Cómo organizar la despensa: 10 trucos

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

Quieres coger las galletas y el paquete de café se te cae encima de la cabeza. Te pones a hacer una ensalada y ves un bote de espárragos que ya ha caducado. Sacas los paquetes de pasta para llegar a las lentejas y te encuentras con dos bolsas empezadas. Sabes que te quedaba una lata de bonito, pero no la encuentras. ¿Te suenan estas situaciones? Ha llegado la hora de organizar la despensa.

Claro que lo ideal sería tener una despensa de esas en las que puedes entrar dentro, con un montón de estanterías. Pero las cocinas actuales suelen ser bastante pequeñas y debes arreglarte con lo que hay. ¿Cómo? Siguiendo algunos de los consejos que listaremos a continuación.

10 trucos para organizar la despensa

1. Vacía la despensa

El primer paso para organizar la despensa (o los armarios en los que guardas la comida) es vaciarlos. Es la única forma de empezar de cero.

2. Lo antiguo, delante

Ahora que ya lo tienes todo fuera, vete guardando los alimentos por fecha de caducidad. Lo más nuevos, detrás. Lo que llevan más tiempo y tienes que consumir antes, delante. A ver si así ya no tienes que tirar más comida.

3. Haz grupos

¿Qué pinta el colacao con los macarrones? ¿Y la leche condensada con las especias? Lo más útil es que hagas grupos, sobre todo con los utensilios y la comida que más usas. Pon el aceite y las especias cerca de la placa de la cocina, guarda los cuchillos con la tabla, coloca las legumbres todas juntas, pon las pastas con arroces, la harina con el pan rallado y el azúcar, los líquidos con las bebidas, las conservas con los paquetes pequeños, deja un estante para los productos del desayuno, etc.

4. Los botes transparentes, tu mejor aliado

botes transparentes

¿Qué haces con los paquetes de pasta y legumbres empezados? ¿Los dejas abiertos tal cual? Si haces eso, el contenido acabará por el suelo, con el consiguiente desperdicio. Por no hablar de que su conservación sufrirá. Así que tienes dos opciones: una es colocar una pinza para cerrar bolsas. Lo malo es que esa solución no es estética y los paquetes empezados acabarán quedando al fondo del armario.

La otra, comprar varios botes transparentes para que puedas ver el contenido con facilidad. Si los escoges estrechos y altos, aprovecharás mejor el espacio.

5. Pon etiquetas

Aunque utilices botes o tarros transparentes para los alimentos que sacas de su envase original, es importante que coloques etiquetas con la fecha de caducidad y el nombre de lo que es. Más de uno ha confundido el azúcar con la sal.

Lee también: Cómo ahorrar tiempo en la cocina

6. Utiliza cajas y cestos

Utiliza cajas y cestos

Las cajas también son un buen aliado para organizar la cocina. Cómpralas de diferentes tamaños. En las más pequeñas puedes ir metiendo los alimentos o los utensilios que siempre acaban extraviándose. Las más grandes puedes dejarlas para las botellas de agua o la leche, por ejemplo. Las latas y botellas también pueden ir en cajas. Y los snacks, esos que siempre andan bailando por los armarios, mételos todos juntos en una cesta.

Las patatas y cebollas, mejor en cestas de madera o de fibras naturales

7. Lo que más uses, a la altura de los ojos

Otro consejo que te ayudará a organizar la despensa es colocar los productos más pesados y voluminosos en las baldas de abajo. Lo que más uses, déjalo en la balda que te quede más a mano. Los pequeños o que menos pesen, colócalos en las estanterías superiores.

8. Adquiere soluciones de almacenaje

soluciones de almacenaje

Si realmente no tienes espacio para meter toda la comida y los utensilios de comida, puedes pensar en comprar una solución de almacenaje. Estas van desde una estantería para colgar en la pared hasta una vitrina o un carrito verdulero con ruedas que puedas desplazar con facilidad.

También puedes organizar los interiores de tus cajones con bandejas y separadores. O colocar un rail en el techo para colgar las ollas y sartenes. Y si vas a invertir en un mueble con estanterías, asegúrate de que estas puedan regularse en altura para adaptar el espacio a los distintos productos. Lo ideal es que las baldas no tengas más de 20 cm de fondo. Así nada se quedará en el fondo.

Ganarás espacio si aprovechas las puertas de los armarios. Ahí puedes colocar las tapas de las cacerolas, por ejemplo.

9. No sobrecargues la despensa

La única forma de que la comida no caduque es comerla. Y para asegurarte de que no tienes más alimentos de los que puedes consumir, lo mejor es que solo tengas dos paquetes de cada. Así, cuando abras el segundo, sabrás que tienes que apuntarlo en la lista de la compra para reponerlo.

10. Aprovecha las esquinas

¿No has visto esos armarios esquineros que tienen una especie de estantería redonda extraíble para aprovechar mejor el espacio? Pues puedes hacer algo parecido con tu despensa. Para ello, solo tienes que colocar una tabla redonda. ¡Ya verás cuántas cosas te caben!

Vale, no hemos descubierto la pólvora. ¿Pero cuántas de las técnicas mencionadas utilizas para organizar la despensa?

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Las bacterias, los restos de suciedad y la humedad pueden provocar mal olor en una lavadora. Y...

El menaje de cocina tiene que estar hecho para durar. Por eso, no puedes tirarte siempre a por los...

Hoy en día es imprescindible en nuestras casas, hasta el punto de que cuando se estropea no vemos...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.