Cómo lavar la ropa de lana de manera correcta

Cuidado de la ropa, Hogar  / 

La ropa de lana es casi tan delicada a la hora de lavarla como lo puede ser el encaje. ¿Acaso nunca se te ha colado una prenda de este tejido con la colada de agua caliente y te ha salido completamente encogida? Para que eso no vuelva a ocurrirte, hemos recopilado una serie de consejos muy útiles para lavar la ropa de lana y secarla.

9 consejos para lavar la ropa de lana sin estropearla

1. Agua fría y programa corto

Si tienes pensado lavar la ropa de lana en la lavadora, debes asegurarte de escoger un programa específico para lana. ¿No lo tiene? Pon uno corto, sin centrifugado y con agua fría. Y muy importante, no utilices suavizante.

Hay quien aconseja, además, dejar la prenda en agua fría durante un par de horas antes de meterla en la lavadora. De esta forma evitarás que encoja.

2. Evita que se deforme

La lana se deforma fácilmente, por lo que debes evitar que se enganche al lavarla. Si la prenda tiene botones o cremalleras, ciérralos.

3. Lavado a mano sin frotar

Lo ideal es que siempre que tengas que lavar la ropa de lana lo hagas a mano, con agua templada y con un jabón específico para ropa delicada. Para sacar una mancha, no frotes la prenda entre sí para que no abran las fibras ni salgan las antiestéticas bolitas. Masajea con suavidad, con los nudillos o un cepillo suave.

4. Detergente con lanolina

Además, lo ideal es que utilices siempre un detergente con lanolina, pues suaviza las fibras de lana.

5. Eliminar manchas de sangre de la lana

La sangre se quita mal, pero si no puedes frotar, la cosa se complica aún más. Si manchas una prenda de lana con sangre, prueba a disolver una aspirina con un poco de agua y remueve para crear una pasta. Frota suavemente esa mezcla sobre la mancha, con una esponja o un cepillo de dientes. Después, lava la prenda como te hemos indicado en los puntos anteriores.

6. Airea para quitar el mal olor

La lana coge todos los olores, pero eso no significa necesariamente que la prenda esté sucia. Así que no laves la ropa cada vez que te la pongas. Cuando notes que huele, prueba a airearla a ver si se quita el olor.

7. Lee la etiqueta

No es lo mismo que una prenda sea cien por cien de lana a que presente una mezcla de tejidos. Podrás salir de dudas leyendo la composición en la etiqueta. Además, el fabricante te indicará cuáles son los consejos de lavado que debes seguir.

8. Agua oxigenada para la ropa de lana blanca

Cuando tengas que lavar la ropa de lana de color blanco, conseguirás mejores resultados si sigues estos pasos:

  1. Programar la lavadora con agua fría y el ciclo para prendas delicadas.
  2. Echar el detergente.
  3. Agregar un chorro de agua oxigenada en el compartimento para la lejía que hay en el cajetín.

9. Leche para quitar la tinta

La tinta no se quita bien de la ropa, y con la de lana hay que tener especial cuidado porque no se pueden utilizar productos abrasivos, como disolventes o quitaesmaltes. Llegado el caso, puedes calentar un poco de leche e introducir la zona de la prenda manchada. Deja a remojo hasta que la tinta vaya desapareciendo. Si ves que la leche se ha empezado a teñir, cámbiala por otra limpia para que la prenda no se tiña.

Lee también: Trucos para quitar manchas de tinta de la ropa

Cómo secar prendas de lana

Al igual que con el lavado, el secado de la ropa de lana debes hacerlo con cuidado. Para empezar, evitar usar la secadora si no quieres que salgan bolas o la prenda se encoja.

Debes secar la lana siempre al aire, pero sin colgar la prenda ni ponerle pinzas para que el peso no la deforme. Lo más recomendable es que la coloques en horizontal, sobre una superficie plana. Si has lavado la ropa a mano y está demasiado mojada, envuélvela primero en unas toallas para que absorban ese exceso de agua.

Evita, además, que el sol incida directamente sobre la ropa con este tejido.

A la hora de planchar la ropa de lana, hazlo cuando todavía esté algo húmeda y con la plancha a una temperatura media (siempre inferior a 110º). Pero no la guardes hasta que no se haya secado del todo para que no coja olor a humedad.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Si hay un textil que siempre se nos olvida lavar son las cortinas. Creemos que no se manchan, pero...

Que una casa resulte más o menos acogedora va mucho más allá de lo grande o pequeña que sea. O de...

Inditex no solo marca las tendencias en ropa y complementos. Desde que existe Zara Home, sus...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.