Los mejores trucos para organizar el trastero

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

¿Cambias la alfombra? La vieja al trastero. ¿Dónde metes las maletas? En el trastero. ¿A dónde van a parar los trastos que compraste y que nunca usas? Al trastero. Los adornos de Navidad, las cosas de la playa, los artículos deportivos, los disfraces… Todo va a parar al trastero. Y así, caja tras caja, ese pequeño cuarto se va llenando de montones de cosas que acaban tiradas sin ningún orden. Como consecuencia, si no te dedicas a organizar el trastero de vez en cuando, cuando te pones a buscar algo, pierdes un montón de tiempo hasta que lo encuentras.

Cómo organizar el trastero y mantenerlo en orden

¿Quieres organizar el trastero, pero no sabes por dónde empezar? Te proponemos una serie de pautas que te ayudarán a arregarlo y a mantenerlo en orden.

Paso 1: despeja

Adentrarse en un trastero desordenado para tratar de organizarlo da mucha pereza, lo sé. Pero no tienes por qué hacer la labor de golpe. Dedica todos los días un rato. 15 minutos, media hora… Y así, poco a poco irás sacando y deshaciéndote de todo lo que no necesitas.

Conforme vayas sacando bolsas o cajas, puedes colocarlas en 4 montones diferenciados:

1. Tirar. Ahí pueden ir, por ejemplo, los apuntes de la carrera.

2. Vender. ¿Te acuerdas de esa bicicleta estática que nunca usas? Seguro que alguien la quiere.

3. Donar. La ropa de tus hijos que les ha quedado pequeña, los juguetes que ya no usan y que están impecables, el abrigo que se te antojó pero que no usas porque te va muy justo… Hay personas que necesitan todo eso y en tu trastero solo está cogiendo polvo.

4. Guardar. Asegúrate de que lo que vuelva para el trastero es algo que realmente usas.

Cuando el trastero esté completamente vacío, aprovecha para limpiarlo y para colocar soluciones de almacenaje que faciliten la labor de organizar el trastero.

Coloca estanterías modulares

La mejor opción es comprar estanterías modulares que puedas ir ampliando o modificando en función de tus necesidades. ¿Tu trastero tiene el techo inclinado? Opta por una estantería adaptable.

Prioriza las estanterías metálicas para que aguanten bien el peso y ánclalas a la pared si no quieres que venzan y provoquen un accidente.

Completa esta solución con cajas apilables o que tengan ruedas. En estas últimas puedes colocar los objetos más pesados para poder moverlos con facilidad.

Pega etiquetas

Para que puedas encontrar lo que buscas a la primera, lo ideal es que metas los objetos sueltos en cubetas o cajas (que no sean muy grandes para que no pesen demasiado) y que pegues una etiqueta indicando lo que hay en el interior: luces de Navidad, bombillas, accesorios de disfraces, herramientas de jardinería, etc.

Organiza por categorías

Muy importante también es que vayas colocándolo todo agrupado por categorías. En un lado los artículos deportivos, a continuación, la ropa y los textiles de fuera de temporada, en un estante separado los artículos de higiene, en otro las bebidas y comestibles que no te caben en la cocina, y así sucesivamente.

Un consejo: coloca delante los artículos que uses más a menudo, como pueden ser los cascos de las bicis o los paquetes de papel higiénico.

Lee también: Claves para tener un hogar en armonía

Protege la ropa

Si te cabe, una solución perfecta para meter la ropa de fuera de temporada y que no se estropee en hacerte con un armario de tela. Son bastante económicos, muy sencillos de montar y ocupan poco espacio.

Las mantas, ropa de cama y demás textiles puedes doblarlos y meterlos en cubetas de plástico. Si las compras transparentes, podrás ver el interior y localizar enseguida lo que buscas.

Yo lo que hago es meter la ropa que guardo en el trastero dentro de una maleta que no uso. Así está protegida del polvo y no ocupa espacio.

Ganchos para los objetos que puedan colgarse

Seguro que una vez que hayas colocado las estanterías, te quedan zonas de pared libres. Pues bien, puedes aprovechar para instalar ganchos en los que colgar todos aquellos objetos que puedan ir ahí. Por ejemplo: las herramientas más grandes, la pala, el rastrillo, las raquetas, los paraguas, etc. También puedes dejar hueco para colgar las bicis en la pared y no tener que sacarlas cada vez que quieras entrar hasta el fondo del trastero.

Algo entra, algo sale

Ahora que ya has conseguido organizar el trastero, no querrás volver a las andadas. Así que, recuerda, cuando metas algo nuevo, saca algo viejo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿A quién no se le ha caído alguna vez la copa de vino sobre el mantel, la alfombra o la ropa?...

Las Converse son las más populares, pero en realidad el calzado de lona siempre ha estado ahí....

Si ya sigues nuestro contenido sobre el cuidado de la ropa, es posible que ya hayas visto un...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.