avena, la vainilla y salvado de avena, si deseas utilizar estos dos últimos, y revuelve bien para combinar todos los ingredientes.

Paso 3: Deja que la mezcla se cocine a fuego lento durante 20 a 25 minutos o hasta que la papilla de avena esté cremosa y espesa. Revuelve a menudo para asegurarte que esta no se pega a la cacerola y para asegurarte que todos los ingredientes están bien combinados.

Paso 4: Sirve caliente. Puedes agregar un poco más de miel a gusto.

Relacionado: Cómo preparar avena para el desayuno

Receta de papillas de avena con bayas para adelgazar

Receta de papillas de avena con bayas

Ingredientes:

  • 40 g de avena, sin gluten
  • 150 ml de leche desnatada
  • 2 cucharadas de yogur natural sin grasa
  • Un puñado de bayas frescas o descongeladas

Preparación:

Paso 1: Lleva la avena a cocinar en una cacerola con la leche a fuego lento. Deja que se cocine en una ebullición lenta hasta que la avena esté blanda y cocida. Revuelve frecuentemente para que no se pegue en la cacerola.

Paso 2: Remueve la cacerola del fuego y vierte la mezcla en un bol.

Paso 3: Completa tus papillas de avena con el yogur y las bayas. Puedes también agregar una cucharada de miel para más sabor, aunque sea opcional.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Hacer deporte es una parte fundamental para que la persona se mantenga saludable. Evidentemente, la...

La menstruación, el periodo o la regla es un sangrado vaginal que tenemos las mujeres una vez cada...

Los alimentos ricos en magnesio son una excelente forma de mantener nuestro cuerpo sano....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan