Cómo lavar los vaqueros y cuándo

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

¿Eres de las que se pone un pantalón un día y lo mete en la lavadora? Si haces lo mismo con tus jeans estarás cometiendo un error. No lo digo yo. Los expertos defienden que solo hay que lavar los vaqueros cuando huelan tan mal o estén tan manchados que no queda otro remedio.

Famosas son ya las declaraciones del director general de Levi’s, Chip Bergh, quien aseguró en su día que los vaqueros que llevaba puestos los tenía desde hacía más de un año “y todavía no han visto la lavadora”. Si un año te parece mucho, entonces te sorprenderá saber que Tommy Hilfiger “nunca” ha lavado los suyos.

Casi, casi, lo mismo que Victoria Beckham. En una entrevista publicada no hace mucho, aseguraba que sus jeans jamás tocaban la lavadora. “Únicamente los lavo si mis hijos derraman cosas sobre ellos, pero incluso entonces, los lavo con un ciclo de agua fría. Normalmente no, simplemente no los lavo”, revelaba.

No es que estos profesionales de los jeans sean poco amigos del jabón. La explicación hay que buscarla en el hecho de que el denim es un tejido que se va adaptando al cuerpo. Por tanto, cuanto más tiempo pasa, mejor sienta. Pero si ven el agua, el proceso vuelve a empezar. ¿A que ya te habías dado cuenta?

¿Cada cuánto se lavan los vaqueros?

Eso no significa que no debas lavar los vaqueros nunca. Pero sí que debes hacerlo con menos frecuencia de la que acostumbras. Si empiezan a coger olor, puedes dejarlos airear en el exterior. Incluso, como recomiendan quienes más saben de tejanos, meterlos en el congelador para que el frío mate las bacterias y se mantengan en buen estado.

No obstante, no debes preocuparte demasiado por estos microorganismos. Un estudio hecho en su día por una universidad canadiense, concluyó que un vaquero usado durante dos semanas tiene la misma cantidad de bacterias que uno puesto durante 450 días.

¿Necesitas una respuesta concreta? Quizá te sirva de referencia esta frase de Scott Morrison, fundador de la marca de vaqueros 3×1: “Tras llevar a diario unos vaqueros durante seis meses, quizás empiezan a necesitar un poco de atención”.

Cómo lavar los vaqueros para que duren mucho más

El agua y el jabón déjalos para cuando ya estén muy manchados. ¿La mejor forma de lavar los vaqueros? A mano, siempre a mano. Según recomienda Morrison, si no quieres que pierdan la forma ni se estropeen debes ponerlos del revés, dejarlos a remojo (con o sin jabón dependiendo la suciedad) durante unos 45 minutos en agua fría y secarlos colocándolos entre dos toallas y enrollándolos (la alternativa son 15 minutos en la secadora en un programa bajo con poco calor). Después, tenderlos a la sombra, del revés y extendidos.

Si vas a usar la lavadora, asegúrate de escoger un programa para ropa delicada y agua fría. Lávalos del revés, con las cremalleras y botones cerrados, por separado y con un detergente para ropa oscura. No uses suavizante.

¿Quieres quitar las manchas, pero evitar la lavadora? Haz una pasta con bicarbonato y un poco de agua templada. Aplica con un cepillo de dientes, deja que haga efecto y aclara.

Lee también: Las marcas de vaqueros para mujer en las que debes invertir

Cómo lavar vaqueros que destiñen

¿Es la primera vez que vas a lavar unos vaqueros? Ten en cuenta que pueden desteñir, así que debes tomar la precaución de no meter en la lavadora ninguna prenda de un color más claro que los pantalones.

También debes evitar que el color se vaya por un lavado inadecuado. Para fijar el tinte, uno de los trucos más utilizados es meterlos en agua fría con sal durante toda la noche. Otro consejo es añadir unas gotas de vinagre en el aclarado.

¿Los pantalones vaqueros encogen al lavarlos?

Como ves, lavar bien unos vaqueros no es tan sencillo. Y luego está la eterna pregunta de si este tejido encoge o no con los lavados. En el caso de los raw denim, los vaqueros que se venden sin tratar ni lavar, la respuesta es sí. Después del primer lavado, encogen entre un 7 y un 10%, así que debes tenerlo en cuenta a la hora de escoger la talla.

En cambio, el resto es mejor comprarlos una talla más pequeña de cintura porque ceden con el uso. Si los lavas encogen un poco, pero enseguida vuelven a ceder y a adaptarse a tu cuerpo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Llega una visita inesperada, no te ha dado tiempo a ir a la compra, vuelves de vacaciones y...

Elegir menaje de cocina puede parecer sencillo, pero en realidad tiene su ciencia. Los materiales y...

El acero inoxidable es imprescindible en cualquier hogar, sobre todo en la cocina. Es elegante,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.