Lo que no debe faltar en la despensa: 15 productos

Economía doméstica, Hogar  / 

Llega una visita inesperada, no te ha dado tiempo a ir a la compra, vuelves de vacaciones y necesitas improvisar una cena con lo que tienes en la nevera… Tener una despensa surtida con unos pocos ingredientes básicos te puede sacar de más de un apuro. ¿Qué tipo de productos no debe faltar en la despensa? Los imprescindibles.

¿Qué no debe faltar en la despensa?

1. Aceite de oliva

La base de cualquier plato en España es el aceite de oliva. Ya sea para aliñar una ensalada o para hacer una proteína a la plancha, no puede faltar en ninguna cocina. Aporta ácidos grasos esenciales y da un gusto especial a cualquier alimento.

2. Vinagre

Otro aliño básico y compañero inseparable del aceite de oliva que no debe faltar en la despensa.

3. Sal y pimienta

Condimentos básicos donde los haya. No para usar en grandes cantidades, pero sí para dar un poco de sabor. Además, puedes utilizar la sal para limpiar la suciedad que se ha quedado incrustada en las ollas y sartenes.

4. Caldos

En brick o en pastilla, de carne o de pescado. Un poco de caldo aporta un punto de sabor a cualquier guiso.

5. Arroz

No puede ser más socorrido. Además de que cunde un montón, te sirve tanto para hacer un rápido arroz a la cubana como una refrescante ensalada (para estas es mejor el de grano largo). Y qué decir del arroz con leche, los risottos (arroz redondo) o las paellas. Una alternativa para variar un poco puede ser el cuscús.

Lee también: Trucos para organizar la despensa

6. Pasta

De cuántos apuros te habrán sacado los macarrones, espaguetis y demás pastas. Un poco de agua, sal y tomate y el primer plato está listo en pocos minutos. Lo mejor es que son baratas y que combinan bien con cualquier otro ingrediente que quieras añadir.

7. Legumbres

La dieta mediterránea no se entiende sin las legumbres. Como tardan mucho en caducar, siempre puedes tener en tu despensa un par de kilos de lentejas, garbanzos o alubias. Incluso sirven para preparar platos veganos y vegetarianos. Aportan fibra y proteínas de origen vegetal.

Combinadas con cereales, tienen un alto valor nutricional. Con un estofado de lentejas con arroz y un huevo cocido solucionas una comida. Sencillo, económico y nutritivo.

8. Tomate

Antes hablábamos de lo socorrida que es una pasta con tomate. Por tanto, este es otro ingrediente que no debe faltar en la despensa. Natural, frito, en conserva… Siempre podrás echar mano del tomate para aportar sabor a tus platos. Este producto contiene licopeno, un reconocido antioxidante.

9. Cebolla y ajo

No hay salsa española que no lleve ajo y cebolla. Además de para cocinar, en la época de verano puedes utilizarlos para mantener alejados a los mosquitos.

10. Miel

Es un edulcorante natural que puedes utilizar como sustituto del azúcar para el café o preparar postres. Sobre todo es imprescindible en invierno para curar irritaciones de garganta o preparar requemados.

11. Lácteos

Los lácteos son fundamentales en una alimentación sana y equilibrada. La leche contiene proteínas, carbohidratos, grasas y vitaminas. Lo mismo podría decirse de los yogures y quesos.

Aparte de para desayunar, con la leche puedes preparar unas natillas, unas croquetas o un batido.

12. Pescados en conserva

No conviene abusar de ellos, pero es innegable su aporte de ácidos grasos omega 3, que son beneficiosos para la salud cardiovascular. Mejillones, bonito, sardinas, pulpo, berberechos, calamares… Mejor en aceite de oliva o de girasol. Puedes utilizarlos como aperitivo, echarlos en ensaladas, rellenar un bocadillo o incluirlos en platos de arroz o pasta.

13. Cereales integrales

Si echas un vistazo a la pirámide nutricional, los cereales se encuentran en la parte baja. Por tanto, son importantes en nuestra alimentación y son un tipo de comida que no debe faltar en la despensa. En dietas pobres en proteína animal, se recomienda combinarlos con legumbres.

14. Especias

Ocupan poco, son baratas, duran mucho tiempo y dan sabor a tus platos. Cuantas más tengas, más podrás experimentar con los sabores. Pero si quieres que se conserven más tiempo, opta por las que no vienen molidas. Las más populares son curry, canela en rama, nuez moscada, pimentón, comino, pimienta, perejil y orégano.

15. Huevos

Revueltos, en tortilla, cocidos, fritos, para preparar una salsa o una masa, para un postre… ¿Cuántos huevos consumes en tu casa? Seguro que no los suficientes. Importante recordar que son muy ricos en proteínas.

Más productos básicos que siempre deberías tener en la despensa: puré de patatas, sopas desecadas, harina de trigo, frutos secos, fruta enlatada en su jugo (o congelada), guisantes, un bote de menestra en conserva y verduras (frescas o en conserva).

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Elegir menaje de cocina puede parecer sencillo, pero en realidad tiene su ciencia. Los materiales y...

El acero inoxidable es imprescindible en cualquier hogar, sobre todo en la cocina. Es elegante,...

Ahora que llega el calorcito, es un buen momento para lavar las mantas y los edredones. Ya no los...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.