Las mejores ideas para decorar dormitorios minimalistas

Decoración, Hogar  / 

El minimalismo no pasa de moda. Este año continúa estando de plena tendencia, sobre todo en las habitaciones. ¿Quieres aprender a decorar dormitorios minimalistas? Te damos las claves para conseguirlo.

Para entender este estilo hay que ir a sus orígenes, a la década de los 60 en los Estados Unidos. Nació como respuesta al Pop-Art y al expresionismo abstracto y tiene su máximo exponente en las Black Paintings, una la serie de cuadros geométricos en blanco y negro obra de Frank Stella. Cuando fueron expuestas en el MOMA de Nueva York, darían origen a un nuevo estilo: el Minimal Art.

Modernidad, sencillez, líneas puras y elementos básicos resumen lo que es el minimalismo.

Claves para decorar dormitorios minimalistas

Por tanto, si quieres decorar dormitorios minimalistas, debes empezar por deshacerte del exceso de muebles y de objetos decorativos. Ahora ya puedes comenzar a aplicar las reglas básicas de este estilo.

Colores: blancos y neutros

colores dormitorios minimalistas

El mejor aliado para los dormitorios minimalistas es el color blanco. No solo en las paredes, sino también en el mobiliario, los textiles y los accesorios. ¿Demasiado aséptico para ti? Puedes darle algún toque en tonos neutros, en la gama de grises o de marrón.

El negro contrasta también muy bien con el blanco, así como los dorados, los detalles en madera y el cristal. Pero eso sí, asegúrate de no meter más de dos tonalidades si buscas respetar el estilo minimalista. Como mucho, puedes escoger una pieza decorativa o un cuadro para dar una nota de color.

Antes de coger la brocha puedes hacer simulaciones de cómo quedaría la habitación con los tonos escogidos. Hay aplicaciones que te permiten hacer fotos de la habitación e ir jugando con los colores para que veas cómo quedaría. ColorSnap es una de las más populares.

Formas: rectas y geométricas

formas dormitorios minimalistas

¿Los muebles de tu habitación tienen formas redondeadas? Entonces deberías cambiarlos, pues las líneas del minimalismo deben ser puras, rectas y sencillas. Sin dibujos tallados, ornamentos ni nada que llame la atención. Incluso los accesorios deberían seguir esa línea. Los más adecuados son los que tienen formas geométricas. La cama y las mesillas deberían ser a juego o, por lo menos, del mismo material y color.

Otro acierto es jugar con la altura de los muebles en función del tamaño de la estancia. Así, para habitaciones minimalistas pequeñas son preferibles los muebles rectangulares y bajos, estilo japonés, porque dan sensación de amplitud. En cambio, para dormitorios alargados, puedes optar por muebles cuadrados que resten profundidad.

Juega con las texturas

texturas dormitorios minimalistas

En ocasiones, los dormitorios minimalistas resultan algo fríos. Para lograr calidez sin romper la estética puedes jugar con las texturas, en lugar de con los colores. Introduce mantas, cortinas (que dejen pasar la luz y que no sean muy voluminosas), alfombras (coloca solo una) y cojines (evita el exceso) en materiales naturales. Evita siempre los estampados y los colores demasiado llamativos.

Lee también: Como decorar una habitación de matrimonio

Paredes y suelos despejados

dormitorios minimalistas despejados

Si te fijas en los dormitorios minimalistas que salen en las revistas o los blogs de decoración, no solo debes evitar el exceso de muebles y de objetos de decoración que resten amplitud a la estancia. Las paredes y el suelo también deben estar despejados. ¿Cómo lo consigues? La solución está en los muebles elevados, en poner una alfombra como mucho y en no colgar nada de las paredes. Evita las estanterías y si vas a colgar cuadros, que sean solo uno.

Para recubrir el suelo lo más acertado es optar por materiales sin juntas, aunque sí que puedes poner madera. Por cierto, una solución que puedes utilizar en un dormitorio minimalista es forrar una pared de madera. Tendrás una pared decorativa sin recargar el espacio.

Todo ordenado

Te preguntarás cómo vas a conseguir guardar todas tus cosas si no puedes poner muebles auxiliares. Pues bien, lo ideal sería tener un armario empotrado con soluciones de almacenamiento que aprovechen bien todo el espacio. A eso puedes añadir una cama con canapé abatible o con cajones. Hoy en día hay soluciones funcionales bastante económicas.

Nada de tecnología

Tampoco son bienvenidos en los dormitorios minimalistas los aparatos electrónicos. Olvídate de tener la tele, el ordenador e incluso el teléfono móvil a la vista.

Modernos, rústicos, vintage, de estilo nórdico, zen… Todos los dormitorios pueden ser minimalistas si aplicas las reglas que te hemos dado a lo largo de este artículo.

Recuerda esta célebre frase de Leonardo Da Vinci: “La simplicidad es la máxima sofisticación”.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Llega una visita inesperada, no te ha dado tiempo a ir a la compra, vuelves de vacaciones y...

Elegir menaje de cocina puede parecer sencillo, pero en realidad tiene su ciencia. Los materiales y...

El acero inoxidable es imprescindible en cualquier hogar, sobre todo en la cocina. Es elegante,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.