Cómo aplicar el método Montessori en casa

Mamá  / 

Ya en el siglo XIX María Montessori creía en un sistema de educación basado en el derecho de los niños, en su capacidad espontánea para aprender y en el beneficio de potenciar su autonomía. Hoy, su método se aplica en muchos centros educativos del mundo e incluso muchos padres ya aplican el método Montessori en casa.

Como ves, este sistema de educación ha traspasado el ámbito académico para llegar hasta nuestros hogares. Aplicarlo no es difícil. Solo tienes que procurar que tus hijos vivan en un ambiente propicio para fomentar su crecimiento, aprendizaje, independencia e imaginación. Ahí entran en juego desde tu forma de tratarlos hasta la decoración de su habitación.

Claves para aplicar el método Montessori en casa

¿Estás pensando en empezar a aplicar el método Montessori en casa? Te damos algunas ideas.

Cuida tus palabras… Y tus actos

Los niños imitan lo que ven y escuchan. Por eso es importante que sigas estas pautas:

  • No critiques siempre a tus hijos, porque si no lo que conseguirás es que siempre juzguen a los demás.
  • Cuando el niño haga las cosas bien, elógialo. De esta forma, se sentirá valorado y valorará lo que hagan otras personas.
  • Los castigos y los premios, que sean justos. Así él también lo será cuando crezca.
  • Si no quieres que le pegue a otros niños, no seas hostil con él.
  • No lo dejes en ridículo en público. De lo contrario, estarás minando su autoestima.
  • Si el niño se siente seguro, confiará en los demás.
  • Cuando te haga una pregunta, escucha y responde.
  • Escucha lo que tenga que decirse sobre sus emociones.
  • No le des todas las soluciones a sus problemas. Primero, deja que él mismo trate de encontrar una salida.
  • Déjalo que participe de forma activa en casa. Si es muy pequeño para poner los platos en la mesa, puede llevar las servilletas.

Dale un poco de espacio

Es normal que quieras tener al niño controlado para que no le pase nada. Vigila, pero dale un poco de margen para que pueda explorar el entorno. Del mismo modo, dale autonomía para que aprenda, poco a poco, a realizar tareas como lavarse los dientes o comer él solito.

Los cuentos, con personaje reales

Si tu hijo te pide que le cuentes un cuento y te lo inventas, ¿hablas de personajes reales o de seres fantásticos? Cuando son pequeños no diferencian la ficción de la realidad, por lo que no es conveniente que les hables de niños que pueden volar o de animales que hablan.

Crea un ambiente estimulante

Al aplicar método Montessori en casa hay que tener en cuenta su aplicación en varios ámbitos del hogar. Por ejemplo, una habitación infantil Montessori debe ser serena, ordenada, con una estética sencilla y pensada para estimular el desarrollo de los niños. Es por eso que ya se venden muebles adaptados a este método educativo. Las camas Montessori, por ejemplo, son más bajas que las convencionales y tiene el colchón al nivel del suelo.

También es mejor apostar por materiales naturales y se recomienda colocar un espejo a la altura del niño, además de láminas o ilustraciones que les inspiren. No te olvides tampoco de colocar las estanterías de libros y juguetes a su altura para que él mismo pueda coger lo que necesite sin pedirte ayuda.

Juguetes Montessori

No hay mejor aprendizaje que el que se logra jugando. Los niños quieren aprender, pero también divertirse. En el mercado puedes encontrar diferentes tipos de juguetes Montessori diseñados para fomentar su creatividad, coordinación, concentración y adquirir diversas habilidades. Tienes desde cajas con cerraduras hasta juguetes de madera o réplicas de animales y objetos cotidianos.

Recuerda también que los niños aprenden a través de los sentidos, viendo y tocando diferentes objetos del día a día.

Cursos online

¿Realmente quieres aplicar el método Montessori en casa pero no sabes por dónde empezar? En Internet puedes encontrar varios cursos online. El mini curso de Montessori en Casa, por ejemplo, es gratis. Son 12 lecciones con las que aprenderás a acompañar a tus hijos en su desarrollo para que puedan llegar a alcanzar su máximo potencial. Al mismo tiempo, tendrás una visión global de lo que es Montessori y cómo encaja en el entorno familiar. También aprenderás a identificar los obstáculos que entorpecen el desarrollo y el aprendizaje de tus hijos.

En el siguiente vídeo puedes ver algunas ideas para adaptar tu casa a la filosofía Montessori.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Separarse nunca es fácil, pero menos aún cuando hay hijos de por medio. Ponerse de acuerdo con la...

Las temperaturas comienzan a bajar. Entonces, sacas la ropa de invierno, se la pruebas y a tus...

Antes, cuando un matrimonio se divorciaba, lo más habitual era que uno de los progenitores se...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.