14 ideas para ganar dinero

Dinero y Carrera  / 

A todas nos gustaría que nuestro sueldo se asemejara más al de Cristiano Ronaldo, pero para ello hay que pensar que cuando la vida te regala limones, lo mejor es venderlos. Hay varias estrategias que una puede usar para ganar dinero y dejar de contar todos los céntimos cada vez que tenemos que pagar algo.

Tener un trabajo y un sueldo fijo ya es una gran ayuda, pero tanto para estas como para las personas desempleadas, dinero extra al final del mes es siempre bienvenido. Para eso, solo tienes que hacer uso del bien que tienes en mayor abundancia, sea tiempo, conocimiento, talento, imaginación o una combinación de todos ellos. El ingreso dependerá de la especificidad y habilidades necesarias para el trabajo, pero, independientemente del valor, siempre puede hacer la diferencia en el presupuesto mensual.

Cómo ganar dinero rápido

Vende tu talento

Vende tu talento

¿Tienes un talento en el que crees que eres buena lo suficiente como para cobrar por él? Incluso si lo ves como uno sin consecuencia, tonto o aburrido, en la era global que en la que vivimos es cada vez más fácil hacer coincidir la oferta y la demanda de todo lo que puedas imaginar.

¿Eres la experta de tu grupo de amigas en preparar las mejores playlists para todas las ocasiones? ¿Eres la que siempre saca las fotos más graciosas y que más carcajadas recibe en tus grupos de Whatsapp?

Aunque te cueste creértelo, todo esto son talentos que puedes vender. Fiverr, por ejemplo, es una de las mayores comunidades online donde lo puedes hacer fácilmente. Solo tienes que crear una cuenta con tu perfil y descripción de servicios. Lo mínimo que puedes cobrar son 5 dólares, pero este valor puede aumentar bastante si tienes buenos comentarios por tus servicios, subiendo tu ranking en la comunidad. No dejes de pasarte por esta página para mirar el tipo de ofertas que puedes encontrar y coger ideas. Te sorprenderá saber que puedas ganar dinero sacando fotos de tu perro al lado de mensajes manuscritos personalizados o grabando mensajes de voz cortos en tu acento natural, por ejemplo.

Crea un blog

Con la propagación de los blogs en internet es cada vez más difícil conseguir algún beneficio, pero no es imposible.

Si te gusta escribir y hablar de tus pasiones, como fotografía, cocina o incluso tu gato, un blog puede ser una forma divertida de compartirlo con otras personas. Para que tenga éxito, su contenido debe ser sustancioso y original para destacarse de los demás. Debes también centrarte en un público objetivo y construir tu base de seguidores para cimentar la posición de tu blog en ese nicho. A medida que tu número de seguidores aumenta, puedes empezar a cobrar por publicidad, por ejemplo, pero también a ofrecer otros contenidos como servicios, workshops o consultorías, pasando a un plan más profesional y más rentable.

Crea un canal en Youtube

No hace falta que te conviertas en una Youtuber y enseñes tu rostro al mundo. Si te gusta jugar con la grabación de videos o elevar las presentaciones Powerpoint a un nivel más atractivo y dinámico, puedes crear un canal en esta comunidad de videos online y compartir con los utilizadores tus aficiones, intereses, opiniones o enseñanzas sobre tu área de experiencia.

Inicialmente tendrás que tomártelo como una inversión de tiempo ya que dependiendo del tema que trates podrá tardar más o menos tiempo en tener seguidores. Después de que tengas tu base de aficionados y un mínimo de visualizaciones de tus videos, puedes inscribirte en páginas como, por ejemplo, AdSense de Google para agregar publicidad a tu canal y ganar dinero. Recibirás un porcentaje cada vez que la publicidad sea visualizada en tu video al que se puede agregar un extra en el caso que el utilizador clique en esta para ser redireccionado a su página.

Vendas multinivel

Esta es ya una de las estrategias más utilizadas por las mujeres para ganar dinero extra al final del mes. El concepto es muy sencillo: te conviertes en una vendedora y representante de una marca, pero desde el confort de tu hogar.

El mercado de la cosmética y belleza es de los que más utiliza esta estrategia para vender sus productos y publicitar el nombre de sus marcas. Avon, Yves Rocher y Mary Kay son solamente algunos ejemplos y es incluso posible que tengas ya amigas que vendan estos productos.

Solo te tienes que inscribir en la página web de la marca para ser su distribuidora. Es usual que pidan una compra mínima como entrada. Recibirás una comisión por cada venta que hagas y podrás conseguir un extra si logras reclutar más gente para que sea distribuidora como tú.

Si quieres evitar estas grandes marcas ya muy reconocidas y optar por otras menos famosas u otros mercados que no el de la cosmética, no dejes de leer con mucha atención sus términos y condiciones. Algunas marcas obligan a que la distribuidora adquiera sus productos de antemano para venderlos haciendo con que esta se quede con el prejuicio financiero en el caso de que estos caduquen o no se vendan.

Contesta a encuestas pagadas online

La opinión de los consumidores es muy importante para que las marcas puedan readaptar sus productos y diseñar sus campañas de marketing, estando incluso dispuestas a pagar por ella.

Para responder a estas encuestas pagadas solo tienes que registrarte y responder a una serie de cuestionarios para definir qué tipo de público objetivo eres. Las compensaciones pueden ser en dinero o en vales de descuentos y cheques regalo, dependiendo de la página web. Las encuestas suelen ser sobre marcas, servicios, eventos o productos.

En Global Test Market recibes puntos por cada encuesta que contestes. Antes de empezar la encuesta recibes la información sobre su valor, tema y duración media que tardarás en completarla para que puedas analizar si te interesa o no. Cuando alcances los 1000 MarketPoints podrás canjearlos dinero u otras recompensas. MySurvey, Opine y Gane y ISay son otras opciones que funcionan de forma similar, aunque en los dos últimos casos los puntos puedan ser canjeados solamente por vales descuentos y cheques regalo.

Lee también: 5 formas de ganar dinero desde casa con Internet

Vende artesanías

Vende artesanías para ganar dinero

Son cada vez más las personas que quieren alejarse de los productos en serie y prefieren objetos y piezas hechas manualmente y con cariño por su unicidad. En Etsy o Artesanio, por ejemplo, puedes exponer tu creatividad y talento para las artesanías sacando provecho de la dimensión de estos mercados para ganar dinero con tus cosillas. Joyas, bolsos, ropa o piezas de decoración son algunos de los objetos más buscados.

Vende tus trastos

Los trastos de una pueden ser la necesidad de otra. Es muy probable que tengas en casa ropa, bolsos u otros objetos que ya no utilices o que no te gusten y que solo te están agobiando por el espacio que ocupan. En vez de simplemente tirarlos a la basura, aprovecha para darles un último propósito y ganar dinero con ellos.

Mil anuncios y Vibbo son ejemplos de plataformas pensadas para vender productos en segunda mano y en un mercado más amplio de una forma segura y cómoda.

Alquila

Bicicletas, coches, vestidos o aparatos electrónicos son ejemplos de cosas que puedes alquilar para conseguir un ingreso extra.

Relendo, por ejemplo, es una plataforma donde puedes publicitar qué es lo que quieres alquilar y tu precio, llegando así a un mercado más amplio donde tendrás más posibilidades de demanda. La página web funciona como un intermediario garantizando el contacto entre las partes interesadas bien como un pago seguro.

Si vas a estar fuera unos días por vacaciones o trabajo, puedes también cotizar con tu casa, alquilándola temporalmente a través de plataformas como Airbnb durante los días en los que permanecería vacía sin ti.

Conviértete en Freelancer

Conviértete en Freelancer

Si eres experta en un área, puedes convertirte en una freelancer en tus horas libres y ganar dinero trabajando casi como en un part-time desde tu casa y adaptado a tus necesidades y disponibilidad.

Todas las áreas tienen demanda, desde aquellas más científicas a las de informática o arte. Traductoras, interpretes, webdesigners, app developers, diseñadoras, fotógrafas, músicas, todas pueden encontrar su nicho de mercado y ganar dinero con sus habilidades.

El proceso es muy sencillo, solo tienes que registrarte en las plataformas que permiten la comunicación entre las empresas y los freelancers. Después de dar la información sobre ti, incluyendo tu currículo y ejemplos de otros trabajos, entras en la base de datos de la plataforma. A partir de aquí recibirás notificaciones siempre que un nuevo trabajo en tu área esté disponible y podrás también ser encontrada por las empresas. Los valores por trabajo están ya predefinidos y se pagarán al final o a medida que alcanzas objetivos, dependiendo de cómo funciona el contratante. En algunos casos podrás tener que hacer una entrevista por videollamada para que la empresa valide tus certificaciones y entienda tu interés en su proyecto.

Después de cada trabajo recibirás una evaluación de la empresa y te pedirán que les hagas lo mismo. Estas opiniones no pueden ser alteradas o borradas y quedan permanentemente en el perfil de la persona/empresa.

Guru es una de las mayores y más reputadas plataformas para este efecto, bien como Upwork. En el caso de la última, eres tú la que define el valor base por tus servicios y mientras más evaluaciones positivas tengas, más dinero podrás pedir por tu trabajo. Toptal y 99designs son plataformas similares pero exclusivas de diseño y proyectos técnicos. Son también más restrictos en la aceptación de nuevos usuarios, exigiendo una postulación y validación de tus capacidades, entre otros requisitos.

Da clases particulares y tutorías

Las clases particulares son una forma de ganar dinero extra y de ser tú la que impone las reglas. Puedes decidir cuánto cobrar, dónde y cuándo tendrán lugar las clases. El hecho de que sean particulares y de que el alumno tendrá la atención de la profesora solamente para sí, hace que estas clases sean un bien muy valorizado. Afija panfletos en tu zona y comparte la información con amigos, familia y posibles interesados para conseguir alumnos.

Puedes también inscribirte en plataformas como Tus Clases Particulares para promocionar tus clases y llegar a un público más amplio a través de internet. Si tu área de conocimiento son las lenguas puedes también inscribirte en plataformas como ITalki para dar clases para todo el mundo por Skype y construir así tu propia marca.

Vende tus fotos

Vende tus fotos

Si eres una aficionada de la fotografía puedes aprovechar para hacer dinero con las fotos preciosas que tienes guardadas en tu ordenador.

IStock, Dreamstime y Bigstock son algunas de las plataformas a donde puedes subir tus fotos para que cualquier se las pueda bajar. Por cada download recibirás en media entre 30% a 40% de comisión, dependiendo de la plataforma y de la foto. Eso sí, pierdes los derechos de autor sobre las fotos y no tienes poder sobre su utilización.

Ofrece servicios básicos

Si tienes mucho tiempo libre puedes ganar dinero haciendo pequeñas tareas que suelen ser un agobio para otros y por lo cuales estos están dispuestos a pagar. Pasear perros, hacer la compra de personas mayores, cuidar o recoger niños, lavar ropa, hacer pequeños arreglos de costura y limpiar casas son ejemplos de estos pequeños servicios.

Puedes distribuir panfletos, principalmente en los supermercados y otros locales frecuentados por familias o por las personas que serán tu público objetivo dependiendo del servicio que quieras ofrecer.

Cambia de empleo

Esta es la forma más obvia de ganar más dinero. Es difícil salir de la zona de confort de una y cambiar la estructura diaria a la que estás acostumbrada, desde los horarios a la ruta hacia el trabajo, pero puede que el cambio sea positivo tanto económica como emocionalmente.

Si ya tienes un trabajo, este proceso es más fácil ya que puedes seguir con tu empleo mientras buscas ofertas de trabajo con mayor potencial y solo hacer efectivamente el cambio si estás segura.

Pide un aumento

Si crees que tu trabajo no está siendo debidamente valorado, no tengas miedo de hablarlo con tu jefe.

Los contratos se redactan y el sueldo se justifica con base en un paquete inicial de funciones anunciadas en la oferta de trabajo y en tus calificaciones. Sin embargo, es posible que mientras tanto hayas seguido con tus estudios, hayas participado en workshops o clases que te han dado más conocimientos en tu área o en otra simbiótica y que incluso te hayan dado más funciones por tu buen trabajo. Al desarrollar tus competencias estarás creando una disfunción entre lo que te pagan y lo que efectivamente vales para la empresa, por lo que no debes tener vergüenza o miedo en mencionarlo a tu superior y pedir un aumento.

 

Para ganar dinero debes tener sobre todo ganas e imaginación. Si pruebas pensar fuera de los moldes tradicionales encontrarás oportunidades a cada rincón. Por ejemplo, cuando se habla de trabajar con lenguas, no siempre esto significa dar clases o traducción. Quizá puedas vender un ratito de tu tiempo y ayudar a un estudiante que solo necesita que alguien lea su tesis para confirmar si no hay errores, o un extranjero que necesita ayuda para comprar entradas para un partido de fútbol. Nadie es inútil y en capacidades a las que no vemos consecuencia, otros pueden ver talento y una necesidad. Así que prepárate y sal a la conquista de tu espacio.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Hay que ahorrar, hay que ahorrar, hay que ahorrar… Ese mantra resuena en nuestras cabezas desde que...

¿Te estás planteando trabajar desde casa? Ya sea porque has decidido ponerte por tu cuenta o porque...

Estudiar ya es de por sí un trabajo a jornada completa. Entre las clases, los exámenes y las...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan