Fitness estando embarazada: ¿sí o no?

Mamá  / 

¿Hacer o no hacer fitness estando embarazada? Esta es una cuestión muy usual entre las mujeres que quieren mantener un cuerpo sano pero tienen miedo a que los ejercicios puedan hacerle daño al bebé.

Hacer ejercicio físico es fundamental para un cuerpo fuerte, equilibrado y flexible, y para el mantenimiento del bienestar general del organismo. Estos beneficios del ejercicio no cesan cuando la mujer se queda embarazada e incluso a estos se añaden otros más que pueden facilitar el embarazo y traerle beneficios al propio bebé.

Sin embargo, no podemos olvidar que hay un ser en crecimiento dentro de nosotras, un ser frágil y que necesita muchos cuidados. A la cuestión de si debemos hacer fitness estando embarazada, la respuesta es sí pero con moderación y haciendo ejercicios que tengan en cuenta ese estado mágico en el que te encuentras.

Descubre un poco más sobre lo que necesitas tener en cuenta al hacer fitness estando embarazada sin riesgos.

Fitness estando embarazada: qué debes saber

Beneficios

Hacer fitness estando embarazada aporta muchos beneficios y puede incluso reducir muchos síntomas del embarazo.

Con tan solo 30 minutos de ejercicio a diario puedes:

  • Reducir y controlar las diabetes gestacional
  • Reducir la sensación de hinchazón
  • Mejorar la postura
  • Aumentar los niveles de energía
  • Aumentar la resistencia, fuerza y tono reduciendo los dolores musculares
  • Reducir el dolor de espalda
  • Reducir el riesgo de obesidad

Estos son los beneficios directos de hacer fitness estando embarazada pero indirectamente sentirás muchos más. Por ejemplo, tener músculos fuertes y sanos facilitará el parto para que sea menos doloroso y más rápido. Además, hará que la recuperación postparto sea más rápida, principalmente si los combinas con ejercicios del tipo de abdominales hipopresivos.

Esto sin olvidar que hacer ejercicio físico mejorará tu estado de ánimo y promoverá un sueño más profundo y relajante.

Riesgos de practicar ejercicio durante el embarazo

Aunque la práctica de ejercicio se haya considerado como algo seguro para mujeres embarazadas, hay algunos riesgos que pueden hacer que esta práctica sea peligrosa para algunas mujeres com condiciones médicas específicas.

En primer lugar, y aunque este riesgo no se haya investigado a fondo, es posible que las hormonas estimuladas durante el el ejercicio causen contracciones prematuras. Además, la práctica de ejercicio también hace que la sangre se redistribuya desde los órganos internos hacia los músculos esqueléticos, reduciendo de forma significativa la distribución de oxígeno y de nutrientes a la placenta.

Ya se han identificado algunos mecanismos que pueden ser los posibles responsables por el riesgo de la práctica de ejercicio. Sin embargo, aún no hay estudios que comprueben cualquier efecto significativo sobre el bienestar del feto. Entre las principales preocupaciones se encuentran:

  • Posibles contracciones prematuras debido a las hormonas estimuladas durante el ejercicio;
  • El aumento del consumo de glucosa debido al trabajo que realizan los músculos puede afectar el nivel de glucosa del feto;
  • Reducción de los niveles de oxígeno y nutrientes que llegan a la placenta como consecuencia de la redistribución de la sangre hacia los músculos esqueléticos;
  • El sobrecalentamiento al practicar ejercicio puede afectar la termorregulación durante el embarazo. Esta situación se debe evitar al máximo, sobre todo durante el primer trimestre. Por ello, no es recomendable hacer ejercicios intensos en ambientes con temperaturas altas durante el embarazo.

Qué ejercicios elegir

Elegir qué ejercicios hacer es más bien una cuestión de sentido común y no tanto de tener que buscar ejercicios específicos para mujeres embarazadas.

Están prohibidos todos los deportes o entrenamientos de contacto como, por ejemplo, las artes marciales y ejercicios de salto o de riesgo en los que te puedas caer.

En suma, debes optar por ejercicios de baja intensidad, bajo impacto y sin contacto, como por ejemplo, el running, la natación, la bici estática, la elíptica, el yoga, el pilates y las clases de baile como la Zumba.

El pilates y el yoga son particularmente buenos para las mujeres embarazadas ya que trabajan los músculos pélvicos y mantienen la espalda fuerte, lo que facilitará el parto y la recuperación postparto.

ejercicios específicos para mujeres embarazadas

Si ya eras físicamente activa antes del embarazo debes continuar con tus entrenamientos pero reducir el ritmo y optar por ejercicios más leves. Para las que quieren empezar pero les da miedo entrenar, prueba empezar con algunas caminadas para preparar el cuerpo poco a poco.

Lee también: Los 5 mejores ejercicios para embarazadas

Consejos para hacer fitness estando embarazada sin riesgos

1. Habla con tu médico

Antes de empezar con el ejercicio físico, consulta con tu médico. Él te podrá indicar cuáles son los ejercicios que mejor se adaptan a tu tipo de embarazo, darte algunos consejos sobre los mejores ejercicios para cada trimestre y alertarte en caso de riesgo.

Además, podrá explicarte cómo puedes adaptar y seguir haciendo ejercicios que ya haces normalmente, como los abdominales, en esta etapa de tu vida.

2. Ejercicio moderado

Hacer fitness estando embarazada aporta muchos beneficios pero solo si lo haces con moderación. Hay un bebé creciendo dentro de ti que necesita cuidados especiales y este no es el momento de darlo todo en los entrenamientos.

Evita entrenar hasta quedarte sin aire para no privar el bebé del oxígeno que necesita. Debes ser capaz de hablar normalmente mientras haces los ejercicios.

Durante el embarazo también se produce una hormona que suaviza los ligamentos para facilitar el parto, así que no fuerces demasiado tus ligamentos y tendones ya que tendrás más riesgo de lesionarte.

Si en un dado momento te sientes mareada, muy caliente o fatigada, debes parar el ejercicio y hacer algunos estiramientos mientras el cuerpo enfría.

3. Adapta los ejercicios

El crecimiento de la barriga durante el embarazo condicionará los ejercicios.

Después de las 20 semanas no están aconsejados los ejercicios en los que tengas que tumbarte de espalda o barriga. Adapta los ejercicios para que los puedas hacer tumbada de lado o de pie.

El crecimiento de la barriga durante el embarazo condicionará los ejercicios

Debes evitar también movimientos abruptos y que tuerzan el cuerpo.

4. Hidratación

Recuerda que tienes que estar bien hidratada por dos ahora, así que aunque no tengas sed, debes beber bastante agua para mantener el cuerpo hidratado y controlar la temperatura corporal.

5. Calienta y estira

Empieza siempre tus entrenamientos con algunos ejercicios de calentamiento y termina estirando bien los músculos y ligamentos.

Calentar y estirar te ayudará a reducir el riesgo de lesiones y a aumentar o reducir los latidos del corazón lentamente. Cambios abruptos en los latidos del corazón podrán generar problemas de salud para la madre y el bebé, principalmente si tenemos en cuenta que el embarazo afecta el ritmo cardíaco normal.

Una palabra final

Hacer fitness estando embarazada aporta muchos beneficios para la madre e indirectamente para el bebé. Sin embargo, nadie mejor que la mamá sabe como se siente. Prueba hacer algunos entrenamientos y ejercicios pero si no te sientes cómoda o crees que algo está mal, ¡para! Todas queremos lo mejor para el bebé pero no hay razón para ponerlo en riesgo si no te sientes a gusto.

Claro que esto no es razón para no ser una mamá activa. Consulta con tu médico para que te pueda indicar los ejercicios más adecuados para ti y habla con tu profesor o personal trainer para que pueda adaptar los ejercicios a tu nueva condición y verás que en poco tiempo te estarás sintiendo en forma, saludable y fuerte para tu bebé.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Falta de tiempo, de sueño, cansancio, cambios físicos, nuevas responsabilidades… Ser madre implica...

Comenzaron siendo un recurso para los padres trabajadores. Después evolucionaron como oportunidad...

El primer trimestre se acaba. Estás en la semana 12 de embarazo y ya puedes empezar a anunciar a...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan