Cómo preparar una noche romántica

Pareja  / 

Sorprender a tu pareja con una noche romántica es una genial idea para que tengáis un momento de intimidad diferente, lleno de amor y pasión. Asimismo, ayudará a que dejéis a un lado el estrés de la rutina e incluso que liméis alguna aspereza en el caso de que tengáis alguna. Para que todo quede perfecto y salga sobre lo planeado, te explicamos cómo prepararla paso a paso.

Cómo preparar una noche romántica paso a paso

Lo primero que  debes hacer es no volverte loca. Preparar una noche romántica no es sinónimo de que te estreses. Tampoco que gastes el dinero que no tienes y te quedes en números rojos. Lo que importa es que organices una velada especial donde puedas disfrutar de la compañía de tu pareja.

1. Elige el lugar

El sitio donde vaya a tener lugar la noche romántica es uno de los puntos fundamentales. Piensa en un sitio en el que ambos os vayáis a sentir cómodos y que os agrade a los dos. Algunos ejemplos pueden ser en vuestro restaurante favorito, en la terraza de vuestra casa, en la playa, en un spa, en un cine al aire libre, en un espectáculo de arte que os guste o en un glamping.

2. Ten en cuenta la comida

comida para noche romántica

Tanto si eliges hacer un plan como un cine o un spa, luego llega el momento de la cena. La comida también juega un papel fundamental en tu encuentro apasionado. Si la cena se va a producir en un restaurante, escoge el favorito de él para que se dé cuenta que te importan sus gustos. Si la vas a preparar en tu casa, por ejemplo, ya sabes, prepara la comida que más le agrade.

En el caso de que no seas muy cocinitas, siempre puedes pedir ayuda a alguna amiga que tenga más experiencia en la cocina para que te ayude a elaborar el menú. Seguro que tu chico valora tu esfuerzo.

Lee también: Ideas para preparar la cena romántica casera perfecta

3. Decoración

La decoración que prepares debe ser delicada, romántica, pero no empalagosa y excesiva. Las velas aromáticas siempre son una buena opción. También puedes ambientar el lugar con unos globos, unos pétalos e incluso unas fotos vuestras. No te olvides de poner una música de fondo que sea tranquila. Una buena opción es que hagas una playlist con vuestras canciones favoritas.

4. Ponte tus mejores galas

Para que la noche romántica lo deje aún más sin palabras, vete a la peluquería, maquíllate y ponte ese vestido o falda que sabes que tanto le gusta. Recuerda que cada detalle es importante y hace la diferencia. Si lo prefieres, puedes darte un mimito e irte de compras a por un nuevo modelito. Lo importante es que le saques partido a tu figura. Ten presente que te debes sentir cómoda con lo que te pongas para estar más pendiente de tu pareja y de disfrutar del momento y no la ropa.

5. Prepara el cuarto

Seamos honestas, una noche romántica va acabar en un encuentro íntimo lleno de pasión. Por ello, prepara la habitación. Pon una botella de champán dentro de una cubitera para que se mantenga fría, las copas, unas fresas, unos lubricantes y unos preservativos. En el caso de que tengáis, mantén cerca los juguetes sexuales ya que estos pueden aumentar el placer de vuestro encuentro.

Si estáis en modo jugetón, podéis animaros y haceros preguntas picantes. Para excitar aún más el ambiente, por qué no jugar a verdad o reto.

6. No te olvides de la ropa interior

ropa interior para una noche romántica

La ropa interior también es un factor al que debes prestar atención. Como después de la cena y del posterior cortejo, vais a intimar, cuando tu chico vea que llevas un conjuntito bien sexy y que hasta has pensado en ese detalle para sorprenderlo, te querrá comer a besos de inmediato.

7. Prepárale un desayuno sorpresa

Cuando empiece amanecer, antes de que se despierte, para cerrar la velada romántica con un broche de oro, prepárale su desayuno favorito y llévaselo a la cama. Este momento hará que continuéis con los cariños. Asimismo, que tu chico se sienta valorado y que vea todo lo que eres capaz de hacer por él para verlo feliz y sorprenderlo.

Una cosa muy importante es que planees el día con antelación. Puedes pedirle a un amigo de tu pareja que sea tu compinche para que lo saque de tu casa en caso de que la sorpresa sea en vuestro hogar, o para que lo lleve al lugar escogido por ti. Asegúrate que no haga planes en la fecha escogida para que tu sorpresa no se vaya al traste. Una vez que tengas todo controlado, dedícate a disfrutar de esos momentos inolvidables con tu media naranja.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las palabras pueden tener tanta fuerza como un gesto e incluso más. Es por ello que hacerle...

Casarse en invierno es un SÍ en mayúsculas. Lo más normal, incluso lo más típico, es que las...

Decidir las invitaciones para una boda es algo muy importante. De hecho hay parejas que debaten...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.