Cómo limpiar la plancha para que te quede perfecta

Hogar  / 

Sacas la plancha, le echas agua, la enchufas, te pones a planchar tu camisa preferida y compruebas con horror que la plancha se te queda pegada porque está sucia o quemada. ¿Te suena? Para que no vuelvas a arruinar tu colada lo que debes hacer es tratar de mantener la plancha en buen estado. Más adelante te daremos algunos trucos para conseguirlo, pero de momento vamos a centrarnos en limpiar la plancha que ya se ha ensuciado.

6 trucos para limpiar la plancha y dejarla como nueva

Puedes comprar productos específicos, pero hay soluciones caseras que puedes aplicar y que apenas te costarán dinero. A continuación, te listaremos los trucos que ofrecen mejores resultados.

1. Bicarbonato de sodio para manchas difíciles

Tienes que hacer una pasta mezclando una cucharada de agua (mejor si es destilada) y dos de bicarbonato de sodio. Extiende sobre la base de la plancha y deja que haga efecto unos minutos. Elimina la pasta con un trapo limpio humedecido. Si te han quedado resto en los agujeros, utiliza un bastoncillo para limpiarlos.

Posteriormente, llena el depósito con tres partes de agua destilada y una de vinagre blanco de limpieza. Enciende la plancha, ponla a temperatura alta con vapor y plancha sobre un trapo hasta que deje de salir suciedad. Pulsa varias veces el botón del vapor para liberar la mugre atrapada en los agujeros. Vacía la plancha, espera a que se enfríe y guárdala. Ya está lista para el siguiente uso.

2. Vinagre y sal para quemaduras

La sal y el vinagre son otros dos productos que seguro que tienes en casa. Lo único que tienes que hacer es echar en un cazo dos partes de vinagre de limpieza con una de sal. Calienta la mezcla hasta que la sal se haya disuelto, pero sin que el vinagre llegue a hervir. Retira del fuego.

Cuando la mezcla se haya enfriado un poco, sumerge un trapo limpio y frota la base de la plancha. Retira todo el residuo que haya quedado de la mezcla. Repite el mismo proceso de planchado que en el caso anterior. Este truco para limpiar la plancha es especialmente útil cuando la suciedad es por una prenda que se ha quemado.

3. Pasta de dientes para pequeñas manchas

Si la plancha no está muy sucia puedes probar a limpiarla con pasta de dientes. En frío, aplica la pasta sobre la zona manchada y frota con un trapo limpio. Enciende la plancha y plancha el paño con vapor durante unos minutos para deshacerte de los residuos.

4. Papel de periódico para manchas pegajosas

¿Notas la base de la plancha como si estuviera pegajosa? Planchar papel de periódico rociado con sal debería ser suficiente para limpiarla. Frota durante varios minutos para que la suciedad se desincruste. En este caso, pon la temperatura al máximo, pero no uses el vapor.

5. Detergente para planchas antiadherentes

Otra opción es limpiar la base de la plancha con una mezcla de agua caliente y detergente para la ropa. Frota con un trapo limpio. Elige esta opción solo si tu plancha es antiadherente.

6. Frota la cera de una vela

También puedes probar a encender una vela y pasarla sobre la base de la plancha cuando esta esté caliente pero desenchufada. Retira el exceso de cera con un trapo limpio.

Consejos para el mantenimiento de la plancha en buenas condiciones

consejos para el mantenimiento de la plancha

Ahora que ya sabes cómo limpiar la plancha para que vuelva a lucir como nueva, es el momento de que pongas en práctica algunos consejos para mantener la plancha siempre en buen estado.

Usa agua destilada

Uno de los mayores enemigos de las planchas es la cal. Para que esta no se acumule, lo mejor es que utilices agua destilada. Si no quieres gastar dinero, también puedes llenar una botella con agua del grifo y dejarla reposar varias horas. Reserva esa botella exclusivamente para la plancha y así siempre tendrás agua a mano.

Vacía el agua

Para empezar, debes vaciar siempre el agua para que la cal no se acumule y esperar a que esté fría para guardarla. A ser posible, colócala siempre en posición vertical.

Adecúa la temperatura a la prenda

Regular bien la temperatura de la plancha también es fundamental para el mantenimiento de este aparato. Las prendas suelen traer una etiqueta con la composición y, en algunos casos con la temperatura de planchado. Haz caso a las indicaciones del fabricante.

Limpia la plancha cuando acabes

Tras finalizar el planchado, debes pasar un trapo húmedo por la base de la plancha. Así la mantendrás siempre limpia.

Limpia el depósito periódicamente

Del mismo modo, el depósito siempre tiene que estar limpio. Periódicamente tienes que acordarte de llenarlo con una parte de agua destilada y otra de vinagre de limpieza. Enciende la plancha a máxima potencia y plancha un trapo limpio y grueso durante varios minutos, apretando de vez en cuando el botón del vapor.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Monsieur Cuisine es, en pocas palabras, la Thermomix de Lidl. Este robot de cocina de Silvercrest,...

Quitar manchas de sangre puede ser algo laborioso, pero no es imposible. Solo tienes que saber cómo...

La familia, los amigos y la comida nos hacen disfrutar lo mejor de la vida y nos hacen olvidar...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.