3 cuidados para unas manos bonitas

Belleza, Piel  / 

Después del rostro, las manos son la primera cosa que llama más la atención en una persona. Por eso, tener unas manos bonitas y cuidadas deberá estar en nuestra lista de prioridades.

Unas manos bien hidratadas y cuidadas son más suaves al toque y más sensibles ya que pueden sentir con más intensidad esa caricia en el rostro de un hijo o transmitir fuerza y cuidado cuando apretamos la mano de alguien.

Sin embargo, mantener unas manos bonitas es una tarea difícil. Podemos arreglarnos las uñas para lucir su belleza y sacar más provecho de nuestro look pero es la piel lo más difícil de cuidar.

Las manos están sujetas a varias agresiones a diario, desde objetos que les pueden hacer daño, la suciedad, detergentes que pueden secar la piel o las condiciones atmosféricas.

Cuidados básicos para unas manos bonitas

Cuidados básicos para unas manos bonitas

1. Hidrata las manos con una buena crema hidratante

Es esencial que apliques una buena crema hidratante varias veces al día, principalmente si te lavas mucho las manos o si las tienes expuestas a temperaturas bajas.

Aplica una crema hidratante para manos suave, leve y poco grasosa por lo menos cuatro veces al día. Estas cremas son absorbidas más rápidamente por lo que no tendrás la sensación de manos pegajosas y no interferirán con tus tareas.

Antes de acostarte, aplica una crema más grasosa y rica en aceites esenciales para darle a tu piel una hidratación y nutrición extra durante tus horas de sueño. Para sacarle más provecho a esta aplicación, ponte unos guantes de algodón por media hora para promover la absorción de la crema.

2. Protege las manos con unos guantes de goma

Los guantes de goma quitan un poco de sensibilidad a las manos y pueden ser incómodos pero son imprescindibles si quieres mantener unas manos bonitas.

Ponte estos guantes siempre que uses detergentes o tengas que poner las manos en agua con temperaturas extremas. Los guantes funcionarán como una capa protectora, impidiendo que los químicos o los cambios abruptos de temperatura dañen y sequen la piel.

Si dudas de su funcionalidad solo tienes que llevarlas un par de veces mientras limpias tu casa. Verás que después de una vez o a los pocos días la goma ya no tendrá la misma suavidad y flexibilidad y sabrás que eso sería lo que le pasaría a tu piel si no las hubieras llevado.

3. Usa crema protectora solar

Las manos son usualmente olvidadas en la hora de aplicar la crema protectora solar, un gran error que ya todas hemos cometido alguna vez.

La piel de la parte superior de las manos es muy fina y sensible y por eso uno de los primeros puntos de nuestro cuerpo donde aparecen las llamadas señales de edad.

La exposición constante al sol suele generar arrugas y manchas marrones que envejecerán la apariencia de las manos.

Aplica siempre una crema protectora solar antes de salir al sol y retoca durante el día. Puedes también optar por utilizar una crema hidratante normal que contenga un SPF de por lo menos 15 y así tendrás un dos en uno de protección e hidratación.

Remedios caseros para hidratación y cuidado extra

¿Se te olvidó comprar la crema hidratante para las manos? No hay problema.

Aunque tener unas manos bonitas requiera mucho cuidado no tienes excusa para no llevarlas hidratadas. La gran mayoría de las buenas cremas que puedes encontrar en el mercado están basadas en ingredientes naturales y remedios caseros por su efecto nutritivo y reparador.

Así que si no tienes la forma procesada y más cómoda en crema puedes siempre volver a las raíces y utilizar directamente estos remedios caseros para lograr la hidratación y cuidado que buscas.

Cremas hidrantes caseras

1. En un bol mezcla almendras ralladas, una yema de huevo, el zumo de un limón y agua de rosas. Revuelve todo muy bien hasta que se quede en una pasta y masajea tus manos a diario con ella.

2. Masajea las manos con aceite de oliva tibio durante 5 a 10 minutos a diario para una sensación de suavidad e hidratación.

3. Mezcla dos cucharaditas de miel con unas gotas de zumo de limón y de aceite de oliva. Aplica en las manos y deja que seque antes de quitar la mezcla con agua tibia. Usa este remedio casero algunas veces a la semana.

4. Masajea las manos con una cucharada de yogur fresco natural durante 5 minutos. Deja que la piel absorba los nutrientes por 10 minutos, sin masajear, y retira el yogur con agua tibia. Aplica este remedio casero todos los días o a cada dos días.

5. Junta unas gotas de miel y de aceite de oliva a medio plátano bien maduro y revuelve todo muy bien. Aplica la pasta en las manos y deja actuar entre 15 a 20 minutos. Quita la mezcla con agua tibia y termina con agua fría para fijar el efecto hidratante. Aplica esta mezcla por lo menos una vez a la semana.

 

Estos son algunos cuidados sencillos que pueden hacer mucho por unas manos bonitas y jóvenes. No olvides que una alimentación equilibrada y saludable se refleja también en la salud de nuestra piel y, en el caso de las manos, también de las uñas.

Añade estos cuidados a tu rutina de belleza diaria para que también las manos puedan ser mimadas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

En la actualidad, es raro conocer a una persona que no tenga un tatuaje. Ya sea de manera...

Cada vez surgen más tratamientos de belleza para que tanto hombres como mujeres nos sintamos bien....

¿Te preocupas mucho por tu belleza y te gusta estar siempre informada de las últimas tendencias? Si...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan