Mujeres emprendedoras: ejemplos de éxito

Dinero y Carrera  / 

Ser mujer en el mundo laboral no es fácil. Entre la tradición que da primacía a los hombres y las responsabilidades familiares que todavía recaen mayoritariamente en género femenino, todo parece estar contra nosotras. Sin embargo, son cada vez más las historias de mujeres emprendedoras que nos inspiran y nos motivan a crecer.

Con una población femenina y con un grado de educación elevado en crecimiento, son cada vez más las mujeres que creen en su potencial y que quieren convertirse en self-made women, en una alusión a los self-made men estadounidenses que partiendo de un medio con pocas posibilidades crearon su propio éxito. Sin embargo, hay todavía un largo camino a recorrer.

7 ejemplos de mujeres emprendedoras

Rosalia Mera, fundadora de Inditex

Rosalia Mera fue una de las mujeres emprendedoras más ricas en el mundo alcanzando el título de más rica en el año de su fallecimiento en 2013.

Esta gallega dejó los estudios con tan solo 11 años para trabajar como costurera. Después de casarse con Amando Ortega en 1966, la pareja empezó a diseñar y costurar su propia ropa desde su casa, apostando en modelos similares a los de grandes marcas a precios mucho más bajos. La popularidad de sus ropas llevó Rosalia y su marido a abrir su primera tienda Zara en 1975. La marca prosperó, resultando en la apertura de varias tiendas hermanas primero en España y luego en Portugal, hasta convertirse en la poderosa marca que es hoy.

Los especialistas atribuyen su éxito al hecho de que diseñaban y producían sus propias ropas, teniendo así más facilidad y rapidez en acompañar las tendencias de la moda mundiales que otras marcas.

J.K. Rowling, fundadora del imperio Harry Potter

J.K. Rowling

J.K. Rowling es hoy un nombre ineludible de la literatura mundial y una de las mujeres emprendedoras más ricas de siempre, pero esta inglesa tuvo que luchar por su lugar.

Esta graduada en francés trabajaba para la Amnistía internacional en Londres cuando tuvo la inspiración para escribir la historia del famoso hechicero mientras esperaba un tren con retraso en 1990. Poco tiempo después, se trasladó a Portugal para trabajar como profesora y fue aquí que conoció a su marido y padre de su hija. Después de un divorcio atribulado y de ser echada de casa, volvió al Reino Unido donde no encontraba trabajo y vivía de los subsidios gubernamentales para criar a su hija. En este período terminó de escribir el primer libro de la saga y luchó para encontrar una editora que estuviera disponible para invertir en su libro.

Fue rechazada por 12 editoras hasta que Bloomsbury, entonces una pequeña editora, aceptó publicar 500 ejemplares, pagándole solamente 1500 libras a J.K. Rowling por ello. Solo la autora y la pequeña hija del jefe editor de la empresa creían en el éxito del libro.

Sara Blakely, fundadora de Spanx

Sara Blakely es hoy millonaria a los 46 años y es un verdadero ejemplo de emprendedorismo. Un día, cuando se preparaba para salir, tuvo la brillante idea de cortar sus medias en la forma de pantalones cortos para que estas arredondeasen sus glúteos bajo unos pantalones blancos. El truco funcionó y se enteró de inmediato que podría estar ahí un negocio exitoso. Con los meros 5000 dólares de ahorros que tenía fruto de la venda puerta a puerta de máquinas de faxes, registró su patente, buscó a alguien que le hiciera un prototipo y empezó a buscar tiendas interesadas en vender su producto. Después de muchos rechazos, logró una cita en Neiman Marcus, una lujosa tienda por departamentos. La cita no iba bien y Sara sintió que perdían el interés en su producto cuando tuvo la brillante idea de invitar las mujeres presentes al baño para que pudieran confirmar su eficacia. Y así empezó su imperio.

Judith Estrella, fundadora de Charter & Dreams

Judith es un ejemplo para todas las mujeres emprendedoras, probando que para tener éxito no hace falta inventar algo nuevo, solo encontrar una necesidad que todavía no ha sido resuelta.

Natural de Barcelona y licenciada en química, se aburría en su trabajo en una empresa farmacéutica y no tardó hasta que esta aficionada del mundo marítimo se enterara que, a pesar de la fama turística de esta ciudad catalana, no existían empresas que ofrecieran un servicio de alquiler de yates de un modo profesional. Vio en esto una oportunidad, dejó su trabajo y, en 2010, fundó Charter & Dreams con dos compañeros. El objetivo de la empresa era convertirse en una mediadora profesional entre los propietarios de los yates, otros transportes marítimos y los clientes interesados.

Hoy, con 31 años, su empresa factura más de 1 millón de euros al año.

Oprah Winfrey, fundadora de OWN

El nombre Oprah Winfrey es hoy sinónimo del monstruo empresarial billonario que esta estadounidense construyó con su sudor y lágrimas. Nacida en una zona rural y campesina del estado de Mississippi, tuvo una infancia y adolescencia difíciles en las que sufrió casos de violación por familiares y amigos de la familia.

No dejó que esto definiera su vida y se fue a vivir con su padre para después ingresar en la universidad. Empezó con pequeños trabajos en radio y televisiones locales y, aunque tuviera fuertes críticas por su color de piel y cambios de peso, logró el éxito en todos sus programas por su lado humano y por la afabilidad que enganchaba al público. El cariño de sus aficionados por todo el país hizo crecer su nombre y en 1985 entró en la película de Steven Spielberg “El color púrpura”, siendo nominada para un Oscar.

En 1986 lanzó The Oprah Winfrey Show, que la catapultó definitivamente a la fama. Creó su propia empresa de producción, Harpo Productions, y compró los derechos de su propio programa a la cadena ABC, empezando a distribuir su Talk Show a otras cadenas televisivas tanto en Estados Unidos como a nivel mundial. Es hoy una billonaria, reconocida por su emprendedorismo como actriz, filántropa, editora y productora.

Zhang Xin, fundadora de SOHO

Zhang Xin está hoy en el top 10 de las mujeres emprendedoras con más éxito a nivel mundial y es un ejemplo de perseverancia y de ojo para el negocio. Nacida en el seno de una familia pobre en China, no dejó que su ambición fuera afectada por las adversidades.

En su adolescencia, trabajó en fábricas en Hong Kong haciendo turnos de 12 horas o más para ahorrar el máximo dinero posible. Cuando alcanzó lo suficiente, compró un billete de avión para Inglaterra, donde con la ayuda de becas y subsidios logró entrar primero en la universidad de Sussex y luego en Cambridge. Empezó a trabajar para Goldman Sachs en Londres donde empezó a construir su carrera. Cuando unos compatriotas le hablaron del mercado inmobiliario en expansión en China, no lo dudó. Regresó a su país donde conoció a su marido y cofundador de SOHO. Juntos empezaron una StartUp inmobiliaria en 2005 que parecía destinada a fallar en los primeros años. La pareja no se rindió y siguió invirtiendo su tiempo y dinero en su empresa, haciendo frente a una tendencia de débito, cuando en 2007 su suerte cambió.

Es una de las mujeres emprendedoras más poderosas del mundo y una de las más ricas.

Principales obstáculos para mujeres emprendedoras

Son muchos los obstáculos que hay que superar si se quiere progresar en la carrera. En el caso de las mujeres emprendedoras, un estudio de la Unión Europea ha identificado algunos problemas típicos de esta sección de la sociedad que no solo dificultan su éxito como también lo pueden impedir totalmente.

Financiamiento

La dificultad más grande es encontrar financiamiento para proyectos, una tarea difícil para todos pero que parece afectar principalmente a las mujeres que buscan ayudan en este campo. Una de las causas principales encontradas para esta situación es la poca confianza y seguridad que estas mujeres presentan cuando exponen sus proyectos. Sin embargo, los números indican que el financiamiento se consigue más fácilmente cuando la persona con poder de decisión es otra mujer. Este indicador puede tener dos interpretaciones. Por un lado, las mujeres emprendedoras exitosas son más sensibles a la lucha de otras mujeres. Por otro, puede indicar que existe todavía algún prejuicio de empresarios masculinos cuando atribuyen financiamiento a proyectos.

Acceso a información, redes empresariales y entrenamiento

Una encuesta a mujeres emprendedoras a nivel mundial reveló que 48% de estas tiene quejas sobre el acceso a información, redes empresariales y entrenamiento. Según ellas, el hecho de que la mayoría de los cuadros superiores de las empresas sean compuestos solamente por hombres dificulta el contacto para crear una red de conexiones importante para el éxito de nuevos proyectos. Asimismo, son muy pocos los que aceptan ser mentores de mujeres a principio de carrera.

Conciliar la familia y la carrera

La mujer sigue siendo la principal responsable por el cuidado familiar en los días de hoy, lo que puede condicionar su carrera y ambiciones. Aunque el número de hombres que apoyan el trabajo familiar haya aumentado, la presión social sigue estando en las mujeres.

Ayudas para mujeres emprendedoras

Para las mujeres emprendedoras que tienen un proyecto y creen en sus potencialidades, es posible encontrar algunas plataformas de ayuda, aunque no tantas cuanto nos gustaría.

En la Unión Europea, la Comisión para el Empleo, Crecimiento e Inversión ha creado un departamento de apoyo a las mujeres emprendedoras. Con plataformas electrónicas de ayuda entre mujeres, premios para los proyectos más promisorios, redes de mentores y embajadores de la promoción de la presencia femenina en el mercado de trabajo, este departamento representa un apoyo importante para todas las mujeres que quieren cumplir su ambición. Puedes consultar los varios servicios disponibles en su página web. Lamentablemente el contenido de la página sigue sin traducción al español.

La Cámara de Comercio de España tiene también un proyecto de apoyo a mujeres emprendedoras, el PAEM (Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres), donde te podrás informar sobre opciones de financiamiento, formaciones y recibir apoyo y asesoramiento en la apertura de nuevos negocios.

Algunos organismos oficiales de los Ayuntamientos tienen también reservado parte de su presupuesto al apoyo a mujeres emprendedoras, por lo que debes consultar con el Ayuntamiento de tu área de residencia para saber si es su caso.

A nivel internacional, She Leads Media, Women in Technology Summit y WIN Conference organizan eventos por todo el mundo para promover la creación de una red de contactos a través de la cual se pueda compartir conocimiento entre mujeres emprendedoras. Women in Techonology Summit en particular está en crecimiento y ha logrado el apoyo de grandes empresas internacionales que están presentes en sus conferencias y disponibles para escuchar las propuestas de estas mujeres emprendedoras. Es también una de las grandes patrocinadoras de eventos directamente relacionados con StartUps como el caso de WebSummit.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

En un momento en el que la tecnología marca nuestras vidas, cobran especial relevancia los métodos...

Marcarnos objetivos profesionales es clave para no quedarnos estancados. Está demostrado que los...

Arrancamos la última hoja del calendario y nos damos cuenta de que los objetivos de Año Nuevo que...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan