Discriminación laboral de la mujer: ¿qué es y qué hacer?

Dinero y Carrera  / 

Desde el año 1980, es ilegal que una mujer cobre menos que un hombre cuando ambos desempeñan el mismo puesto de trabajo dentro de la misma categoría laboral. Pero la realidad es distinta. La discriminación laboral de la mujer es un hecho constatado 40 años después.

No lo decimos nosotros. Son muchos los informes que así lo demuestran. Como el elaborado hace unos meses por la compañía del sector turístico Turijobs. En una encuesta encuesta realizada para evaluar la discriminación laboral por razón de género en la industria, el 67% de las mujeres aseguraban que habían sufrido discriminación laboral en algún momento de su trayectoria profesional.

Los sectores más afectados por la discriminación laboral de la mujer son, por este orden, Cocina, Marketing y Relaciones Públicas, Agencias de Viajes y Limpieza.

¿Qué es la discriminación laboral de la mujer?

Casos de discriminación laboral contra las mujeres hay muchos. Pondremos algún ejemplo más adelante. Pero, antes, explicaremos qué es y cuándo se produce esta situación. Se entiende por discriminación laboral de las mujeres la desigualdad que estas sufren con respecto a los hombres. Cualquier diferencia o distinción en las condiciones de trabajo entraría dentro de este concepto.

Pero la discriminación no solo se da cuando una mujer cobra menos que un hombre por desempeñar el mismo trabajo. También ocurre cuando una empresa plantea una división diferente de tareas o cuando el tipo de contrato es distinto al de sus compañeros varones.

El simple hecho de que una empresa considere que el trabajo de una mujer no vale lo mismo que el de un hombre solo por cuestión de sexo trae consigo una serie de consecuencias. Estas son las tres principales:

  1. Las mujeres reciben la misma carga de trabajo que los hombres, pero su salario es más bajo.
  2. Hay menos mujeres ocupando puestos directivos. Solo el 4% de estos cargos tienen a una mujer al mando.
  3. Esta desigualdad se refleja claramente en las pensiones de jubilación. Solo el 37% de las mujeres cobran esta pensión y las que la tienen, perciben un 62% menos de dinero que los hombres.

Ejemplos de discriminación laboral de la mujer

La discriminación laboral de la mujer se da en todos los ámbitos y escalafones de la sociedad. Ya hemos dicho que el porcentaje de mujeres desempeñando cargos directivos es mínimo. Pero los convenios laborales tampoco ayudan.

¿Sabías que en los convenios de limpieza de Barcelona o Madrid la mujer que quita el polvo y pasa la fregona cobra menos que el hombre que limpia los cristales? A eso hay que sumar que la mitad de las mujeres tienen un contrato a tiempo parcial en esa rama de actividad, frente al 10% de los hombres.

Más ejemplos de discriminación laboral de la mujer:

  • Ellas cobran un 20% menos al año que ellos. La brecha salarial de género en España es la sexta más alta de la Unión Europea. Y eso, pese a que las mujeres menores de 50 años tienen más estudios que los hombres.
  • De cada 10 directivos, solo 3 son mujeres. El techo de cristal del que tanto se habla se confirma con dos datos: en las grandes empresas, solo hay un 17% de consejeras. Y tan solo el 3% son consejeras delegadas.
  • La tasa de actividad de las mujeres es un 50% inferior a la de los hombres.
  • Hay más paro entre las mujeres que entre los hombres.
  • Las mujeres tienen empleos de peor calidad, con un porcentaje a tiempo parcial del 57%.
  • Las mujeres con hijos, sean de la edad que sean, tienen más difícil que los hombres incorporarse al mercado laboral (la diferencia es de 20 puntos).

Por si todo lo anterior fuera poco, la discriminación no se limita solamente al ámbito laboral. Las mujeres también la sufrimos en casa. Los datos hablan por sí solos. Las mujeres dedican cada día, dos horas y media más que los hombres a realizar las tareas del hogar.

Qué hacer ante la discriminación laboral

¿Es posible hacer algo para acabar con la discriminación laboral de la mujer? Tienes varias opciones:

  • Hablar de modo cordial con tu superior o con los responsables de recursos humanos para hacerles ver el agravio que sufres.
  • Cuando la vía amistosa no funciona, puedes interponer una reclamación.
  • ¿El convenio laboral juega en tu contra? Reclama tus derechos amparándote en la Ley de Igualdad.
  • Como último recurso puedes interponer una denuncia ante la Inspección de Trabajo. Aunque es importante que sepas que solo el 0,1% de las multas impuestas en 2017 (último año del que se tienen datos) fueron por motivos relacionados con el trato desigual. Ese año, 135 empresas fueron castigadas y se recaudaron multas por valor de 772.000 euros.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Si últimamente has estado mirando ofertas de empleo, te habrás dado cuenta de que una competencia...

¡Qué bonito es el amor! Hasta que el dinero se convierte en el tercero en disputa. Uno de los...

El clima laboral influye en el estado de ánimo de los trabajadores y, como consecuencia, en su...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.