Cómo cuidar tu ropa: 11 consejos

Moda  / 

¿Qué mujer no ha soñado alguna vez con tener un vestidor gigantesco? Si hay una cosa que nos vuelve locas y en la que solemos dejarnos parte del salario es la ropa. Aunque tengamos mucha, cuando llega la nueva temporada siempre nos acercamos a las tiendas para saber cuál es la última tendencia. Dado que las vestimentas son importantes, si quieres que te duren por más tiempo en perfecto estado, nada mejor que aprender a cuidar tu ropa con unos sencillos trucos.

Consejos para cuidar tu ropa para que esté siempre como nueva

Como es obvio, con el paso del tiempo las cosas se van deteriorando. Sin embargo, si se hace un buen uso de ellas y se cuidan de manera adecuada, la vida útil de estas será mucho mayor. Por eso, si quieres conservar durante muchos años tus prendas de vestir favoritas, sigue los próximos consejos para cuidar tu ropa.

1. Separa la ropa al lavarla

Cuando te dispongas a lavar la ropa, es imprescindible que lo hagas por colores. En una tanda pon la ropa clara, en otra la blanca, en otra la oscura y en otra la negra. Hacer esta separación de colores evitará que las prendas claras queden manchadas si las de color destiñen. 

Por otro lado, solo debes limpiar la ropa cuando está sucia. Meter en la lavadora prendas que no lo están también hará que se estropeen con mayor rapidez. En otras palabras, el consejo que te damos para cuidar tu ropa es que no la laves si solo la has usado pocas horas y no está sucia ni huele mal. Lo que puedes hacer es airearla un rato, en vez de colocarla en el cesto de la ropa sucia.

Relacionado: Trucos para lavar ropa blanca

2. Ten en cuenta las etiquetas

Si quieres cuidar tu ropa debes tener en cuenta el tipo de lavado que le vas a dar a la ropa. Para ello, lee las etiquetas de cada una. Ahí te especifica cuál es el programa adecuado para cada una. Por lo tanto, agrupa las que sean de lavado delicado por un lado y por otro las que se deban limpiar en seco. En el caso de estas últimas, lo mejor es que las lleves a una lavandería.

Igualmente, es aconsejable que laves las toallas y/o sábanas juntas y no las mezcles con tus prendas de vestir.

3. Trata las manchas

En el caso de que la ropa tenga alguna mancha, antes de meterla en la lavadora aplica cualquier quitamanchas para evitar que se adhieran a la ropa para siempre. De hecho, la mejor recomendación es que trates de estas lo antes posible desde el momento en que se produjo.

4. Verifica la ropa antes de meterla en la lavadora

Este es otro consejo para proteger tus prendas de vestir. Antes de ponerlas en la lavadora, sube las cremalleras y aprieta los botones. Asimismo, revisa que no haya nada en los bolsillos, estira bien la ropa y lávala del revés.

5. Utiliza productos ecológicos

Además de ayudar a la conservación del medio ambiente, estos productos no contienen químicos, lo que evitará deteriorar tu ropa y que tengas reacciones alérgicas en la piel si tienes una dermis sensible.

6. Seca tus prendas de vestir de manera adecuada

La manera en que secas la ropa es igual de importante que la forma en que la lavas. Una vez que la sacas de la lavadora, divide en grupos la que es apta para la secadora y la que no.

Ten en cuenta que la ropa interior, sobre todo los sujetadores, las vestimentas para el deporte y los jerséis es mejor que se sequen al aire libre. Para que el sol no le vaya quitando color a la ropa, recuerda colgarla del revés. En el caso de las camisetas, las pinzas deben ir en las axilas. Si tiendes pantalones, pon los palillos a la altura de la ingle.

Al igual que con la lavadora, es crucial que elijas el ciclo de secado adecuado para las prendas. Así evitarás que encojan y se deterioren.

Si quieres cuidar tu ropa, una vez que acabe la lavadora y la secadora, no dejes las prendas dentro por mucho tiempo. De lo contrario se apelmazarán e incluso podrán adquirir un mal olor.

7. Usa perchas para guardar la ropa

Guardar los vestidos, camisas, los pantalones y algunos suéteres en el ropero con percha ayudará a su conservación. De la misma manera, también se aconseja que la ropa esté planchada y bien doblada.

Un apunte muy importante para cuidar tu ropa en relación a las camisas es el de que las cuelgues a secar en perchas. Así no se arrugarán y quedarán sin humedades.

Por otro lado, no te olvides de inspeccionar el armario para que ver que no tenga moho ni  que esté sucio. Al igual que limpias los muebles de la cocina de vez en cuando, también debes hacerlo con tu guardarropa. Poner bolas de naftalina o toallitas, igualmente, beneficiará la no aparición de plagas de polillas.

8. No guardes las prendas sucias en el armario

Si la ropa está sucia, no la pongas dentro de tu clóset porque su olor y suciedad dañarán el resto de prendas.

Para cuidar tu ropa de temporada en temporada, no te olvides de lavarla antes de ponerla en el fondo del ropero. En el caso de que tengas la posibilidad, usa bolsas especializadas para la ropa. Estas evitarán que tus vestimentas cojan polvo y suciedad durante los meses que no te las vas a poner.

Las bolsas herméticas o las fundas incluso se recomiendan para guardar los vestidos de fiesta, trajes y chaquetas, por ejemplo.

Lee también: Cómo quitar el olor a humedad de la ropa

9. Protege tu ropa en casa

Cuando estés cocinando y/o limpiando, para cuidar tu ropa es imprescindible que te coloques un delantal. Es más, lo mejor sería que vistieses prendas viejas que solo uses para realizar este tipo de tareas domésticas. Así estarás evitando que aparezcan manchas de lejía o de comida en tus prendas favoritas. Ten en cuenta que algunas son prácticamente imposibles de remover.

10. No tires de los hilos sueltos

En el caso en que encuentres hilos sueltos en tus vestimentas, no tires de ellos. La más adecuado es que los recortes con la mayor brevedad posibles. En aquellos casos en los que tu prenda esté muy despuntada, si no sabes coser, acude a una modista para que la arregle.

11. Limpia la lavadora y secadora

Por último, una sugerencia que es igual de importante es la de limpiar la secadora y la lavadora. Ambas acumulan suciedad a medida que se van utilizando. Por lo tanto, debes mantener una limpieza adecuada de las mismas, incluyendo los filtros de ambas.

Si sigues los consejos expuestos, al cuidar tu ropa con más atención, verás que consigues mantenerla por muchos años en perfectas condiciones. Es más, la gente pensará que estrenas ropa cada día de lo reluciente que estará.

Compartir
deja tu comentario
Taboola
Artículos Relacionados

Llevar zapatos masculinos no es solo una opción cómoda y que aumenta nuestro abanico de opciones....

Una de las primeras cosas en las que nos fijamos cuando nos probamos una ropa es si nos hace...

Los pantalones cortos son la prenda del momento. Entre las tendencias para 2019, claramente han...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.