Decorar con plantas: 9 ideas para una casa verde

Decoración, Hogar  / 

Parecía que las tendencias en decoración se habían olvidado de ellas, pero han vuelto. Decorar con plantas no solo está de moda, sino que además ofrece beneficios extra para nuestra salud. Aportan oxígeno, disminuyen el polvo del ambiente, reducen el estrés y convierten una habitación sin personalidad en un lugar acogedor donde te sentirás más serena.

Las opciones para decorar con plantas son infinitas. Puedes jugar con las alturas, con los tiestos, con su ubicación e incluso con el tipo de planta para adaptarla a tu hogar. Con flores, con grandes hojas, trepadoras, colgantes, aromáticas… Descubre todas las posibilidades que te ofrece una decoración verde.

Cómo decorar con plantas

1. Crea un bodegón en un rincón

Crea un bodegón en un rincón

¿Tienes un rincón del salón para el que no encuentras el mueble perfecto? A lo mejor es que lo que necesitas es algo vivo. Coloca varias plantas en maceteros distintos y ponlas a diferentes alturas. Unas en el suelo, otra sobre un taburete, alguna más sobre un arcón o una caja… Verás cómo consigues darle vida a ese espacio.

2. Agrupa varias plantas mini

agrupa varias plantas mini

También puedes colocar varias plantas pequeñitas sobre una bandeja y poner esta en un lugar visible. Por ejemplo, sobre la mesa de centro. Así, cuando tengas que utilizar la mesa, solo tienes que apartar la bandeja.

3. Tras el cristal

Tras el cristal

El cristal y las plantas ofrecen una combinación de lo más limpia y refrescante. Y cuando decimos cristal, nos referimos a la palabra en toda su extensión. Puedes decorar con plantas con solo colocar una planta dentro de la vitrina o un farolillo, enmarcar hojas en marcos transparentes, o hacerte con bonitos frascos de cristal y meter unas cañas para que se vean las raíces.

4. En la estantería de los libros

plantas en la estantería de los libros

Una estantería llena de libros y de adornos puede resultar algo pesada. Si quieres aligerarla un poco, prueba a colocar una planta y dejar que las hojas cuelguen hacia abajo, cubriendo el estante inferior.

5. Un jardín vertical

jardín vertical interior

Los huertos urbanos y los jardines verticales han dejado de ser una novedad. Pero eso no quiere decir que hayan pasado de moda. Colgar los tiestos de la pared, de las barandillas o de los enrejados son una buena alternativa para espacios en los que escasean los metros de suelo.

6. Plantas como separadores de ambientes

plantas como separadores de ambientes

Incluso puedes llevar la decoración con plantas vertical hasta el extremo. En lugar de separar ambientes con una estantería, con un tabique o con un biombo, súmate a la moda de los separadores vegetales. Puedes aumentar o disminuir el grado de privacidad jugando con la cantidad o el tipo de plantas.

7. Plantas sumergidas

plantas sumergidas

Las plantas necesitan agua, pero puedes ir más allá y sumergirlas directamente. Es posible crear un bonito centro de mesa con solo coger un recipiente de cristal, llenarlo de agua, colocar unas piedras en el fondo, introducir alguna flor bonita como pueden ser los lirios de agua y rematar el conjunto con una vela encendida. Bonito y refrescante.

8. Trepadoras para cubrir lo que no quieres que se vea

¿Tienes una pared vacía y vas a decorarla? ¿Necesitas tapar una horrible tubería que sale de la pared? ¿Quieres disimular una columna que tienes en el medio del salón? Una opción sostenible es utilizar enredaderas o trepadoras aptas para el interior, como:

  • el Guisante de olor;
  • la Madreselva, la Mandevilla (esta también se puede plantar en una maceta);
  • la Wisteria (tiene una esperanza de vida de 100 años);
  • la Campanilla;
  • la Pasionaria;
  • el Heliotropo;
  • la Ipomea (Don Diego de día);
  • el Solano;
  • la Cobea;
  • la Tibouchina;
  • la Tumbergia;
  • la Glicina;
  • la Buganvilla;
  • el Jazmín trepador;
  • el de Madagascar o el falso jazmín;
  • el Clerodendro;
  • la Flor de cera (Hoya o Flor de porcelana);
  • la Solandra maxima;
  • la Bignonia de invierno o la Clematis.

9. Cómo decorar con plantas una terraza

Las terrazas y las plantas parece que van unidas, pero lo cierto es que muchas veces solo nos dedicamos a colocar macetas sin ningún orden ni concierto. Al final, todo es tan caótico que no invita a sentarse y relajarse.

En una terraza pequeña, lo mejor es colocar paneles con rejillas y colgar varias plantas, colocando en el fondo las que tengan las hojas más claras y dejando las de hojas oscuras para el frente. Así lograrás dar mayor profundidad.

Deja las plantas más grandes solo para terrazas con un buen tamaño. Palmeras, boj, cactus o ficus son ideales para esta zona de la casa.

En caso de que quieras separar tu terraza de la del vecino lo mejor es optar por plantas de exterior altas, como la planta de serpiente (también conocida como sanseviera), la palmera excelsa, el castaño de Guinea (lo malo de esta es que no aguanta bien el frío) o el tronco de Brasil. Si las plantas en macetas altas ganarás aún más altura e intimidad.

¿Quieres decorar un nudo desnudo o una pérgola? Como en el interior, utiliza plantas trepadoras o enredaderas, como:

  • el Guisante de olor;
  • la Madreselva;
  • la Wisteria;
  • la Parra de uvas;
  • las Campanillas;
  • la Pasionaria;
  • el Heliotropo;
  • la Ipomea (Don Diego de día);
  • el Solano;
  • la Cobea;
  • la Tumbergia azul;
  • la Glicina;
  • la Clematis.

Recuerda que las plantas de exterior más adecuadas son las autóctonas. Por ejemplo, para los climas mediterráneos es inteligente optar por el romero o la adelfa. En la Cornisa Cantábrica, por su parte, se dan muy bien las hortensias, azaleas, camelias y rododendros.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Controlar las luces sin levantarte del sofá, encender la calefacción cuando vas de camino a casa,...

Ya sea porque se te ha estropeado la lavadora, porque en ese momento no tienes acceso a una o...

El vinagre para la limpieza de la casa es uno de los productos que siempre hay que tener a mano,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.