Las mejores mascarillas caseras para una piel perfecta

Belleza, Piel  / 

Independientemente de si tienes una piel seca, mixta o grasa, el uso de las mascarillas caseras faciales es una de las mejores formas de ofrecerle a la piel los ingredientes que más necesita.

Por eso, para tener la piel en perfectas condiciones estas se han convertido en un paso más en la rutina del cuidado del rostro.

Mascarillas caseras para piel grasa

Mascarilla de pepino y limón

Para obtener la mascarilla necesitas un limón, un pepino y una clara de huevo. En una batidora metes el pepino pelado, el limón exprimido y la clara de huevo. Tienes que batir todos los ingredientes hasta que se forme una pasta homogénea y uniforme.

Esta mascarilla debes de dejarla en el rostro durante 20 minutos.

Mascarilla de aspirina

mascarilla de aspirina

Para realizar esta mascarilla necesitas dos aspirinas y dos cucharadas de miel. En un recipiente machacas dos aspirinas y seguidamente le añades dos cucharadas de miel. Lo mueves de manera uniforme hasta que se forme una masa homogénea y la aplicas por todo el rostro dando suaves masajes.

Este compuesto, además de ser mascarilla, también sirve de exfoliante. Tienes que dejarlo actuar durante 10 minutos y después retirarlo con abundante agua.

Mascarillas caseras para piel mixta

Mascarilla de arcilla verde, arcilla blanca y aceite de jojoba

Necesitarás mezclar dos cucharadas de arcilla blanca, con dos cucharadas de arcilla verde y 100 mililitros de agua. Se remueve todo hasta que se forma una pasta y, por último, le añades 3 gotas de aceite de jojoba.

Deberás dejarla actuar durante 15 minutos y retirar con abundante agua tibia.

mascarilla casera de arcilla verde

Mascarilla de papaya

Una cucharada de pulpa de papaya, una cucharada de yogur y una cuchara pequeña de copos de avena son los 3 ingredientes fundamentales.

En un recipiente lo mezclas todo hasta que se forme una masa homogénea y acto seguido la aplicas en la cara durante 15 minutos.

Mascarillas caseras para piel seca

Mascarilla de romero y huevo

Para poder fabricar la mascarilla necesitas una cucharada de miel, una yema de huevo y hojas de romero.

Las hojas de romero tendrás que machacarlas hasta que queden lo más pulverizadas posible. En ese momento, le añades la yema batida y la cucharada de miel hasta que se forme una especie de crema homogénea y la puedas aplicar en el rostro.

Debes de dejarla actuar durante 20 minutos.

Lee también: Mascarillas para la cara en función de cada tipo de piel

Mascarilla de plátano

Mascarilla de plátano

Esta receta es muy fácil de hacer. Necesitas únicamente un plátano maduro. Tienes que machacarlo creando una pasta que aplicarás por el rostro y la dejas durante 15 minutos.

Mascarilla de fresas y miel

Tritura 3 o 4 fresas y mézclalas con dos cucharadas de miel. Debes de extender de manera uniforme la mascarilla por la cara y dejarla actuar durante 20 minutos.

Con esta mascarilla las pieles resecas estarán mucho más hidratadas.

Mascarilla para todo tipo de pieles de perejil y romero

Para comenzar debes de triturar un manojo de perejil, posteriormente añadirle 2 cucharas de extracto de romero y moverlo durante unos minutos.

La diferencia de esta mascarilla sobre el resto radica en que la mezcla no la aplicas directamente sobre el rostro. Sino que el compuesto tienes que aplicarlo en una gasa y cubrir con dicha gasa la cara durante 25 minutos.

Mascarillas caseras antiarrugas

Mascarilla de huevo y miel

Mezcla dos cucharadas de miel, una clara de huevo batida y una cucharada de zumo de limón.

Una vez tengas la mezcla la aplicas en el rostro y la dejas actuar durante 20 minutos. Notarás como la piel se estira.

Mascarilla antiarrugas de aguacate

mascarilla de aguacate

El aguacate es un alimento rico en vitaminas A y E que sirven para estimular el colágeno y ayudar a suavizar las arrugas, las patas de gallo y cualquier otro síntoma de envejecimiento de la piel.

Para obtener la mascarilla necesitas medio aguacate, cortar la pulpa del aguacate en trozos, triturarla y mezclarla con solución salina.

La crema homogénea que se obtiene se aplica en el rostro y se deja durante 20 minutos.

Mascarilla exfoliante casera de miel y azúcar

Muchas veces, por falta de tiempo, no somos capaces de aplicarnos un exfoliante para acto seguido pasar a utilizar una mascarilla.

Por eso, con esta receta conseguiremos de una sola vez aplicarnos una mascarilla que también nos ayude a exfoliar el rostro.

Para hacer esta mascarilla solo se necesita mezclar en un cuenco una cucharada grande de miel, una cucharada pequeña de jugo de limón y otra cucharada pequeña de azúcar.

Una vez mueves todos los ingredientes la aplicas directamente sobre el rostro dando suaves masajes circulares y la dejas actuar durante 15 minutos.

Mascarilla antienvejecimiento de mora

Tres moras y una capsula efervescente de vitamina C con Zinc es todo lo que necesitas.

Tienes que disolver la pastilla en un poco de agua y luego mezclarlo con las moras licuadas. Se mezcla todo y ya está lista para ser aplicada en el rostro y dejarla durante 10 minutos.

Consejos para aplicar mascarillas caseras

Consejos para aplicar mascarillas caseras

A la hora de aplicar la mascarilla facial, independientemente de que sea casera o no, debemos de tener en cuenta los siguientes pasos y recomendaciones.

1. Antes de aplicar la mascarilla es importante que la piel esté limpia.

2. Si deseas que la mascarilla penetre mejor en la piel y proporcione mayores beneficios es bueno que antes de aplicar la mascarilla hayas utilizado un exfoliante.

3. A la hora de aplicar la mascarilla lo más recomendable es que lo hagas con una brocha suave, en lugar de con los dedos.

4. El producto debes de distribuirlo de abajo hacia arriba a lo largo de todo el rostro. Tampoco debes de olvidar ni el cuello ni el escote.

5. Después de haberla dejado actuando el tiempo recomendado, el cual varía dependiendo de la mascarilla y los ingredientes que contenga, debes de retirar los restos del producto con abundante agua.

6. Por último, Sea cual sea el tipo de mascarilla que vayas a aplicarte en el rostro, es muy importante que la retires con agua fría para de ese modo activar la circulación sanguínea. ¡La piel quedará limpia y suave!

Además de seguir todos estos pasos, también, es fundamental saber que la mascarilla facial casera debe de fabricarse en el mismo momento en que se vaya a utilizar, para que así los alimentos estén más frescos y los resultados sean óptimos.

Estas mascarillas caseras son una solución eficaz y económica para que la piel esté en buenas condiciones. Sólo falta que comiences a mezclar los ingredientes y te apliques la mascarilla. ¡La piel lo agradecerá!

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El blush, también conocido como colorete o rubor, es uno de los básicos de maquillaje que no puede...

Hace tiempo que hacerse un piercing ya no está mal visto, tanto em hombres como en mujeres. No...

Los meses de otoño son los que concentran la mayor cantidad de operaciones de cirugía estética a...

Sobre el autor

Apasionada de la moda, la belleza y el deporte. Me gusta leer y viajar, pero sobretodo pasar el verano en la playa. Habla con nosotras en m.me/ellashablan