Las mejores terrazas de Lisboa para disfrutar del sol

Ocio  / 

La capital portuguesa es una ciudad soleada y con temperaturas amenas, dos de las razones por las cuales sus calles siempre están vivas y pobladas de gente. A los portugueses les encanta disfrutar de este clima, sentados tranquilamente en las varias terrazas de Lisboa, tomándose una caña o relajándose un poco de su vida caótica bebiendo los cafés solos que tanto encantan en Portugal. ¿Quieres comprobarlo?

Si estás de visita a la ciudad y quieres disfrutar de las vistas preciosas y relajarte entre los nativos, estas son las mejores terrazas de Lisboa que tienes que conocer.

Las 5 mejores terrazas de Lisboa

Portas do Sol

terraza Portas do Sol, Lisboa

Con vistas sobre el barrio de Alfama, el río y los tranvías típicos de la ciudad, la terraza Portas do Sol es el balcón de Lisboa. Aquí podrás broncearte bajo el sol o relajarte y descansar en la sombra después de visitar el barrio, acompañada de bebidas refrescantes y comidas típicamente portuguesas.

Su ubicación es simultáneamente una ventaja y una desventaja, ya que suele estar llena de turistas que visitan uno de los barrios más bonitos y típicos de Lisboa. Los palos de selfies y los TukTuk siempre en movimiento ahí cerca no son un atractivo, pero la vista sin duda compensa los agobios.

Espaço Espelho d’Água

Terraza Espaço Espelho d'Água, Lisboa

El Espaço Espelho d’Água es un restaurante de fusión de gastronomía oriental y occidental, en la que podrás encontrar nuevas interpretaciones de platos típicos africanos, asiáticos, brasileños y, claro, portugueses. Es el restaurante perfecto para su ubicación, entre la Torre de Belém y el Monumento a los Descubrimientos, un lugar de simbolismo que marca la partida de los portugueses a descubrir el mundo y las nuevas culturas.

Suya es también una de las mejores de terrazas de Lisboa, con una vista privilegiada sobre el río Tajo de la que puedes disfrutar mientras te relajas y pruebas nuevas comidas. El restaurante está abierto durante todo el día, así que, incluso si no tienes hambre, puedes siempre apreciar la vista de la terraza mientras te tomas una bebida fresca.

El restaurante tiene también una pequeña galería en su interior, con exhibiciones de arte y música de todo el mundo.

Lee también: Las mejores cosas que hacer y ver en Lisboa

Noobai Café

Terraza Noobai Café, Lisboa

Si buscas algo menos turístico y prefieres mezclarte con los nativos y disfrutar de su cultura, no puedes dejar de visitar este café. El Noobai Café no solo tiene una de las mejores terrazas de Lisboa, como también fue la primera en ser construida para combinar las vistas con un ambiente relajado y amigable.

El café está en la cima de un edificio y la terraza está divida en tres pisos. Su ambiente es animado, frecuentemente acompañado de música, pero su gran atractivo es la vista. Si te pasas por la capital portuguesa, no puedes perderte la oportunidad de visitar este café y disfrutar de la puesta de sol lisboeta mientras te tomas una caña.

TOPO Chiado

La cadena de restaurantes TOPO es reconocida por su gastronomía gourmet y cocktails. TOPO Chiado es el segundo restaurante de la cadena y uno de los más exitosos por su ubicación. El bar del restaurante, Terraços do Carmo, ya indica una de las razones para su popularidad. Es que no tiene una sola terraza, tiene varias y todas con una vista preciosa del Ascensor de Santa Justa y del Castillo de São Jorge.

Cuando estés visitando el barrio de Baixa o Chiado, no dejes de subirte a este bar y visitar sus terrazas. Incluso si no te apetecen las tapas o las comidas, tienes siempre cocktails perfectos para mejorar tu estado de ánimo y disfrutar de las vistas lisboetas.

Dirección: Terraços do Carmo | 1200-288 Lisboa

A Brasileira

A Brasileira, Lisboa

A Brasileira no tiene una de las mejores terrazas de Lisboa por sus vistas o por su ubicación. De hecho, su terraza suele ser tan movida y estar tan llena que es difícil relajarse en ella. Sin embargo, lo que hace de esta terraza especial es su historia.

El café tiene siempre un cliente en todos los momentos del día, la estatua del famoso poeta portugués de personalidad múltiple, Fernando Pessoa. El poeta fue un cliente frecuente de este café cuando abrió en 1905, juntamente con otros grandes artistas, intelectuales y escritores de la época.

Puede que el café ya no llegue exclusivamente desde Brasil como en aquellos días, pero A Brasileira mantiene la arquitectura original del inicio del siglo XX, permitiendo imaginar fácilmente como serían los encuentros de los artistas portugueses en esos días.

Dirección: Rua Garrett 120 | 1200-205, Lisboa

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las amigas que son de verdad valen su peso en oro. Es por ello que se las considera verdaderos...

Las fiestas o verbenas son un buen momento para reunirse con los amigos y familiares y disfrutar de...

Jugar con los colegas y echarse unas carcajadas es maravilloso. Son esos momentos que se disfrutan...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan