Cómo organizar una fiesta de Halloween escalofriante

Ocio  / 

La noche más terrorífica del año se acerca. Cada vez queda menos para el 31 de octubre, así que si tienes pensado organizar una fiesta de Halloween deberías empezar a prepararla. ¿Necesitas inspiración? Te damos algunas ideas para que sea todo un éxito.

Tips para organizar la mejor fiesta de Halloween de todos los tiempos

Compra las chuches

Sin caramelos no hay truco o trato, así que en tu lista de cosas por hacer las chuches tienen que ir en primer lugar. Las puedes colocar en los típicos recipientes con forma de calabaza que venden en cualquier tienda o hacer tu propia creación. Coges un tarro de cristal grande, lo pintas de naranja y haces los ojos y la boca con un rotulador permanente.

¿Qué temática vas a escoger?

El disfraz también es imprescindible en toda fiesta de Halloween que se precie. Anima a tus invitados a que vayan disfrazados y proponles la temática que más te apetezca. Zombis, vampiros, brujas, esqueletos, fantasmas, películas de miedo… Las opciones son muy amplias.

Otra opción es pedirles simplemente que lleven un accesorio y decirles que tú te ofreces a pintarles la cara cuando lleguen a casa.

Decoración acorde

decoración fiesta de Halloween

Una vez hayas elegido la temática, busca decoración acorde. No obstante, hay ciertos elementos que siempre quedan bien en una fiesta de Halloween. Velas negras, telas de araña, humo y murciélagos son los imprescindibles.

Si va a haber niños, evita los muñecos y artículos que puedan darles miedo. A cambio, compra globos negros, naranjas y morados. También los venden con forma de murciélago y con estampado de Halloween.

Incluso puedes hacer tus propias manualidades. Siguiendo con los globos, siempre puedes pintarlos como si fueran fantasmas. Lo único que tienes que hacer es comprar varios globos blancos y naranjas. Una vez hinchados, con un rotulador vas dibujando diferentes caras de fantasmas o de esqueletos.

Los murciélagos de cartulina también son muy sencillos de hacer, además de baratos. Cartulina negra, tijeras, un lápiz y cinta adhesiva es lo único que necesitas.

Monta un photocall

Como la fiesta que vas a montar va a ser épica, querrás que todo el mundo tenga un recuerdo de ella. Así que busca un espacio libre y monta un photocall para que tus invitados posen y se puedan sacar fotos.

Crea una banda sonora

Para meter a tus invitados en ambiente, nada mejor que preparar una banda sonora que ponga los pelos de punta. Aparte de las típicas canciones como “Thriller” de Michael Jackson o de la banda sonora de la película de Freddy Kruger, también puedes grabar sonidos que den miedo: gritos, aullidos, chirridos, pasos, carcajadas malévolas, etc.

Idea un menú asqueroso

dedos ensangretados

Fuente: Salty Canary

¿Qué es una buena fiesta sin nada que comer? Busca ideas para platos que sepan bien, pero con una pinta asquerosa. ¡Mira estos dedos ensangrentados! Solo llevan salchichas y kétchup, así que no te llevará nada de tiempo prepararlos.

Para la vajilla, utiliza platos y servilletas en colores negro, blanco y naranja. De todas formas, para ese día seguro que encuentras accesorios para la mesa temáticos.

Relacionado: Recetas de Halloween con Thermomix

Prepara pociones mágicas

Si no te apetece tener que estar toda la noche sirviendo bebidas, puedes preparar algún cóctel en una ponchera y que cada invitado se vaya sirviendo. Para rematar una fiesta perfecta, puedes preparar un cóctel terrorífico. ¿Has oído hablar de la poción de brujas?

Coges una ponchera o un recipiente grande y echas: dos botellas de cava, refresco de limón (dos litros), sorbete de naranja (medio litro), uvas negras peladas y un poco de azúcar. Mezclas y dejas al lado vasos temáticos. Con hielo seco conseguirás que eche humo.

Juega con la iluminación

iluminación de Halloween

La iluminación es algo que no puedes dejar al azar para esa noche. No tienes por qué gastarte mucho dinero. Basta con que sustituyas las bombillas de una lámpara por otras de luz negra.

También puedes recortar la silueta de un murciélago en una cartulina negra. Si la pegas delante del foco de una linterna y la enciendes, puedes proyectar esa figura sobre la superficie que quieras.

Incluso puedes hacer tu propio portavelas con forma de momia. Solo vas a necesitar un bote de cristal, gasas y ojitos de plástico para manualidades. Metes velas en los tarros, los envuelves con gasas y pegas los ojitos. Aquí puedes ver el resultado.

 

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Verdad o Reto es un juego muy divertido y que nunca pasa de moda. En cualquier reunión que se...

El sentimiento de amistad es uno los más bonitos que hay en el mundo. Quien tiene una amiga, posee...

Las comedias románticas nunca pasan de moda. A todas nos enamoran esas historias de amor en las que...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.