Kéfir de agua vs kéfir de leche: ¿cuál es mejor?

Alimentación, Salud  / 

Los granos de kéfir con su riqueza probiótica son cada vez más consumidos como parte de una alimentación sana y variada. Sin embargo, los granos no pueden ser comidos directamente, y deben ser fermentados para tomarlos como bebida. Aquí empieza la batalla entre el kéfir de agua vs kéfir de leche, y aficionados de ambos lados defienden que la suya es la mejor bebida. Pero, ¿existen realmente diferencias o esta discordancia no es más que una cuestión de preferencia? Te contamos.

Características del kéfir de agua

Aunque comúnmente se hable de kéfir de agua, la realidad es que estos granos no se pueden preparar solo con agua. En primer lugar, los granos necesitan azúcares para fermentarse y transformarse, por lo que esta bebida es usualmente preparada con zumos, agua azucarada u otros tipos de agua como la de coco. Además, la principal diferencia entre el kéfir de leche vs el kéfir de agua es la necesidad de agregar “culturas de arranque” al segundo, ya que el agua no contiene bacterias que puedan reaccionar y fermentar con las del kéfir.

Estos factores influyen en el valor nutricional del kéfir con agua, volviendo más difícil su cálculo. Sin embargo, independientemente del líquido utilizado para crear la bebida, las bacterias y levaduras del kéfir están siempre presentes en el resultado final.

leche

Características del kéfir de leche

El kéfir de leche es, como su nombre indica, preparado con leche, siendo el resultado final una bebida láctea con una consistencia similar al yogur.

La ventaja de esta bebida de kéfir es clara: a los probióticos y nutrientes del kéfir se le añaden también los de la leche. Esto significa que esta bebida incluye, entre otras cosas, las vitaminas, minerales y proteínas de la leche.

En media, una porción de 175ml de kéfir con leche contiene un 20% de la dosis diaria recomendada de calcio y fósforo, 19% de vitamina B2 (riboflavina), 14% de vitamina B12 y 5% de magnesio. A esto se añade, en media, 6g de proteína, 3 a 6g de grasas y entre 7 a 8g de carbohidratos, haciendo que esta bebida contenga, en una porción similar, aproximadamente 100 calorías. De destacar también el amplio rango de compuestos bioactivos y probióticos que resultan de la fermentación del kéfir con la leche.

Estos valores pueden variar dependiendo del tipo de leche utilizada en la preparación de esta bebida, pero siguen siendo significativos.

En cuanto a la lucha kéfir de agua vs kéfir de leche, es obvio que el último pierde, por lo menos una característica: la lactosa.

Kéfir de agua vs kéfir de leche: ¿Cuál elegir?

En relación a su contenido nutricional, la disputa entre el kéfir de agua vs kéfir de leche la gana claramente el segundo. La inclusión de los nutrientes naturalmente presentes en la leche en la bebida final la vuelve más rica nutricionalmente, aportando también más beneficios para el organismo.

El kéfir de agua, sin embargo, tiene la ventaja de no contener lactosa, permitiendo que personas con sensibilidad o intolerancia a esta proteína láctea puedan también beneficiar de los probióticos de estos granos.

Conclusión

Los beneficios del kéfir y sus nutrientes están asegurados tanto en su preparación con leche como con agua.

El kéfir de agua es menos nutritivo, pero también menos calórico y tiene menos carbohidratos y grasas, presentándose como una opción más atractiva si estás a régimen, por ejemplo. Si ya incluyes leche y lácteos en tu alimentación, tampoco necesitas preparar kéfir con leche para disfrutar de las propiedades de estos.

Otra de las ventajas del kéfir con agua es que puedes mezclar esta bebida en tus smoothies o prepararla con zumos más a tu gusto que camuflen el sabor de los granos.

Como te hemos comentado, cualquier bebida fermentada con kéfir ya contiene los probióticos y levaduras que hacen de estos granos una opción saludable, pero cada una tiene sus pros y contras. La forma como los preparas depende solo de tus objetivos y opciones personales.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Seguramente, las personas que estudian detalladamente la tabla de calorías de los alimentos creen...

Todas sabemos que somos lo que comemos y por eso necesitamos una buena alimentación para garantir...

Del mismo modo que cambiamos la ropa de primavera-verano por la de otoño-invierno del armario,...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan