Como dormir a un bebé: 9 trucos

Mamá  / 

“Dormir como un bebé”. ¿Quién habrá inventado esa expresión? Si acabas de ser madre seguro que sabes lo que es estar despierta durante horas rezando para que tu pequeño por fin se duerma y tú puedas descansar. En ocasiones, dormir a un bebé se convierte en una difícil misión.

Para ayudarte a que tu hijo caiga rendido en los brazos de Morfeo, hemos recopilado una serie de trucos empleados por las mamás y recomendados por los especialistas. Esperamos que alguno de ellos funcione con tu bebé.

Estrategias para dormir a un bebé

1. Una palabra: rutina

Los niños necesitan una rutina para todo, y respetar la hora de irse a dormir es fundamental para que caiga rendido. Seguir siempre el mismo ritual debería funcionar. Baño, cena, cama. Siempre en ese orden y a la misma hora. Una vez en su cunita, puedes cantarle la misma nana, leerle un cuento, darle un masaje o poner una música suave. ¿Y cuando se queda a dormir con los abuelos? Lo ideal sería que también ellos respetasen esa rutina.

2. Cuanto antes cene, antes se dormirá

¿Quieres que tu bebé se duerma pronto para que puedas descansar? Empieza por adelantar la hora de la cena. Si sigues la rutina anterior, poco a poco irá sabiendo que después de la cena llega la hora de acostarse. Él no sabrá si son las 8 y media o las 11 de la noche. Sabrá que tras el baño va a comer y luego lo meterás en su cunita.

3. Por la noche, limita los ruidos

Durante el día no conviene mantener la casa en silencio ni bajar todas las persianas para que los niños aprendan a relacionar los ciclos de luz-oscuridad. Pero por la noche, si ves que tu hijo no se duerme porque percibe que hay mucha actividad, tendrás que procurar reducir el nivel de ruido.

4. La oscuridad ayuda

Baja también las persianas aunque ya sea de noche. De esta forma, se reducirá el ruido exterior y evitarás que entren luces de la calle. Y cuando los días sean más largos y a la hora de acostarlo todavía haya luz, asegúrate de que la persiana está bajada antes de llevarlo a su habitación. ¿No querrás que tu hijo entre en su cuarto y piense que todavía es de día?

Lee también: Cómo aliviar el estreñimiento en los bebés

5. Ante todo, relax

¿Tú eres capaz de dormir cuando estás nerviosa, ansiosa o algo te preocupa? Pues no pretenderás que tus hijos se vayan a la cama si están alterados. Cuanto más relajado esté el bebé, mejor dormirá. Por eso es muy importante que avises a tu familia para que no vayan a tu casa después de cierta hora. Solo conseguirán alterar al pequeño. Y puede que a ti, que ves cómo pasan los minutos y tu bebé sigue con los ojos como platos. También es muy importante que la persona que lo vaya a acostar no esté nerviosa.

6. Trata de acostarlo directamente en la cuna

Muchos niños solo se duermen en brazos y acostarlos en la cuna supone que se pongan a llorar y se alteren. Pero los expertos aconsejan echarlos en la cuna, acompañarlos un rato y salir de la habitación antes de que se haya dormido. Y hablando de cunas, estas tienen que estar libre de peluches o almohadas y el colchón debe ser firme.

¿Lo de que tu bebé se duerma en la cuna es tarea imposible? Pues olvídate de lo que dicen los demás y túmbate con él en tu cama hasta que se duerma. Si el colecho le tranquiliza y ambos podéis dormir varias horas seguidas, los dos salís ganando.

7. Ni frío ni calor

Tienes claro que tu bebé no puede pasar frío. ¿Pero eres consciente de la cantidad de ropa que tiene puesta? A la hora de tapar al niño no hay que abrigarlo en exceso. La sábana siempre debe quedar por debajo de las axilas, con los brazos por fuera. Los sacos-pijama son una buena alternativa para que los más pequeños no se destapen por la noche.

8. No esperes a que empiece a protestar

Con el tiempo sabrás cuándo tu hijo tiene tanto sueño que en cualquier momento va a empezar a coger una rabieta. Así que no esperes y empieza con la rutina para acostarlo, aunque no sea su hora. De lo contrario, podría agitarse demasiado y le costará más conciliar el sueño.

9. Prueba con la natación

¿Ninguno de estos trucos para dormir a un bebé te funcionan? Prueba a llevarlo a clases de matronatación. El agua no solo le ayudará a desarrollar las habilidades motoras y de coordinación muscular, también mejorará su apetito y el sueño.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Falta de tiempo, de sueño, cansancio, cambios físicos, nuevas responsabilidades… Ser madre implica...

Comenzaron siendo un recurso para los padres trabajadores. Después evolucionaron como oportunidad...

El primer trimestre se acaba. Estás en la semana 12 de embarazo y ya puedes empezar a anunciar a...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.