Menú de la dieta Paleolítica: ejemplo semanal

Dietas, Salud  / 

El menú de la dieta Paleolítica se basa en la alimentación de nuestros antepasados, cuando todavía no se sufría de enfermedades tan recurrentes hoy relacionadas con el corazón, la diabetes, la obesidad, entre otras. Según esta dieta, un regreso al pasado en nuestra alimentación es todo lo que necesitas para evitar grasas y otros componentes dañinos para el organismo y así tener un cuerpo más sano y una figura más esbelta, adelgazando progresivamente.

Si quieres probar esta dieta pero no sabes por dónde empezar, te presentamos ahora un menú de la dieta Paleolítica para que te sea más fácil entender el tipo de combinaciones de alimentos que puedes hacer. Este es un menú meramente ejemplificativo, por lo que puedes cambiar los platos entre los diferentes días, así como los ingredientes utilizados, siempre que utilices solo aquellos permitidos en esta dieta.

Alimentos de la dieta Paleo

Como te hemos dicho, el menú de la dieta Paleolítica que a continuación te presentamos es un mero ejemplo. Esta dieta solo es restrictiva en cuanto a los alimentos permitidos y prohibidos, no define un menú específico que tengas que seguir y tampoco indica cuándo debes comer un determinado alimento.

Así, lo único que debes tener en cuenta a la hora de elaborar tu propio menú de la dieta Paleolítica son los alimentos que vas a utilizar. Según esta debes intentar comer lo más aproximado posible a la forma como comían nuestros antepasados, removiendo así de la alimentación todos aquellos productos que han sufrido algún tipo de cambio desde su estado original, incluyendo las legumbres, ya que la mayoría ha sufrido cambios genéticos al largo de los siglos.

Alimentos de la dieta Paleo

Alimentos permitidos

  • carne de animales creados en pasto
  • pescado y marisco
  • frutas y vegetales
  • frutos secos y semillas
  • aceites saludables como el aceite de oliva y de coco
  • especias
  • hierbas aromáticas.

Alimentos prohibidos

  • alimentos procesados
  • azúcar refinado
  • sal
  • cereales
  • lácteos
  • legumbres
  • aceites vegetales refinados
  • margarina
  • edulcorantes artificiales
  • refrigerantes
  • grasas trans.

Ejemplo de un menú de la dieta Paleolítica

Lunes

  • Desayuno: huevos con vegetales salteados en aceite de coco y una pieza de fruta.
  • Comida: ensalada de pollo con un puñado de frutos secos y aceite de oliva.
  • Cena: una hamburguesa de carne de pasto frita en aceite de oliva, acompañada con vegetales y una salsa a gusto.

Martes

  • Desayuno: huevos revueltos con salmón ahumado.
  • Comida: Sobras de la hamburguesa de la noche anterior.
  • Cena: trocitos de carne de vaca asados con zanahorias y champiñones.

Miércoles

  • Desayuno: sobras de la cena de la noche anterior.
  • Comida: Bocadillo de pollo y vegetales frescos. Sustituye el pan tradicional del bocadillo por hojas de lechuga.
  • Cena: salmón frito en aceite de oliva con vegetales.

Jueves

  • Desayuno: huevos a gusto y una pieza de fruta.
  • Comida: albóndigas al estilo griego con una ensalada de vegetales de hoja ancha, un puñado de almendras y salsa vinagreta.
  • Cena: gambas al ajillo con vegetales y aceite de oliva.

Viernes

  • Desayuno: smoothie de bayas y coco y rollitos de jamón de pavo con pimienta roja.
  • Comida: ensalada de pollo con espinacas y aguacate.
  • Cena: bistec con vegetales y patatas dulces.

Sábado

  • Desayuno: tocino frito con aceite de oliva, champiñones y cebolla.
  • Comida: Sobras de la noche anterior. Puedes agregar más vegetales frescos a tu plato.
  • Cena: albóndigas al estilo italiano con fideos de calabacín.

Domingo

  • Desayuno: ensalada de espinacas con huevo cocido y aguacate.
  • Comida: mejillones al vapor en caldo de limón y coco.
  • Cena: salmón a la plancha con hinojo y ensalada de naranjas con aceitunas negras.

Nota sobre el menú de la dieta Paleolítica

La restricción en cuanto a los alimentos que puedes usar en un menú de la dieta Paleolítica vuelve difícil encontrar diferentes combinaciones para cada comida y cada día. Esta dieta tiene en cuenta este problema y sus menús se destacan de los demás por aceptar el uso de sobras de las cenas de los días anteriores, evitando así la necesidad de cocinar siempre a cada comida sin poner en causa la eficacia y propósito de esta dieta.

Es por eso muy útil que definas tus menús antes para que puedas calcular las cantidades de comida a preparar y así disfrutar de sobras al día siguiente si hace falta.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan