Propiedades y beneficios de la leche de almendras

Alimentación, Salud  / 

La leche de almendras es la leche vegetal más consumida como sustituta de las de origen animal. Esta bebida dulce con un ligero gusto a frutos secos es la que presenta un sabor más cercano al de la leche tradicional pudiendo, al contrario de la última, ser consumida tanto por veganos como por intolerantes a la lactosa.

Aunque las propiedades de las almendras sean muy apreciadas y, por eso, estos frutos secos se agregan frecuente a dietas sanas, son muchos los que cuestionan los beneficios de la leche de almendras. El grado de dilución de estas bien como su procesamiento para la creación de la leche genera algunas cuestiones sobre la realidad de sus propiedades finales bien como su adecuación a una dieta sana.

Propiedades de la leche de almendras

La leche de almendras se consigue moliendo este fruto pelado en agua y colando los trozos sólidos. Esto significa que gran parte del contenido en fibra y antioxidantes de las almendras es perdido en su preparación, pero no es lo mismo que decir que el resultado es poco nutritivo.

Aunque su contenido nutricional sea menor que el de la leche de vaca, la leche de almendras sigue siendo un sustituto con mucho potencial. Naturalmente rica en vitaminas y minerales, principalmente la vitamina E, esta leche es usualmente enriquecida con vitamina D, calcio y proteína acercando así sus propiedades a las de una bebida láctea tradicional. Sin embargo, hay que tener atención extra a la hora de elegir la leche de almendras que beber.

Para volver este producto más atractivo, son muchas las marcas que lo intentan acercar al sabor de la leche de vaca añadiendo aditivos a su composición que no solo cambian su sabor como pueden aportar efectos menos buenos para el organismo. Debes tener particularmente atención a los azúcares y estabilizadores agregados a su lista de ingredientes para que las contraindicaciones de esta leche no anulen las propiedades y beneficios que pueda aportar.

Beneficios de la leche de almendras

Beneficios de la leche de almendras

Baja en calorías

La leche de almendras es mucho menos calórica que la leche de vaca, pero también menos nutritiva.

Por ejemplo, mientras que un vaso de leche tradicional aporta aproximadamente 8g de proteína en 102 calorías, una porción de leche de almendras tiene 40 calorías, pero presenta solamente 1,5g de proteína.

Aunque nutritivamente esta afirmación no suene positiva, la verdad es que convierte a la leche de almendras en una buena opción para agregar a dietas para adelgazar o de control de peso. Esta leche vegetal permite la preparación de smoothies y desayunos sabrosos y bajos en calorías cuya desventaja nutritiva puede ser fácilmente eliminada a través de la combinación con frutas, verduras o cereales ricos en macronutrientes esenciales. Esta ingesta de más comida sin comprometer en calorías permite un consumo más variado de nutrientes así como una sensación de satisfacción más prolongada.

¿Engorda?

Si tenemos en consideración solamente una porción, es posible decir que la leche de almendras no engorda. Sin embargo, hay que tener en atención su contenido en azúcares y adictivos ya que la mayoría de las marcas disponibles en el mercado suelen subvertir estos valores y volver la leche de almendras mucho más calórica que la tradicional.

No afecta los niveles de glucemia

La mayoría de las marcas de leche de almendras disponible en el mercado contiene un gran porcentaje de azúcares agregados. Sin embargo, aquellas libres de azúcares pueden ser la opción perfecta si sufres de problemas de control de los niveles de glucemia.

Esta bebida es bajísima en carbohidratos, solo 1,2g por vaso, al compararla con la leche de vaca baja en grasa (12g por vaso). Su contenido proporcionalmente más grande de proteína y grasas insaturadas asegura que no se procesan picos de azúcar en la sangre, convirtiendo esta leche en adecuada tanto para diabéticos como personas que necesitan tener una alimentación baja en carbohidratos.

Reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Algunos estudios científicos sugieren que la leche de almendras puede ayudar a reducir del riesgo de enfermedades cardiovasculares, cuando consumida como sustituta de la leche de vaca.

La ausencia total de colesterol en su composición, por oposición a la última, asegura que ningún daño es causado en este campo al sistema cardiovascular. Además, entre sus nutrientes podemos también encontrar el potasio, un mineral que actúa como un vasodilatador que reduce la presión sobre el corazón.

Promueve una piel más sana

La leche de almendras es rica en vitamina E, muy importante para la salud de la piel. Esta vitamina contiene antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres, culpados de los daños celulares y del aparecimiento de las primeras señales de la edad, además de promover una piel más fuerte contra las agresiones externas como la polución o radiaciones ultravioleta.

Tiene además una importante componente antiinflamatoria y de refuerzo del sistema inmunitario, promoviendo así una piel más sana y lisa.

Lee también: Propiedades y beneficios de la leche de avena

Leche de almendras: vegana y sin lactosa

Estas son, quizá, las ventajas más importantes de la leche de almendras y la razón por la cual se presenta como una sustituta tan fuerte de la leche de vaca.

Al no contener lactosa en su composición, puede ser consumida por intolerantes o personas sensibles a este azúcar lácteo. Es así una forma de evitar síntomas tan incómodos como diarrea, estreñimiento, flatulencia o dolores de barriga, y condiciones más graves como la imposibilidad de absorción de nutrientes por el organismo.

Además, al ser vegana puede ser consumida por todos, independientemente de su filosofía de vida, presentándose como la opción más rica y sabrosa a la leche de vaca.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan