4 trucos para limpiar prendas de cuero sin estropearlas

Cuidado de la ropa, Hogar  / 

Si ya sigues nuestro contenido sobre el cuidado de la ropa, es posible que ya hayas visto un artículo en el que explicamos cómo cuidar la ropa de invierno. En esa entrada, hacemos una breve referencia sobre cómo limpiar prendas de cuero. Hoy vamos a entrar de lleno en el tema, pues la ropa fabricada en este tejido sigue estando de plena tendencia. ¡Solo tienes que ver los catálogos de moda!

A priori, la piel no parece requerir muchos cuidados, más allá de hidratarla de forma periódica, de impermeabilizarla para sellar los poros y de tratar que no se moje en exceso. Pero, ¿qué ocurre cuando te cae una mancha? Como la lavadora no es una opción, vamos a ver los cuáles son los remedios más efectivos.

4 formas de limpiar prendas de cuero

1. Humedece ligeramente con agua jabonosa

El agua jabonosa es el limpiador más popular, pero no puedes pasarte con la cantidad de jabón para que el cuero no se estropee ni se destiña el color. Echa unas gotas de champú o detergente suave líquido en un recipiente con abundante agua y remueve hasta que haya quedado bien disuelto.

Después, humedece una esponja y escurre para quitar todo el exceso de agua. Con movimientos suaves y largos, repasa las prendas de cuero que quieras limpiar. Cuando veas una mancha, insiste un poco más, pero sin frotar con mucha fuerza.

Para eliminar los restos de jabón, pasa un trapo suave ligeramente humedecido con agua. Por último, seca con una toalla (dando toques, no frotando) y tiende a la sombra hasta que acabe de secarse. Si se trata de una cazadora, cuélgala en una percha para que no se deforme.

2. Utiliza un limpiador de cuero

Si el método anterior no te ha convencido, siempre puedes comprar un limpiador específico para las prendas de cuero. Además de limpiar la suciedad, eliminan las manchas y contienen aceites especiales para suavizar e hidratar este tejido.

Aplica primero una cantidad pequeña sobre las zonas más sucias. Vete echando de poco en poco, ayudándote con una esponja o un trapo suave. Hazlo con movimientos circulares, de dentro hacia afuera, como si estuvieras dando un masaje. Debes insistir hasta que la piel haya absorbido todo el producto.

Si ves que quedan restos, puedes quitarlos con una toalla seca. No es necesario aclarar.

3. Limpiar las prendas de cuero con maicena

Un remedio casero que puedes emplear cuando te caiga una mancha de aceite sobre el cuero es aplicar harina de maicena sobre la zona manchada y dejar actuar durante toda la noche. Por la mañana, retira el producto con un cepillo que tenga cerdas suaves.

4. Crema de manos para limpiar el hidratar

El cuero no deja de ser piel, por lo que siempre puedes hidratarlo con crema. La de las manos sirve tanto para eliminar la suciedad como para nutrir este material. Deja que se absorba bien antes de usar la prenda.

No obstante, antes de limpiar prendas de cuero es recomendable que leas la etiqueta para ver las instrucciones indicadas por el fabricante.

Lee también: Ideas para llevar chaqueta de cuero

Errores a evitar al limpiar prendas de cuero

Ahora que sabes cómo limpiar prendas de cuero, te diremos qué es lo que no tienes que hacer nunca.

Recuerda:

1. No apliques calor directamente, por lo que no debes usar secadoras ni secadores para el pelo.

2. No dobles las prendas de cuero, cuélgalas de una percha o mantenlas estiradas.

3. Plancha siempre con temperaturas bajas y utilizando una toalla bajo la plancha.

4. No dejes las manchas durante horas. Debes limpiarlas de inmediato si no quieres que se conviertan en permanentes.

5. Evita la aplicación de aceites naturales, pues es posible que provoquen grietas en el tejido.

6. No frotes el cuero para no desgastar ni decolorar la prenda.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿A quién no se le ha caído alguna vez la copa de vino sobre el mantel, la alfombra o la ropa?...

Las Converse son las más populares, pero en realidad el calzado de lona siempre ha estado ahí....

La ropa de invierno está fabricada en tejidos que requieren cuidados especiales. Lana, cashmere,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.