Dieta Atkins: la dieta de Hollywood

Dietas, Salud  / 

La Dieta Atkins vuelve a estar en boca de todos ahora que Kim Kardashian admitió que fue gracias a ella que perdió el peso de su embarazo. ¡Pero no es la única! Son muchas las famosas que celebran los resultados y beneficios de esta dieta.

Está basada en el bajo consumo de carbohidratos, obligando así al cuerpo a utilizar las reservas de grasa como fuente de energía, promoviendo el adelgazamiento. Por otro lado, la dieta Atkins se conoce también como la dieta de la proteína ya que puedes consumir tanta cuanta quieras.

Descubre ahora más sobre la dieta que es un éxito en Hollywood.

Dieta Atkins: el origen

La Dieta Atkins fue creada por el médico Robert Atkins en los años 70 después de que este leyera algunos estudios que indicaban que el bajo consumo de carbohidratos inducía a que el cuerpo usase sus reservas de grasa como fuente de energía, adelgazando. En su libro, Atkins no solo defendió esta teoría sino que también diseñó una dieta que promoviera la pérdida de grasa basada en la misma.

En la base de la dieta Atkins está la reducción del consumo de carbohidratos y el aumento del de la proteína. Como resultado, no solo quemarás más reservas de grasa como también estarás consumiendo menos calorías naturalmente ya que la proteína promueve la saciedad.

Con esta dieta puedes perder entre 2 a 5kg en la primera semana y sentirás una reducción efectiva de la masa grasa corporal, ayudando a prevenir aún enfermedades cardiovasculares.

En qué consiste

La dieta Atkins se ha vuelto tan exitosa por ser una dieta diseñada a largo plazo, o sea, incorpora en su plan una fase de adelgazamiento pero también de mantenimiento una vez que alcances tu peso ideal.

La dieta está basada en cuatro fases:

1ª fase – Inducción (dos semanas): en esta fase puedes comer solamente hasta 20g de carbohidratos al día. Su objetivo es acostumbrar el cuerpo al cambio para que empiece naturalmente a utilizar las reservas de grasa como fuente de energía. Puedes comer alimentos ricos en grasa y en proteína sin mirar a cantidades. Debes quedarte satisfecha y sin hambre pero, claro, sin exagerar.

Alimentos permitidos: todas las carnes, pescado y alimentos ricos en grasas buenas.

Alimentos con moderación: huevos, queso, marisco, leche de soja, apio, pepino, lechuga, pimientos (aunque sea en pequeñas cantidades, estos alimentos tienen carbohidratos).

Alimentos prohibidos: pan, pasta, cereales, arroz, patatas, zumos de frutas, zanahorias, cebollas, calabaza, dulces y alcohol.

2ª fase –  Pérdida de peso continua: en esta fase debes aumentar gradualmente la ingesta de carbohidratos a cada semana pero en una proporción en la que sigues bajando de peso (aproximadamente 5g a la semana). Para aumentar la cantidad de carbohidratos ingeridos, opta por comer más ensaladas y frutas con un bajo contenido de carbohidratos. El objetivo es que descubras cuál es la cantidad máxima de carbohidratos que puedes comer al día y seguir adelgazando sin que nunca estés hambrienta. Debes controlar la ingesta cuidadosamente para que te sientas satisfecha durante todo el día sin pasarte del límite.

Elige introducir los alimentos prohibidos en la fase de inducción solo después de algunas semanas y cuando el valor diario que puedes consumir ya haya aumentado considerablemente. Algunos permanecerán prohibidos hasta la tercera fase.

Alimentos prohibidos: pan, pasta, cereales, arroz, patatas, zumos de frutas, zanahorias, cebollas, calabaza, dulces y alcohol.

3ª fase – Mantenimiento previo: En esta fase ya no hay alimentos prohibidos. El objetivo es que empieces a entender no tu tolerancia a los carbohidratos (que aprendiste en la fase dos), sino la tolerancia a los alimentos adicionales.

Empieza a incorporar gradualmente los alimentos ricos en carbohidratos en tu alimentación. Algunas mujeres serán capaces de comer normalmente de todo y mantener su peso o incluso seguir adelgazando dependiendo de las cantidades. Otras notarán que se les hace más difícil controlar el peso y tendrán que restringir naturalmente estos alimentos o reservarlos solo para ocasiones especiales. Se trata de aprender lo que funciona mejor para ti.

4ª fase – Mantenimiento: la fase de mantenimiento no es más que una continuación de la tercera fase. Si en la última el objetivo es aprender a controlar los carbohidratos y alimentos que ingieres, en la cuarta fase se trata de establecer un estilo de vida. La Dieta Atkins solo tiene resultados si a largo plazo sigues con una alimentación sana y equilibrada.

En esta fase debes disfrutar normalmente de la comida y agregar más variedad. Si has cumplido totalmente las fases anteriores, notarás que te será casi natural controlar las cantidades de carbohidratos a ingerir a diario basadas en tus límites.

Contraindicaciones

La Dieta Atkins es una dieta de reeducación alimenticia para lograr la pérdida de peso y su mantenimiento. Esta es la razón por la cual en la segunda y tercera fase te será posible aumentar la cantidad y tipos de carbohidratos que ingieres hasta encontrar tu límite.

Sin embargo, esta reducción drástica del consumo de carbohidratos puede tener consecuencias. Los síntomas más usuales son mareos, mal humor y sensación de cansancio constante. Estos síntomas suelen ser más acentuados en la primera fase debido al choque. Una vez que encuentres tus límites en la segunda y tercera fase es posible que desaparezcan o que por lo menos sean atenuados.

Las mujeres embarazadas o con problemas en los riñones deben evitar esta dieta. Algunos diabéticos pueden sentir que su nivel de insulina se reduce, por lo que también la deben evitar.

En cualquier caso, debes siempre consultar con tu médico antes de empezar una dieta para garantizar que aún en un proceso de adelgazamiento sigues consumiendo todos los nutrientes necesarios al bien estar del cuerpo.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El deporte o la actividad física te aportan muchos más beneficios de los que te puedes imaginar....

Para ser una mujer feliz tienes que poner de tu parte y luchar por ello. Las acciones que te tocará...

La cena es una de las comidas que más nos solemos saltar. También se puede dar el caso de que la...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan