Falta de hierro: causas y consecuencias

Alimentación, Salud  / 

La falta de hierro en la sangre es un problema muy usual entre las mujeres y puede incluso ser la causa de muchos síntomas que pensamos ser resultado del estrés.

El hierro es un mineral presente en muchos alimentos y es usado por el cuerpo en la creación de glóbulos rojos que transportan oxígeno a todos los órganos y tejidos.

La falta de hierro afecta por eso varios procesos y sistemas del cuerpo. Descubre ahora un poco más sobre los síntomas y consecuencias de la falta de hierro y cómo aumentar sus niveles.

Causas de la falta de hierro

Bajos niveles de hierro en la sangre son normalmente el resultado de una dieta pobre en este mineral, una pérdida de sangre o un problema a nivel del sistema digestivo que no consigue absorber el hierro que ingieres en las comidas.

Las mujeres son un grupo de riesgo por la menstruación, el embarazo o el amamantamiento. Si eres activa y practicas ejercicio físico intensamente y a menudo, las probabilidades de que sufras de esta deficiencia aumentan aún más.

En las mujeres en la menopausia, la causa más usual para la falta de hierro es un sangrado a nivel interno normalmente como resultado de úlceras en el estómago, cáncer intestinal o un accidente con trauma a nivel del abdomen. Este sangrado en el sistema digestivo e intestinal puede también ser causado por algunos medicamentos como las aspirinas e ibuprofenos.

Síntomas de la falta de hierro

1. Fatiga

Si te sientes siempre agotada pero no encuentras explicación para tu cansancio prueba aumentar la ingesta de alimentos ricos en hierro o tomar un suplemento de este mineral.

El cuerpo utiliza el hierro para crear hemoglobina, los glóbulos rojos que transportan el oxígeno por el cuerpo. Una reducción de estos glóbulos resulta por eso en una sensación de cansancio constante.

2. Palidez

Son los glóbulos rojos que dan a la piel su tono rosado. La falta de hierro y consecuente reducción de la hemoglobina puede resultar, por eso, en la descoloración de la piel y cielo de la boca.

3. Falta de concentración

La síntesis de los neurotransmisores en el cerebro puede también ser afectada por una reducción en los niveles de hierro siendo por eso más difícil mantener la concentración. En algunos casos se desarrolla también una sensación de apatía constante.

4. Dificultad en respirar

La falta de hierro es sinónimo de menos glóbulos rojos, o sea, menos “transportadores” de oxígeno por el cuerpo. La reacción del cuerpo será por eso de aumentar la respiración para intentar absorber más oxígeno. Como respirarás más veces y más rápido tendrás la sensación de que no estás respirando oxígeno suficiente a cada inspiración.

5. Palpitaciones cardíacas

El principio de este síntoma es el mismo que el de la dificultad en respirar. Por haber menos glóbulos rojos y menos oxígeno en los tejidos, el cuerpo no solo aumenta la respiración como también la velocidad de los latidos del corazón para que este bombee más sangre hacia los tejidos y órganos para que reciban el oxígeno que necesitan.

Otros síntomas menos comunes:

  • Dolores de cabeza
  • Caída de pelo
  • Deseos de comer objetos como papel o barro
  • Lengua hinchada o anormalmente suave
  • Cambio del paladar

Tratamiento

El mejor tratamiento para combatir la falta de hierro es cambiar la alimentación y consumir más alimentos ricos en este mineral. No dejes de añadir la quinoa o semillas de chía a tu alimentación, bien como legumbres y vegetales de hoja verde como las espinacas. Agrega también alimentos ricos en vitamina C como naranjas o fresas ya que está comprobado que su consumo aumenta la absorción del hierro por el organismo.

Mide los valores de hierro en la sangre a menudo para controlar su evolución. En el caso de que el cambio en la alimentación no resulte o sea insuficiente será mejor que consultes con tu médico para que te indique el suplemento de hierro que mejor se adapta a tu caso. La toma de suplementos de hierro no monitorizada puede resultar en el problema opuesto, o sea, a que el cuerpo no sea capaz de procesar las grandes cantidades de hierro que consumes en cada cápsula.

Nota final: El cuerpo absorbe pequeñas cantidades de hierro a cada vez, así que intenta agregar por lo menos un alimento rico en hierro a tus comidas todos los días en vez de ingerir una gran cantidad en una sola vez. Para saber más sobre alimentos ricos en hierro no dejes de pasarte por nuestro artigo Alimentos ricos en hierro.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

El ginseng es una raíz que está cogiendo fama en los últimos años en algunos países de occidente....

Las aplicaciones para los smartphones nos han facilitado mucho la vida. Estas nos permiten llevar...

Las nuevas tecnologías y los smartphones han hecho que nuestra vida sea mucho más fácil. Por...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan