Náuseas en el embarazo: cuándo empiezan y cómo aliviarlas

Mamá  / 

Las náuseas en el embarazo son uno de los síntomas más frecuentes, sobre todo durante el primer trimestre. Más de la mitad de las mujeres embarazadas las sufren durante unas semanas. Sobre todo, a primera hora de la mañana. En ocasiones vienen asociadas con vómitos, pero esto no siempre ocurre.

¿Cuándo empiezan las náuseas en el embarazo?

¿Estás embarazada y sufres náuseas? Tranquila, que seguro que se te pasan pronto. Es raro que este malestar se dé durante todo el embarazo. Por regla general, las náuseas aparecen a partir de la semana 5 de embarazo. Y en las 18, más o menos, se van de repente, igual que vinieron.

Las estadísticas muestran que el 70% de las náuseas en el embarazo comienzan entre las semanas 4 y 7. Después de la semana 16, solo el 10% de las embarazadas siguen teniéndolas, un porcentaje que baja hasta el 1% cuando se cumple la semana 20.

Causas

¿Por qué se producen las náuseas durante el embarazo? Se desconocen las causas exactas, pero sí que esta sensación se relaciona con una serie de factores. Estos varían en función de las mujeres, pero los más comunes son los siguientes:

  • Tener niveles bajos de azúcar en la sangre.
  • Los cambios hormonales, entre ellos la aparición de la hormona GHC. Cuando la gonadotropina coriónica empieza a disminuir (hacia la semana 13, más o menos), comienzan a desaparecer las náuseas.
  • Un cambio de percepción en los sabores y olores.
  • El estrés.
  • Determinados alimentos.
  • Los embarazos múltiples.
  • Las defensas del sistema inmunitario de la futura mamá.
  • El estreñimiento y los gases.
  • La cinetosis o, lo que es lo mismo, el mareo que algunas personas sufren cuando viajan.

Además, se sabe que algunas mujeres están más predispuestas a sufrir náuseas en el embarazo. Es el caso, por ejemplo, de los embarazos gemelares, de las mujeres que ya han sufrido náuseas o vómitos en un embarazo anterior (o como efecto secundario de las píldoras anticonceptivas), de aquellas que se marean al montar en coche, de las que sufren migrañas o de las que tienen una predisposición genética.

Cómo aliviarlas

Las náuseas son muy molestas y no es fácil evitarlas. En cambio, sí que hay algunos consejos que puedes seguir para aliviarlas. Aquí te listamos algunos:

  • Asegúrate de tomar los complementos vitamínicos prenatales.
  • Aumenta la ingesta de alimentos que contengan zinc (plátanos, cerales integrales, pescado…) y vitamina B6, como pueden ser las legumbres, las semillas o las nueces.
  • Come algo que lleve jengibre, pues su efectividad contra las náuseas en el embarazo está demostrada.
  • Consume alimentos que sean ricos en carbohidratos complejos y proteínas.
  • Los caldos y alimentos blandos también te ayudarán a calmar el malestar estomacal.
  • La menta, ya sea en forma de caramelos o en té, también puede aliviarte.
  • Las bebidas gaseosas frías, tomadas a pequeños sorbos, son efectivas en algunos casos.

Consejos para evitar las náuseas en el embarazo

Del mismo modo que se pueden aliviar, puedes intentar tomar algunas medidas para tratar de mantenerlas a raya. Esto es lo que tienes que hacer:

  • Antes de levantarte, come algo y espera unos minutos antes de salir de la cama.
  • Evita los alimentos muy salados, excesivamente picantes, con mucha grasa y un gran aporte calórico.
  • Mantente alejada de todo aquello que te pueda producir náuseas, ya sea lugares en los que se concentren olores fuertes o en los que se vendan distintos tipos de comida.
  • No hagas movimientos bruscos.
  • Levántate despacio.
  • Mantente hidratada, bebiendo pequeños sorbos de agua frecuentemente. Pero no bebas antes de levantarte, mejor hazlo entre comidas.
  • Come despacio.
  • En vez de comer mucha cantidad en una sola comida, toma pequeñas cantidades a lo largo del día, cada dos horas aproximadamente.
  • Antes de irte a dormir, toma un pequeño refrigerio.
  • No fumes ni entres en contacto con el humo de tabaco.
  • Mantén la casa bien ventilada.
  • Prioriza el consumo de frutas, verduras, pescado fresco, yogur y cereales, pues favorecen la digestión.
  • Evita acostarte después de comer.
  • Trata de no tomar bebidas dulces.
  • Los alimentos calientes desprenden más olor, así que si las comidas te provocan náuseas, prueba a comer platos fríos.
  • Descansa y practica ejercicios de relajación.

Antes de terminar, queremos decir que, generalmente, las náuseas en el embarazo no afectan al bebé. Solo puede ser peligroso si vienen acompañadas de vómitos frecuentes que te hagan perder mucho peso. En ese caso, es fundamental que acudas al médico.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Separarse nunca es fácil, pero menos aún cuando hay hijos de por medio. Ponerse de acuerdo con la...

Las temperaturas comienzan a bajar. Entonces, sacas la ropa de invierno, se la pruebas y a tus...

Antes, cuando un matrimonio se divorciaba, lo más habitual era que uno de los progenitores se...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.