¿Cómo limpiar biberones de forma sencilla pero eficaz?

Mamá  / 

La higiene de los artículos para bebés es fundamental, y más aún cuando se trata de algo que va a meterse en la boca. En este artículo explicaremos cómo limpiar biberones de una forma correcta. Solo así tendrás la garantía de que no quedan gérmenes ni en el recipiente para la leche ni en la tetina que puedan causarle problemas gástricos al recién nacido.

5 consejos para limpiar el biberón

Existen varias formas para limpiar biberones, ya sea a mano o en el lavavajillas (con un programa a alta temperatura). Pero el procedimiento no es solo echar agua, jabón y aclarar. Es necesario tomar algunas precauciones.

1. Desinfectar las manos

Antes de manipular el biberón debemos asegurarnos de que tenemos las manos limpias y desinfectadas.

2. Lavar nada más terminar

Es importante lavar el biberón en cuanto el bebé se toma la leche. De esta forma, evitarás que en los restos que quedan de leche proliferen bacterias. Además, la leche no llegará a secarse, algo que resulta más difícil de limpiar. Si sobra leche, debes desecharla.

3. Agua caliente y jabón

Si optas por limpiar biberones a mano, debes hacerlo a conciencia, con agua caliente y jabón. ¿Vas a meterlo en el lavavajillas? Colócalo en la cesta superior y programa la temperatura más alta que puedas. En caso de que el recipiente se dé la vuelta y se llene de agua, cuando lo saques debes lavarlo de nuevo a mano.

4. Llega a todos los rincones

Para que no te quede ningún rincón sin lavar, lo mejor es que utilices un cepillo específico para limpiar biberones. No te olvides de limpiar también la tapa, la tetina por dentro y por fuera, los bordes interiores y la rosca.

5. Secar al aire

Una vez limpio, hay que dejar que el biberón se seque, pero sin utilizar ningún trapo para retirar el agua que queda dentro. Lo mejor es colocar todas las piezas por separado, boca abajo, sobre papel de cocina, y esperar a que se hayan secado.

Nunca hay que montar el biberón sin que alguno de sus accesorios esté bien seco, pues podrían formarse bacterias.

Lee también: Qué factores se deben tener en cuenta al elegir la leche para bebés

¿Cómo esterilizar biberones de forma práctica?

Con los recién nacidos no es suficiente con lavar el biberón. También hay que esterilizar las tetinas y el recipiente de la leche antes del primer uso. Y continuar haciéndolo después de cada toma al menos durante los tres primeros meses. Los pediatras recuerdan que no desinfectar correctamente sus objetos puede provocarles una infección intestinal porque sus defensas inmunitarias no están todavía desarrolladas.

Después de los 4 meses, es suficiente con esterilizar cada 15 días para prevenir que se creen gérmenes en los restos de la leche. A partir de los 6 meses, solo es necesario hacerlo de forma periódica.

El proceso de esterilización debe empezar con lavarnos bien las manos con agua y jabón. Las tetinas y biberones también deben limpiarse nada más acabar la toma. Una vez aclarados, llega el momento de la esterilización. Esta puede ser de varias formas:

  1. Mediante ebullición: el biberón se hierve en agua durante un cuarto de hora, más o menos. Transcurrido ese tiempo, lo escurres y lo dejas tapado hasta el siguiente uso.
  2. Con vapor: es el método empleado por la mayoría de los esterilizadores eléctricos.
  3. En frío: en el mercado se venden pastillas que se disuelven en agua. Lo mejor es seguir las instrucciones indicadas por el fabricante.
  4. Esterilizadores para el microondas: básicamente, consisten en un recipiente que se llena de agua y se mete en este electrodoméstico. Son más baratos que los eléctricos.
  5. Esterilización de biberones con Thermomix: Si tienes este robot de cocina, debes saber que cuenta con un recipiente que puedes colocar en la parte superior para cocinar al vapor. Cuando lo uses para desinfectar biberones, tetinas y chupetes, debes echar agua en el vaso, seleccionar el modo Varoma a velocidad 2 y programar a 100 ºC durante 20 minutos.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Aprender jugando. Ese el truco para que los más pequeños desarrollen sus habilidades al mismo...

Hoy en día ser madre soltera es algo por lo que ya casi nadie se escandaliza. De hecho, son muchas...

Después de tanto tiempo, empezamos a reconocer sin miedo a las críticas que no somos las madres...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.