Dieta Disociada: comer de todo pero en separado

Dietas, Salud  / 

La dieta disociada está considerada una de las mejores dietas para lograr el bienestar general del cuerpo con un esfuerzo mínimo.

Creada por William Howard Hay en 1911, está basada en la idea de que lo que engorda o nos hace daño al organismo no es la grasa en las comidas, sino la combinación de alimentos. Para William Hay, la causa de la acumulación de grasa corporal se debe a la mezcla de alimentos con distintas velocidades de absorción a nivel metabólico y digestivo que hacemos en nuestras comidas.

Más que evitar alimentos, esta es una dieta que te obligará a la elaboración de un menú pensado y completo.

La Dieta Disociada

La dieta disociada debe su nombre a la disociación de alimentos que debemos hacer durante la misma. El principio básico de esta dieta es el de que debes evitar mezclar alimentos de distintos grupos alimenticios porque esa combinación liberará más insulina, una hormona que inhibe la enzima responsable por la síntesis de grasa.

Tipos de dieta disociada

La prohibición máxima en esta dieta es la de mezclar alimentos de distintos grupos alimenticios, principalmente carbohidratos con proteína. Desde que sigas esta regla, cómo y cuándo lo haces depende de ti. La dieta disociada presenta tres opciones:

  1. Un grupo por dieta: en esta opción, solo puedes comer alimentos de un grupo alimenticio durante toda la dieta. Para no privar el cuerpo de nutrientes esenciales, no debes seguir esta opción por más de dos meses.
  2. Un grupo al día: puedes comer alimentos de distintos grupos alimenticios a cada día pero nunca en el mismo. Por ser menos radical que la versión de un grupo por dieta, puedes extender este régimen por más tiempo.
  3. Un grupo a cada comida: esta está considerada la opción más fácil de cumplir. Aunque los resultados puedan tardar un poco más en relación a las demás, provee una evolución más equilibrada y menos agresiva para el cuerpo. En ella, puedes comer alimentos de distintos grupos durante el día pero nunca en simultáneo.

Principios básicos de la Dieta Disociada

Independientemente de los alimentos de cada grupo que elijas ingerir o del tipo de dieta disociada que sigas, estos son los principios básicos que siempre debes tener en mente:

  • Deja 3 horas entre cada comida para que el cuerpo tenga tiempo de absorber todos los nutrientes.
  • Come la última comida del día antes de las 19h, para evitar sobrecargar tu cuerpo antes de dormir.
  • Durante la dieta están totalmente prohibidos alcohol y café.
  • Bebe mucha agua pero evita la ingesta de fluidos antes y durante las comidas para no retardar la digestión.
  • Mientras preparas las comidas, recuerda que está prohibido mezclar alimentos de distintos grupos alimenticios.
  • Combina la dieta con ejercicio físico para moldar tu cuerpo.

Grupos de alimentos: ¿qué mezclar?

El objetivo principal de esta dieta es no mezclar alimentos proteicos con carbohidratos.

Los carbohidratos deben ser consumidos por la mañana y en la comida para proveer energía al cuerpo durante el día. Por la noche, estos alimentos pueden ser convertidos en reservas de grasa por el cuerpo.

La proteína deberá ser consumida en la cena. Además de proveer una sensación de saciedad extendida para que no te den las ganas de comer durante la noche, es durante este período de reposo que los músculos se regeneran y más necesitan este macronutriente.

En la versión más radical de esta dieta, además de separar la proteína de los carbohidratos, también debes separar los lacticinios, la fruta y los vegetales y legumbre en cada comida y elegir comer solo uno de estos grupos a la vez.

Menú

En una dieta disociada del grupo 3 (un grupo por comida), este es un ejemplo de cómo deberá ser tu menú diario:

  • Desayuno: lacticinios (leche, queso, yogur)
  • Comida: carbohidratos (pasta, arroz, pan, cereales) O legumbres y vegetales (ensalada o sopa)
  • Merienda: fruta
  • Cena: proteína (carne blanca o roja, huevos, pescado)

Si prefieres la versión más suave de esta dieta, entonces tu preocupación deberá ser solamente la separación de carbohidratos y proteína. Esta es una opción menos radical para el cuerpo, ya que le puedes proveer todos los macronutrientes y vitaminas y minerales al organismo. Además, será más fácil crear recetas distintas todos los días. Así sería un menú en esta versión:

  • Desayuno: lacticinios y/o fruta
  • Comida: carbohidratos, legumbres y vegetales. Por ejemplo, una ensalada con pasta o una sopa acompañada de pan.
  • Merienda: lacticinios y/o fruta
  • Cena: proteína, legumbres y vegetales. Por ejemplo, un bistec acompañado con legumbres salteadas.

Resultados

Aunque muy popular, esta dieta no tiene resultados comprobados. Las opiniones se dividen entre los que sienten un aumento del bienestar físico durante la dieta y los que sufren una desregulación del organismo por su culpa.

La dificultad en comprobar sus resultados está también relacionada con las distintas versiones de la misma. Dependiendo del tipo de dieta disociada que uno elija y de los alimentos que mezcle o no, el funcionamiento del organismo será distinto.

En cuanto al efecto de adelgazamiento muchas veces atribuido a esta dieta, este no está directamente relacionado con la dieta en sí misma, sino con los alimentos que eliges consumir. Para potenciar el efecto de la reducción de la insulina típico en la dieta disociada, consume alimentos bajos en calorías y grasas en las comidas.

 

Creada en 1911, la dieta disociada ha sufrido con el tiempo diversas alteraciones a su forma inicial. Sea para potenciar sus resultados o adaptarla a nuestra alimentación actual, la verdad es que varias versiones sobreviven aún en los días de hoy y esta sigue siendo una dieta muy popular. Si estás tentada a probarla, elige la que mejor se adapta a ti en nivel de dificultad y empieza a elaborar menús atractivos y recetas ricas para que puedas disfrutar mientras cuidas tu cuerpo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El trabajo, la familia y demás preocupaciones pueden hacer que entres en un círculo vicioso de...

La gimnasia hipopresiva es una alternativa a los ejercicios tradicionales para tonificar el área...

La copa menstrual, copa vaginal o copa para la regla, es un dispositivo de higiene femenina...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan