3 soluciones para eliminar la papada en menos de una hora

Belleza, Piel  / 

La papada se ha convertido en la zona facial que más preocupa a las pacientes de entre 30 y 45 años. Esta pequeña capa de grasa subcutánea comienza a crecer y a descolgarse a partir de los 30 años por numerosas razones. Durante los últimos cinco años ha crecido el porcentaje de mujeres que acuden a nuestras consultas de medicina estética en Clínicas Diego de León con el objetivo de eliminar la papada.

¿Por qué sale papada?

Por norma general tendemos a asociar una papada prominente –con aspecto abultado y redondeado- al paso del tiempo, al sobrepeso y la obesidad.

Estas percepciones están muy justificadas, ya que la edad avanzada, los malos hábitos, los cambios hormonales, las enfermedades tiroideas y las subidas y pérdidas bruscas de peso pueden desencadenar en cúmulos considerables de grasa.

No solo la grasa es el problema, también la flacidez

Sin embargo, el tejido adiposo no es el único culpable de su crecimiento tan indeseable. En ocasiones, la apariencia de la papada puede ser descolgada y alargada. Esto se debe a la flacidez provocada por la pérdida progresiva de colágeno y elastina. Como consecuencia, la piel se vuelve menos tersa, envejecida y demacrada.

¿Qué métodos hay para eliminar la papada?

A nivel estético, la papada envejece. Una mujer de 35 años puede aparentar hasta diez años más. Esta afirmación también está fundamentada.

La clave está en el óvalo facial, el contorno que rodea toda nuestra cara también se deforma simultáneamente con el crecimiento de la papada.

Un rostro en forma de pirámide invertida es sinónimo de juventud debido a los principios de equilibrio y proporción. El óvalo facial tiende a redondearse y volverse flácido con el paso del tiempo. Y un ejemplo muy revelador es el desarrollo de la papada.

Olvídate de pasar por el quirófano, puedes acabar con ella en solo 40 minutos

Debido a la alta demanda en consulta, la medicina estética ha avanzado a ritmo exponencial para conseguir eliminar la papada de forma permanente sin cirugía.

Nuestro equipo médico especializado cuenta con una solución definitiva. Se trata del Prostrolane, un tratamiento muy sencillo y rápido que solo dura 40 minutos.

Su procedimiento consiste en unas microinyecciones que impactan directamente sobre los adipocitos hasta eliminarlos.

Para conseguir este impacto, el componente contiene péptidos biomiméticos que se encargan de regular la alteración de las células grasas.

A este efecto le denominamos lipólisis. Lo más importante es su capacidad para evitar que la grasa vuelva a reproducirse. Es tan efectivo, que también se encarga de prevenir la flacidez.

Lo más recomendable es que el Prostrolane se administre a las pacientes en dos sesiones de 20 minutos cada una. De este modo, el óvalo facial puede recobrar su juventud en tan solo 40 minutos.

Los ultrasonidos también ayudan a eliminar la papada en menos de una hora

Si nos encontramos ante una papada descolgada y flácida, la mejor solución son los ultrasonidos HIFU. Este tratamiento actúa como un lifting sin cirugía. Es decir, tersa la piel sin incisiones ni cicatrices, gracias a la tecnología avanzada de sus ondas de choque que penetran en la piel hasta conseguir estirarla. La duración de este tratamiento también es inferior a una hora.

Los hilos silhouette como fórmula estrella para definir el óvalo facial

La tercera solución más demandada por nuestras pacientes para eliminar la papada son los hilos Silhouette, unos hilos tensores especiales para obtener una definición aún más precisa del óvalo facial.
En esta ocasión, el tratamiento y la técnica también son infalibles sin implicar complejidad. Los hilos se introducen en la piel para tensarla y contornear la zona donde se aplican. A partir de su aplicación, comienzan a reabsorberse. Este proceso de reabsorción repercute en una piel hidratada e iluminada con un efecto seda, gracias a sus componentes dermohidratantes y antiaging.

¿Cómo podemos prevenir la aparición de la papada?

Además de estas tres soluciones de medicina estética, hay que tener muy claro que lo más importante es la prevención.

1. Una dieta sana y equilibrada y la práctica de ejercicio son una buena base para evitar su aparición.

2. La rutina de belleza también influye. Hay que limpiar a diario esta zona junto a la cara, cuello y escote. En cuanto a la exfoliación, sería recomendable una vez por semana. Es beneficioso que se masajee la zona por las noches con un buen sérum antiaging y posteriormente con una crema antiarrugas enriquecida con ácido hialurónico y vitamina C.

3. La reducción de horas mirando la pantalla de nuestros móviles es crucial. En los últimos seis meses se ha duplicado prácticamente la demanda de los tratamientos para eliminar la papada debido al síndrome del “cuello Smartphone”. Es una de las consecuencias estéticas de este nuevo fenómeno provocado por el uso excesivo y continuado de los teléfonos móviles.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Si te hablamos de lipodistrofia ginecoide, ¿sabes de qué se trata? Este término científico se usa...

§Los tatuajes en la mano ya no son un impedimento para conseguir un trabajo. Antes, estos dibujos...

Los cosméticos sirven para combatir las arrugas, las ojeras, para limpiar la cara o para...