Cómo tener una Navidad ecológica: 10 consejos

Hogar  / 

Reducir, Reutilizar, Reciclar. ¿Quieres hacerle un regalo al medio ambiente? Puedes empezar por celebrar una Navidad ecológica. Regalos, comida, luces… En estas fechas el consumo se dispara, pero siempre puedes aportar tu granito de arena para contribuir a la sostenibilidad. A lo largo de estas líneas te propondremos algunas pautas para tener una Navidad ecológica.

10 consejos para celebrar una navidad ecológica y regalar el medio ambiente

1. Luces de bajo consumo

Comenzaremos con iluminación. ¿Has calculado cuánta luz gastan las luces del árbol de Navidad, las guirnaldas que has puesto en la terraza y todos esos adornos que van enchufados a la corriente? No te decimos que dejes tu casa a oscuras, pero escoge elementos que lleven luces Led. Y acuérdate de apagar la iluminación navideña cuando no estés en casa o te acuestes por las noches.

2. Minimiza el número de desechos

¿Has contado la cantidad de veces que sacas la basura durante las navidades? Muchas bolsas están llenas de papeles de regalo, lazos y bolsas de las tiendas donde has comprado los regalos. Trata de llevar siempre contigo una bolsa reutilizable donde ir metiendo los paquetes y guarda los envoltorios de regalo para otra ocasión. Seguro que en algún momento te harán falta.

Y, por supuesto, trata de reciclar lo máximo posible. Las botellas de cava a una bolsa, el cartón y el papel a otra, la basura orgánica aparte… Tú ya sabes lo que tienes que hacer.

3. Papel de regalo reciclado

Papel de regalo reciclado

Hablando de envoltorios… ¿Sabías que los periódicos y revistas también sirven para hacer bolsitas de regalo? ¿No te convence? Siempre puedes comprar papel reciclado o utilizar cajas que después sirvan para guardar otras cosas.

4. Adornos caseros

También puedes ahorrar dinero y contribuir a una Navidad ecológica creando tus propios adornos de Navidad con material reciclado.

Lee también: Ideas diferentes de decoración para el árbol de Navidad

5. El árbol de Navidad, vivo

Muchas personas tienen la idea equivocada de que los árboles artificiales son más ecológicos porque así se evita la tala de abetos. El problema es que la mayoría de los que se venden por ahí están fabricados de plástico y para crearlos deben pasar por procesos químicos en los que se utilizan fuentes de energía no renovables.

Lo ideal sería comprar un árbol de Navidad vivo que después pudieras volver a plantar en un jardín.

6. Olvídate del musgo para el nacimiento

Seguro que alguna vez has utilizado musgo de verdad para adornar tu nacimiento. Pues bien, debes saber que esta planta ayuda a que los suelos de los bosques se conserven y a que las semillas germinen. Así que arrancarlo no es nada sostenible.

7. Regalos ecológicos

regalos navideños ecológicos

La carta de los Reyes Magos de los más pequeños no va a incluir juguetes ecológicos. Es más, casi toda la lista será de juguetes fabricados en plástico y que funcionan con pilas. Pero está en tu mano llevarlos a tiendas donde vendan juguetes sostenibles y explicarles sus beneficios.

En cuanto a los adultos, si vas a regalar un perfume, procura que esté elaborado a partir de ingredientes naturales. Los mismo con los cosméticos, jabones o aceites esenciales.

¿Y qué tal una bici para que la usen para ir al trabajo cuando esté buen día en vez de sacar el coche?

8. Alimentos de proximidad

Incluso con la comida puedes contribuir a una Navidad ecológica. Cuando vayas a comprar un producto, prioriza los de temporada y los que provengan de un lugar cercano. En la medida de lo posible, evita los alimentos que vengan envasados, sobre todo en plástico. Opta por productos frescos, a granel o que vengan en envases retornables o reutilizables.

A la hora de guardar las sobras, utiliza fiambreras o tarros de cristal, ya que son más ecológicos que el papel de aluminio o el film transparente.

9. No compres donde todo el mundo

Además de todo lo dicho, puedes aprovechar estas navidades para cambiar tus hábitos de consumo. ¿Todo el mundo va al centro comercial? Pues tú puedes comprar en las tiendas de barrio, en los mercados tradicionales, en tiendas de comercio justo o participar en cooperativas de trueque.

10. Las felicitaciones, online

Antes sí tenía sentido enviar postales físicas para felicitar las navidades. Pero hoy en día casi todo el mundo usa Internet, así que cambia las tradicionales felicitaciones en papel por tarjetas de Navidad digitales.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Si hay un textil que siempre se nos olvida lavar son las cortinas. Creemos que no se manchan, pero...

Que una casa resulte más o menos acogedora va mucho más allá de lo grande o pequeña que sea. O de...

Inditex no solo marca las tendencias en ropa y complementos. Desde que existe Zara Home, sus...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.