Dieta de la avena: la nueva moda para adelgazar

Dietas, Salud  / 

La avena es un alimento cada vez más preciado y clave en muchas dietas para adelgazar. Su riqueza en fibra y proteína parecen eclipsar su valor calórico, garantizándole al organismo todos los nutrientes necesarios para una pérdida de peso progresiva y sana. La dieta de la avena le saca provecho a todas estas cualidades al extremo para alcanzar una pérdida de peso rápida y notoria. Pero, mucho de algo bueno puede convertirse en algo malo y debes estar bien informada sobre esta dieta antes de ponerla a prueba.

Qué es la dieta de la avena

Básicamente, y como su nombre indica, la dieta de la avena centra sus resultados en el consumo de este alimento. Por esta razón, existen varias modalidades de este régimen que difieren entre si según la cantidad de avena que debes consumir.

Qué es la dieta de la avena

La dieta de la avena original es la más extrema y con resultados más rápidos, pero también la que más contraindicaciones tiene. Está divida en tres fases.

Fase 1: Durante la primera semana solo puedes consumir avena y todos los demás alimentos están prohibidos, excepto la leche. El total calórico diario no deberá superar las 1200 calorías.

Fase 2: La segunda fase dura un mes y ya podrás agregarle a tu dieta fruta fresca, verduras crudas y otros alimentos, desde que no superes las 1300 calorías diarias.

Fase 3: En la tercera y última fase puedes volver a tu alimentación normal, pero limitando las grasas, y debes seguir consumiendo por lo menos una comida y un snack de avena al día.

Cómo funciona

El éxito de la dieta de la avena está basado en la riqueza nutritiva de este alimento.

Al contener grandes cantidades de proteína y fibra, provee una sensación de saciedad más rápida y prolongada, ayudando a controlar las ganas de comer y la ingesta de calorías. Asimismo, la fibra promueve un funcionamiento eficaz del sistema digestivo e intestinal, reduciendo la sensación de hinchazón y ayudando al cuerpo a expulsar los nutrientes o ingredientes de los alimentos que no aportan beneficios.

Además, el hecho de que en la dieta de la avena original las calorías máximas diarias estén ya definidas, garantiza el déficit calórico necesario para el adelgazamiento. O sea, el cuerpo no estará recibiendo las calorías necesarias para la producción de energía y empezará a quemar las reservas de grasa para usarlas como combustible.

Lee también: Cómo tomar la avena para adelgazar

Menú

Menú de la dieta de la avena

El menú de la dieta de la avena varía considerablemente dependiendo del tipo de esta que sigas. En la mayoría, puedes seguir comiendo normalmente (aunque se recomiende contención y evitar alimentos con grasa y calóricos), sustituyendo una o dos comidas diarias por avena.

Si quieres probar la dieta de la avena original, te dejamos la sugerencia de un plan alimenticio de 5 días para la segunda fase de esta. En la primera ya sabes que no podrás consumir otra cosa que no sea avena.

Ejemplo de menú para la 2ª fase

Día 1
Desayuno
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de leche descremada
  • 1 cucharada de pasas
  • ½ cucharadita de canela
  • café o té
Medio de la mañana
  • ½ taza de arándanos
Comida
  •  ½ taza de avena
  • ½ taza de yogur bajo en grasa
  • 1 plátano
Merienda
  • ½ taza de palitos de vegetales crudos
Cena
  • 114g de pechuga de pollo a la parrilla
  • Ensalada verde grande
  • ½ taza de avena
Día 2
Desayuno
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de leche descremada o sustituto de la leche
  • 1 cucharada de arándanos secos
  • ½ cucharadita de canela
  • café o té
Medio de la mañana
  • 1 manzana mediana
Comida
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de yogur bajo en grasa
  • 1 taza de fresas
Merienda
  • 1 puñado de almendras
Cena
  • 114g de filete de pescado asado a la parrilla
  • 1 taza de brécol
  • 1 taza de arroz pilaf
Día 3
Desayuno
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de leche descremada o sustituto de la leche
  • 1 plátano
  • ½ cucharadita de vainilla
  • café o té
Medio de la mañana
  • 2 kiwis pequeños
Comida
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de leche descremada o sustituto de la leche
  • 1/4 taza de nueces
  • 1 cucharadita de canela
Merienda
  • 1 manzana
Cena
  • 114g de hamburguesa de pavo magra
  • Pan de hamburguesa integral
  • 1 taza de papas de calabacín al horno
Día 4
Desayuno
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de yogur griego sin grasa
  • 1 taza de arándanos
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • café o té
Medio de la mañana
  • 1 puñado de almendras
Comida
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de leche descremada o sustituto de la leche
  • ½ taza de arándanos secos
  • 1 cucharadita canela
Merienda
  • 1 plátano
Cena
  • 114g de filete de solomillo magro
  • 3 tazas de ensalada de lechuga y tomate
  • 2 cucharadas de salsa de ensalada light
Día 5
Desayuno
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de leche descremada o sustituto de la leche
  • ½ taza de pasas
  • ½ taza de ciruelas secas
  • café o té
Medio de la mañana
  • 1 manzana
Comida
  • ½ taza de avena
  • ½ taza de yogur sin grasa de vainilla
  • 1/4 taza de nueces
Merienda
  • 1 cucharada de manteca de cacahuete
  • 4 palitos de apio
Cena
  • Sopa de pollo ligera
  • 2 tazas de verduras mistas

Resultados

Los resultados de la dieta de la avena pueden variar bastante dependiendo del tipo que sigas, de tu peso original y de si practicas ejercicio, cuántas veces y con qué intensidad.

La media para la dieta original es de 1 a 2kg por semana.

Inconvenientes y riesgos

Para médicos y nutricionistas, la dieta de la avena no es más que una moda ya que no tiene un plan nutricional definido y equilibrado. Muchos la ven también como la prueba de que hasta un alimento sano y rico nutricionalmente puede convertirse en dañino si no se consume moderadamente.

Para empezar, el límite de calorías permitidas, principalmente en la primera semana, está considerado como peligroso por ser menor que el mínimo recomendado. Esto puede crear un desequilibrio metabólico con consecuencias incómodas que pueden ir desde mareos hasta pérdida muscular y malnutrición.

La poca variedad alimenticia de esta dieta es otro de sus riegos ya que puede condicionar la ingesta de nutrientes esenciales para el organismo. Además, el consumo excesivo de fibra puede causar un bloqueo intestinal y promover la liberación de ácido fítico en exceso, afectado negativamente la absorción de nutrientes en el intestino. Esta falta de variedad es también un inconveniente de la dieta ya que la vuelve aburrida y más difícil de seguir.

Por último, la dieta de la avena no tiene un plan a largo plazo de mantenimiento de peso. Además, el cambio alimenticio drástico, principalmente en la primera semana, puede desequilibrar el metabolismo resultando en un efecto yo-yo de peso o, incluso, en un aumento significativo de este cuando termines la dieta.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Afortunadamente, las dietas locas están cada vez menos de moda. Las personas han tomado conciencia...

El gluten consiste en un grupo de proteínas designadas como glutelinas y prolaminas en su mayoría,...

¿Últimamente has pensado en tener un desafío a la hora de hacer ejercicios? Unas de las modalidades...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan