Emociones: qué son y tipos

Bienestar, Salud  / 

Muchos autores y/o psicólogos han intentado definir o explicar qué son las emociones. En lo que todos están de acuerdo es que estas representan una reacción subjetiva a todo aquello que nos rodea. Los cambios que se producen pueden ser orgánicos innatos, es decir, fisiológicos y endocrinos, y siempre se ven respaldados por las experiencias vividas.

Qué son las emociones

Las emociones son las respuestas que nuestro propio organismo realiza ante los distintos acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor. Las reacciones fisiológicas que se producen tienen su base en aquello que nos ha pasado con anterioridad. Dichas experiencias están influenciadas por nuestras creencias y/o pensamientos sobre el mundo, por nuestras percepciones, así como por las actitudes que hacen que valoremos y entendamos una situación de una manera u otra.

Qué son las emociones

Dado que la respuesta que se crea a nivel emocional sobre un asunto es un estímulo impulsivo e instantáneo, este sirve para evaluar lo ocurrido de forma que para nosotros tenga un significado. De ahí que dos personas puedan tener emociones muy dispares ante el mismo hecho.

En definitiva, se puede decir que las emociones nos ayudan a que nos adaptemos al mundo que nos rodea.

Cabe destacar que para poder controlar aquello que sentimos y que las reacciones no nos traigan problemas, es bueno poner en práctica la inteligencia emocional.

Según la Programación Neurolingüística (PNL), cada emoción tiene lugar después de cada pensamiento. Esta cadena acaba con una acción que se traduce en el resultado final.

Pensamiento => Emoción => Acción => Resultado

Tipos

Como cada emoción es diferente, para poder explicarlas se hace una clasificación o lista. No obstante, esta subdivisión no se puede considerar 100% definitiva porque es imposible estampar las relaciones que se crean entre todas las emociones.

Primarias o básicas

Este tipo de emociones son aquellas que surgen como respuesta a un estímulo. Se consideran alteraciones en el estado de ánimo que se originan por un pensamiento, sentimiento, pasión o recuerdo, entre otros.

Al desencadenarse, se crean variaciones fisiológicas, psicosomáticas y psicológicas. La magnitud de estas respuestas cambia según la personalidad, estado físico y/o anímico y dependiendo del estímulo que sea.

Es importante tener en cuenta que las emociones básicas son 4: miedo, rabia o ira, alegría o felicidad y tristeza. No obstante, algunos autores incluyen asco y sorpresa.

Secundarias

Estas vienen después de las anteriores. Un claro ejemplo es cuando aparece la primaria en forma de ‘miedo’ y luego la secundaria en forma de ‘enojo’.  Hay que apuntar que las emociones secundarias se producen por estándares sociales o patrones morales.

Positivas

emociones positivas

Una emoción positiva también se puede definir como saludable. Esto es porque repercuten de buena manera al bienestar de la persona al hacer que se sienta alegre.

Negativas

emociones negativas

Como es obvio, estas son lo contrario de las anteriores. Como consecuencia, los individuos se sienten tristes o con miedo. A este tipo de emociones, asimismo, se las conoce como tóxicas.

Aunque, en cierta medida, todos tenemos alguna emoción negativa en nuestra vida, si son de baja magnitud pueden incluso ser buenas para que aprendamos y mejoremos nuestras actuaciones y conductas en un futuro.

Lee también: ¿Qué es el estrés emocional?

Ambiguas

Las ambiguas o neutras son aquellas que no nos causan el surgimiento ni de las positivas ni de las negativas. La emoción en forma de sorpresa es un ejemplo, ya que ni nos sentimos mal ni bien.

Estáticas

La pintura, la música y el arte en general son las que originan la aparición de las emociones estáticas. Cuando escuchamos una canción, podemos sentir tristeza o alegría. No obstante, estos sentimientos son diferentes a los que aparecen en un contexto fuera del arte.

Sociales

Para que estas broten, siempre debe haber una persona delante. La admiración, la vergüenza o el agradecimiento que sentimos por alguien son algunos ejemplos.

Instrumentales

Este tipo de emoción aflora cuando queremos conseguir un propósito y manipulamos de una manera u otra. Por lo general, la gente intenta que parezca que salen de forma natural, aunque no sea así.

Consejos para controlar las emociones

Saber controlar tus emociones o usar la inteligencia emocional es muy importante. Este manejo evitará que pases por situaciones incómodas y/o que hieras a los demás. A continuación, te dejamos unos trucos para que aprendas a dominar lo que sientes.

1. Reflexiona antes de abrir la boca. Pensar antes de empezar a hablar hará que no te tengas que arrepentir, a posteriori, de lo que has manifestado.

2. Una vez te hayas calmado, expresa lo que sientes de manera contundente y directa. Evita las contradicciones, sino tus argumentos carecerán de fuerza.

3. Hacer ejercicio, además de ser bueno para mantenerte en forma, permitirá que estés menos estresado. Por tanto, en un momento difícil, realizar deporte es muy bueno.

4. Toma distancia de la situación complicada. Darte un paseo puede ser una buena opción.

5. Las discusiones y los enojos no solucionan nada. Por ello, en vez de meterte en un ciclo vicioso de enfado, intenta buscar soluciones a lo que ha pasado.

6. Habla siempre en primera persona. Así reducirás las posibles críticas hacia tu persona. Además, mostrarás que tienes mucho respeto por los demás.

7. El primero en perdonar es el que más gana y libera su alma. El resentimiento solo hará que te sumerjas en un pozo de amargura.

8. El humor es un arma muy poderosa que te ayudará a salir airosa de momentos complicados al permitir liberar tensiones.

9. Las técnicas de relajación harán que tu carácter esté más distendido y que no te alteres con facilidad ante momentos incómodos. El yoga, pilates o escuchar música harán que te relajes.

10. Busca ayuda. Las sesiones con un terapeuta te permitirán aprender a controlar tus emociones.

Ahora que ya sabes más sobre las emociones, intenta controlarlas para evitar situaciones incómodas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El aceite de onagra es un producto muy popular gracias a sus beneficios para la salud, en gran...

La familia no se elige, pero los amigos sí. La relación que se establece con ellos es tan estrecha...

La cola de caballo es uno de los productos que llena las estanterías de cualquier herbolario. Una...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.