Cómo limpiar el lavavajillas: trucos y cuidados necesarios

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

El lavavajillas es uno de los electrodomésticos que se ha vuelto prácticamente imprescindible en nuestras vidas. Aún así, no le prestamos la atención que se merece. Limpiar el lavavajillas y utilizarlo de forma eficaz es fundamental para que se mantenga en perfecto estado.

4 formas de limpiar el lavavajillas

¿Nunca limpias el lavavajillas? Pues debes saber que se recomienda realizar una limpieza automática periódica, sin vajilla y sin jabón. Si lo utilizas a diario, esta limpieza deberías hacerla cada dos meses.

Recuerda, además, que la limpieza del lavavajillas incluye los filtros, las bisagras, las juntas de goma y la parte interior de la puerta. Con estos trucos que te damos a continuación es muy sencillo limpiar el lavavajillas.

1. Limpiamáquinas comerciales

En el supermercado se venden limpiamáquinas comerciales que llegan hasta los conductos internos. Son algo caros, pero muy sencillos de utilizar. Las instrucciones indican los pasos a seguir, pero generalmente lo que hay que hacer es quitar el precinto, colocarlo boca abajo en la cesta inferior y programar un ciclo largo de lavado, sin nada dentro.

2. Vinagre para el filtro

De vez en cuando hay que quitar el filtro y limpiarlo. Para hacerlo, el mejor producto es el vinagre de limpieza. También te sirve para limpiar a zona de la puerta y la goma, zonas donde se queda acumulada mucha suciedad.

Otra cosa que puedes hacer es realizar un ciclo de lavado con vinagre. Para ello, solo tienes que encender el lavavajillas y seleccionar el programa que tenga la temperatura más alta. Tras un cuarto de hora, ábrelo y añade un vaso de vinagre. Reinicia y espera a que haga el ciclo completo.

3. Bicarbonato para eliminar restos de suciedad

Tras el ciclo de lavado con vinagre, aún pueden quedar algunos restos de suciedad. Lo que puedes hacer es echar un poco de bicarbonato en su interior y programar un ciclo corto, pero a una temperatura elevada.

4. Lejía para el moho

Siempre y cuando tu lavavajillas no sea de acero inoxidable, también puedes utilizar un poco de lejía. Este producto es muy efectivo para eliminar el moho que se haya ido formando.

Relacionado: Consejos para limpiar la cocina y mantenerla perfecta

¿Qué cuidados necesita el lavavajillas?

¿Qué cuidados necesita el lavavajillas?

Ahora que ya sabes cómo limpiar el lavavajillas tienes que tomar una serie de precauciones para que se ensucie menos y alargar su vida útil. No hay que hacer nada extraordinario, solamente ser un poco precavida.

  • Antes de meter los platos y utensilios debes eliminar los restos de comida. Así evitarás que el filtro se atasque. Dependiendo del tipo de lavavajillas que tengas, puede que no necesites ni aclarar los platos. Los más modernos tienen un sensor de suciedad y si detectan que la vajilla está limpia, pueden perder eficacia.
  • Coloca cada cosa en su sitio. ¿Cómo? Las ollas, platos y utensilios más sucios deberían ir en la cesta inferior en posición vertical. Los vasos, tazas, objetos de plástico y las pequeñas piezas, ubícalos en la cesta superior. Los cubiertos van en el cestillo, que está específicamente diseñado para ellos.
  • No llenes el lavavajillas en exceso.
  • Antes de cerrar la puerta, gira las aspas y comprueba que no chocan con nada.
  • Adapta el programa y la temperatura en función del tipo de carga que vayas a lavar. No es lo mismo lavar solamente vasos que introducir sartenes y ollas.
  • Tras un tiempo sin utilizar este electrodoméstico, realiza un prelavado antes de meter la vajilla. Así te asegurarás de que no ha acumulado suciedad durante ese tiempo.

Consejos de limpieza

  • Utiliza siempre detergentes, antical y abrillantadores específicos para lavavajillas.
  • No utilices vinagre como sustituto del abrillantador, pues el ácido puede dañar el aparato.
  • ¿Has oído que el limón va bien para limpiar el lavavajillas? Mejor utiliza los productos que te hemos indicado antes.
  • Limpia el filtro una vez cada dos meses. Cuando notes un olor desagradable, prueba a vaciar esta pieza y a limpiarla.
  • También debes limpiar las aspas. Hay modelos en los que estas se pueden desmontar, lo que facilita su limpieza. Si las de tu aparato están fijas, solo tienes que pulverizar desengrasante en el agujero central. Deja que el producto actúe unos minutos y aclara.
  • De vez en cuando, pasa una bayeta con agua y detergente para los platos por la goma y el marco de la puerta.
  • Deja la puerta del lavavajillas entreabierta para que no se concentre la humedad y no se forme moho en el interior del lavavajillas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

La usamos todos los días, pero no la cuidamos como deberíamos. ¿Te extraña que tu vitrocerámica...

Seguro que tienes en tu armario alguna prenda que antes era negra y que ahora parece más bien...

Aparte de ahorrar dinero en vestuario, también puedes conseguir que la ropa dure más. Solo tienes...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.