Depresión postparto: síntomas y tratamiento

Mamá  / 

Se supone que el nacimiento de un hijo debe ser uno de los acontecimientos más felices en la vida de una mujer, sin embargo, en algunos casos esto no es así, y lo que pudo ser una espera llena de ansias y felicidad por una nueva vida, termina en una depresión postparto.

La depresión postparto es una depresión, moderada o intensa, que se presenta en la mujer luego de haber dado a luz, generalmente dentro de los tres primeros meses del parto (aunque puede aparecer hasta a un año más tarde). Ella se caracteriza por el aparente rechazo al bebé, así como un estado constante de tristeza y melancolía en todo lo relacionado con ser madre.

Síntomas de la depresión postparto

La depresión postparto es un problema más común de lo que se cree y afecta a un gran número de madres alrededor del mundo. Muchas veces se dificulta su diagnóstico puesto que se confunde con el estrés y cansancio que representa el ser madres. No obstante, si el cansancio o la tristeza luego del parto son tan fuertes que impide retomar el nivel de vida usual, se está frente a un signo de alerta.

Los síntomas de esta depresión son los mismos que los de una depresión, pero pueden ser alterados significativamente por el hecho de cuidar a un bebé, o por los cambios que el embarazo generó en el cuerpo y la mente.

Los síntomas de la depresión postparto no solo aparecen después del embarazo, sino que pueden llegar a presentarse durante el embarazo, e incluso antes de éste. Si se tienen antecedentes familiares con este padecimiento o situaciones variadas, como por ejemplo, que la madre haya perdido a la suya en la niñez, puede ser predecible.

Entre sus síntomas más comunes se encuentran los siguientes:

  • Perdida del interés en actividades cotidianas o pasatiempos.
  • Aparente rechazo al bebé o por el contrario, excesivo cuidado del bebé.
  • Sentimientos de tristeza y pesimismo.
  • Se llora constantemente sin razón aparente.
  • Pérdida del apetito, o por el contrario, ansiedad por comer en exceso.
  • Dificultades para dormir, concentrarse y tomar decisiones.
  • Cansancio extremo sin razón aparente, y ganas de permanecer en la cama todo el día.
  • Rechazo al contacto con la pareja, amigos y familiares.
  • Aunque en raras ocasiones se tenga, se está en la posibilidad de tener alucinaciones que impulsen a la madre a hacerle daño al bebé o a sí misma.

Tratamiento y cómo superar la depresión postparto

La depresión postparto no solo comparte casi todos los síntomas de la depresión convencional, sino que también comparte su tratamiento. Una mujer que sufra de ella, para su superación tendrá que someterse a terapia psicológica para la sanación adecuada.

Además, es la primera opción a tener en cuenta puesto que la madre estará amamantando, y la inclusión de medicamentos no está recomendada.

La terapia del diálogo con un profesional de la salud ayuda a la madre a reconocer sus pensamientos y a cambiar aquellos que son negativos, le ayuda a comprender y a lidiar con las relaciones personales que son problemáticas. Nunca se trata a la paciente incriminando con reproches y culpas sobre sus errores, sino ayudando a sanar de una manera positiva.

Estas terapias pueden ser ofrecidas por un psicólogo, un terapeuta, un consejero o hasta un trabajador social, y se clasifican en terapia cognitiva-conductual (TCC), y en terapia interpersonal (TIP).

La misión tras de las terapias es hacerle entender a la madre que este trastorno tiene cura, y que no es la primera ni la última con él, que será capaz de superarlo. Pero para que la terapia funcione es indispensable el apoyo de la pareja, así como de los familiares y amigos. En especial, la pareja juega el rol más importante en la superación de la depresión postparto.

En el caso de que la depresión sea muy agresiva, se recurrirá al tratamiento farmacológico con medicamentos antidepresivos para la regulación de las sustancias químicas del cerebro que intervienen en el estado de ánimo. El médico que prescribirá el tratamiento deberá basarse en si la madre esta dando de amamantar en ese momento. Ambos métodos también pueden usarse en combinación.

Lee también: Lo que toda madre primeriza debe saber

¿Cuánto dura?

Una vez conocido qué es la depresión postparto, cuáles son síntomas y cómo se cura, surge otra pregunta, que es la de ¿cuánto tiempo se puede tardar en sanar? No obstante, no hay una respuesta fija para esta interrogante.

Todo depende del caso que se trate, de cuándo sea diagnosticado y tratado. Algunos casos duran una sola semana, mientras que otros pueden llegar a extenderse hasta meses. Por eso, y para el bienestar tanto de la madre como del bebé y el padre, se recomienda que una vez se sospeche de la existencia de este tipo de depresión, se acuda a un profesional de inmediato.

Una mujer puede sanar más rápidamente si se es tratada a tiempo y si se siguen las indicaciones al pie de la letra. En cambio, si no se es tratada se puede llegar a sufrir de depresión postparto durante meses e incluso años.

¿Los hombres también sufren la depresión postparto?

La respuesta es un rotundo sí. Los hombres pueden llegar a sufrir de la depresión postparto luego del nacimiento de su hijo. La misma se desarrolla usualmente entre los tres meses y los seis meses posteriores al nacimiento, y puede aparecer debido a diversos factores como lo son el miedo a la paternidad o las preocupaciones financieras que causan el tener a un bebé.

Otras son la ansiedad que provoca el ser un buen padre, y también influye mucho, si la madre experimentó depresión postparto, puesto que se está expuesto a sufrir de depresión.

Los síntomas son parecidos, y corresponden a sentirse agotado y ansioso en exceso, estar obsesionado con los gastos que se tienen, estar irritable o dormir mal. Usualmente, los padres ocultan estos malestares, y no son capaces de compartir sus temores, lo que provoca que el problema solo se vaya agravando.

Para su superación es fundamental la ayuda psicológica, así como el entender que así como las madres, los padres también necesiten de apoyo y aliento para sobrellevar sus responsabilidades.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

El trabajo, los niños, la casa… Durante todo el año nos pasamos los días corriendo de un sitio para...

Ha llegado el momento de volver a romperse la cabeza para escribir la carta a Papá Noel y a los...

Hace unos días recibía en el buzón de casa el primer catálogo de juguetes de este año, y mi hijo se...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.