Los ejercicios de Kegel para las mujeres

Mamá  / 

Los ejercicios de Kegel llevan ese nombre debido a Arnold Kegel, ginecólogo que los recomendó para las mujeres que sufrían de incontinencia urinaria durante el embarazo y postparto, así como para fortalecer los músculos del suelo pélvico en el parto.

Durante el embarazo, algunas mujeres suelen experimentar una molestia que es desagradable, debido al peso del bebé sobre la vejiga. Los músculos del suelo pélvico se debilitan y causan perdidas de orina al realizar algún esfuerzo sencillo como reír o toser.

Los ejercicios de Kegel se pueden realizar de forma preventiva durante el embarazo y después continuar como parte de la rutina diaria. Practicar estos ejercicios regularmente después de dar a luz puede ayudar a mantener el control de la vejiga así como también mejorar el tono muscular lo que permitirá disfrutar más el sexo.

¿Cómo hacer los ejercicios de Kegel?

Lo primero que debes aprender y saber es dónde se ubica el músculo de la plataforma pélvica. Para ello, debes introducir tus dedos limpios en tu vagina y contraer como cuando retienes la orina. Si sientes que los músculos se contraen con el dedo, quiere decir que están en buena forma, si no, es recomendable seguir los ejercicios del doctor Kegel.

Ejercicio Kegel 1

Haz de cuenta que quieres retener la orina y contrae los músculos, tirando de ellos hacia arriba. Mantenlos apretados por 5 segundos y luego respira suavemente. Repite el ejercicio 10 veces. En la medida en que se fortalecen los músculos puedes ir aumentando el número de segundos de contracción hasta llegar a los 20.

Ejercicio Kegel 2

Contrae y relaja los músculos lo más rápidamente que puedas hasta que te canses y hayan pasado 2 minutos. Aumenta el tiempo hasta alcanzar los 10 minutos.

Cuidados para realizar de forma correcta los ejercicios de Kegel

  1. Para hacer los ejercicios Kegel de forma correcta no debes utilizar las manos.
  2. Al hacer la contracción debes realizarla de manera sostenida.
  3. La contracción debe ser lo más fuerte posible pero sin llegar al dolor ni dañar el músculo.
  4. Procura no tener actividad sexual una hora antes ni una hora después de realizar el ejercicio Kegel
  5. Si sientes dolor o molestia, para con los ejercicios. Comenzarás a notar cambios importantes a partir de los tres meses ¡así que a practicar!

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Lo ideal sería que los niños comiesen de forma sana y equilibrada, pero a veces es difícil...

Y así, sin darte cuenta, ya has llegado a la semana 10 de embarazo. Uno de los grandes cambios es...

“Un niño que lee, será un adulto que piensa”. Esta frase de autor desconocido resume la importancia...

Sobre el autor

Madre de tres, esposa, loca por moda y tendencias. Palabra clave: el conocimiento te lleva a todos los caminos. Habla con nosotras en m.me/ellashablan