¿Cómo saber si es niño o niña?

Mamá  / 

¿Será niño o niña? La cuestión que nos domina una vez que estamos seguras que el bebé está bien y saludable.

No podemos esperar a ese momento en que tendremos el bebé finalmente en nuestras manos y le podremos abrazar. Pero antes hay ¡mucho que preparar! La habitación para el bebé, su ropa, juguetes,… ¡su nombre! Tenemos miles de razones para querer descubrir lo más rápidamente posible si está a punto de llegar un niño o niña a la familia.

Los métodos científicos para descubrir el género del bebé son más eficaces y precisos pero a veces es difícil esperar a que llegue ese día de visita a tu médico.

Aquí entran los métodos tradicionales usados por nuestras abuelas, métodos primitivos y enraizados en nuestro lado más animal social que, aunque muchas veces no tengan explicación lógica, consiguen acertar con la previsión.

Niño o niña: el método científico

Las únicas formas comprobadas científicamente para descubrir el género del bebé son a través de una ecografía, amniocentesis o de una biopsia corial.

Las ecografías son la forma más usual para descubrir si el bebé es niño o niña. Son un examen usual en el embarazo y a partir de las 18 semanas suele ser posible ver y distinguir ya los órganos sexuales del bebé.

Sin embargo, el resultado estará también dependiente de la posición del bebé que puede estar ocultando sus órganos sexuales con las piernas o estar girado de espalda.

La amniocentesis y la biopsia corial son exámenes solamente requeridos cuando hay sospecha de algún problema con el bebé.

En la amniocentesis es extraída y posteriormente analizada una muestra de líquido amniótico del útero. Este examen se hace entre las 15 y las 18 semanas de embarazo. La biopsia corial es un proceso similar pero que puede ser hecho ya entre las semanas 11 y 14 del embarazo.

En ambos exámenes, el género del bebé solo se analiza si la sospecha de un problema está relacionada de alguna forma con su sexo.

Niño o niña: los cuentos de las comadronas

Cuando todo va bien con el embarazo (¡y así lo esperamos!) esto significa que tienes que esperar hasta las 18 semanas para tener la oportunidad de saber si esperas un niño o niña.

No obstante, esto no te impide de probar algunos de los trucos tradicionales de las comadronas para intentar saber el género del bebé. La verdad que ninguno de estos trucos está comprobado científicamente y algunos carecen incluso de lógica así que no te dejes llevar y será mejor que esperes por la ecografía para confirmar el resultado.

Aún así, estos son métodos que no implican cualquier daño o disturbio para el bebé, por eso no hay razón para que no te diviertas un poco y disfrutes de ese estado tan bonito en el que estás creando una nueva vida.

  • Posición de la barriga: si la barriga está baja y hacia adelante podrás estar esperando un niño. Si está alta y distribuida hacia los lados será una niña.
  • Movimiento del anillo: puedes hacer este truco con cualquier anillo pero deberás usar el de tu matrimonio si estás casada. Ata un hilo al anillo, sujétalo sobre tu barriga y, sujetando el hilo, deja que se caiga el anillo y que se mueva libremente. Si se mueve de un lado al otro significa que será un niño. Si el anillo se mueve en círculos será una niña.
  • Salado o dulce: según las comadronas, tus deseos durante el embarazo también pueden indicar si esperas un niño o niña. Si tienes deseos de comidas dulces será una niña, mientras que si son los salados los que te vuelven loca será un niño.
  • Náusea matinal: más que un truco, este es un padrón que puede tener alguna lógica. Si tus náuseas matinales son particularmente horribles, es probable que tu bebé sea una niña. Algunos estudios sugieren que este puede ser un indicador ya que el cuerpo de la mama produce niveles más altos de gonadotrofina coriónica humana para las niñas, lo que empeora los síntomas matinales.
  • Latidos del corazón: Si su pequeño corazón late menos de 140 veces por minuto, será un niño. Si el valor es más alto que 140, será una niña.
  • La suma: para saber si es niño o niña suma tu edad y el número del mes de la concepción. Si el resultado es impar será una niña y si es par será niño.

 

¿Qué te parecen estos métodos? ¿Has probado ya alguno en tus embarazos anteriores y te ha sorprendido su resultado?

El método científico es el más exacto aunque errores también puedan ocurrir. Si ya tienes ganas de pintar la habitación de tu bebé y empezar la lucha feroz con tu compañero por ese nombre de niño o niña que tanto te gusta, te aconsejamos a que esperes por el resultado de la ecografía que te dirá el género del bebé.

Mientras esperas, nada como juntar a tus amigas y familia y jugar a adivinar su género. Quizá te sorprendas con la precisión de estos métodos poco usuales.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Hoy a inglés, mañana a fútbol, pasado a música. Las actividades extraescolares son una asignatura...

El verano va pasando y antes de que nos demos cuenta habrá que ir pensando en la vuelta a la...

Cada año lo mismo. Llegan los días previos al inicio del curso escolar y parece que nunca vamos a...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan