Cómo eliminar los ácaros

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

Son tan minúsculos que no los vemos, pero tienen la culpa de la mayoría de las alergias actuales. Se encuentran en el polvo y en los textiles de toda la casa, incluida la ropa. ¿Necesitas eliminar los ácaros de una vez por todas? Para ello debes seguir una rutina de limpieza y tomar una serie de precauciones que listaremos a continuación.

9 soluciones para eliminar los ácaros

1. Ventilar a diario

La ventilación diaria es fundamental para lograr que el aire se renueve completamente, sobre todo en los dormitorios. Recuerda que los colchones y las almohadas son los lugares preferidos de estos microscópicos insectos.

2. Limpiar el polvo

Del mismo modo, es necesario que la casa siempre esté libre de polvo. Para limpiar el polvo correctamente, lo ideal es que lo hagas después de haber ventilado y que utilices un trapo humedecido para los muebles. Comienza por las zonas más altas y vete bajando.

3. Aspiradora mejor que escoba

A la hora de limpiar los suelos, pasa una mopa o la aspiradora y después pasa la fregona. Con respecto a la aspiradora, lo mejor sería que tuvieras una con luz ultravioleta, pues desinfectan y esterilizan las distintas superficies. Cuando las bacterias u otros microorganismos se exponen a la luz UV, mueren. Otra opción es utilizar filtros HEPA, especiales anti ácaros.

4. Mantener la humedad ambiental

Cuando más proliferan los ácaros es en épocas en las que se alcanzan altas temperaturas y la humedad del aire es elevada. Por eso, en climas húmedos, se recomienda el uso del aire acondicionado.

También son muy efectivos los purificadores para filtrar el aire y los deshumidificadores, pues la idea es tratar de que la humedad no sobrepase el 50%.

5. Fundas para colchones y almohadas

Ya hemos dicho que colchones y almohadas son el refugio favorito de los ácaros, puesto que se alimentan de las escamas de la piel humana. Por eso debes poner fundas que no los dejen pasar y pasar la aspiradora por su superficie de forma periódica.

6. Airear la cama antes de hacerla

Además, no debes caer en el error de hacer la cama nada más levantarte. Con eso solo consigues que los ácaros se queden atrapados entre las sábanas. Para eliminar los ácaros debes echar la ropa hacia atrás y ventilar unos minutos. Puedes aprovechar mientras desayunas y te duchas. La luz y el aire deberían ser suficientes para librarte de ellos.

7. Cambiar las sábanas todas las semanas

Igual de importante es echar a lavar las sábanas todas las semanas. Si es posible, programa la temperatura a 60ºC o más para eliminar los ácaros que hayan muerto. También es importante que sustituyas los edredones de plumas y las mantas de lana por otra ropa de cama fabricada con materiales sintéticos. Y muy importante si tienes alergia: no dejes que tus animales domésticos se suban a la cama ni al sofá.

8. Fuera textiles

Además de todo lo dicho, si quieres eliminar los ácaros de tu hogar deberías prescindir de las alfombras. Lo mismo se aplica a los libros y los objetos de decoración.

9. Limpiar el colchón con vinagre y bicarbonato

Volvemos a incidir en la importancia de mantener el colchón limpio. Para eliminar los ácaros tienes que hacer una limpieza de forma superficial una vez por semana. Cada seis meses, limpia en profundidad. Para una mayor desinfección puedes utilizar bicarbonato tras pasar un trapo humedecido con agua y jabón. Una vez seco, extiende el bicarbonato y deja actuar varias horas. Después, aspira.

Una alternativa es preparar una mezcla de vinagre, bicarbonato y aceites esenciales. Echa el producto en una botella con pulverizador y aplica sobre el colchón. Frota con un cepillo y retira la suciedad que vaya saliendo con una aspiradora.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿A quién no se le ha caído alguna vez la copa de vino sobre el mantel, la alfombra o la ropa?...

Las Converse son las más populares, pero en realidad el calzado de lona siempre ha estado ahí....

Si ya sigues nuestro contenido sobre el cuidado de la ropa, es posible que ya hayas visto un...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.