Cuidados del tatuaje: protección y mantenimiento

Belleza, Tatuajes  / 

Un tatuaje es una forma de adornar tu piel marcando un recuerdo o tu estilo, pero aunque sea permanente no deja de necesitar algunos cuidados posteriores. Debes siempre incorporar algunos cuidados del tatuaje en tu rutina para que no pierda su efecto y principalmente para evitar complicaciones de salud.

Si piensas hacerte un tatuaje con tu pareja o marcar tu cuerpo con un pequeño dibujo los cuidados del tatuaje serán los mismos. Esa parte de tu piel permanentemente marcada estará sujeta a las mismas agresiones que el resto de tu pie,l con el extra de que estará más sensible y necesitará especial atención para que el dibujo no se estropee.

Te enseñamos ahora algunos cuidados del tatuaje esenciales para mantener esa marca siempre perfecta como en el día en que la hiciste y siga haciendo justicia a su significado.

Cuidados del tatuaje recién hecho

Cuidados del tatuaje recién hecho

1. No te quites el vendaje

Te indicarán cuántas horas debes dejar el vendaje cubriendo el tatuaje nada más terminarlo pero, de normal, este período suele ser de por lo menos tres horas.

Por mucho que quieras enseñarle a tus amigos tu nuevo dibujo debes intentar no mover el vendaje durante el período indicado.

La piel estará muy sensible y el vendaje no solo la protegerá en ese momento más débil sino que también estará absorbiendo sangre, tinta y otros fluidos normales después de hacerlo.

Entre los cuidados del tatuaje este es muchas veces olvidado pero es esencial para evitar estropear el dibujo y evitar una infección.

2. Lava tu tatuaje con agua y jabón antibacteriano varias veces al día

La piel post-tatuaje está herida y por eso debes limpiarla muy bien para evitar infecciones. Piensa en tu tatuaje como una herida que necesitas limpiar y cuidar durante por lo menos 2 a 3 semanas hasta que se cure. Asimismo, evita tocar el tatuaje sin antes lavarte las manos durante este período.

Puedes ducharte después de un tatuaje recién hecho pero no dejes que este se moje demasiado y sobretodo no frotes. Evita la piscina durante las primeras semanas por el cloro y lagos o el mar por sus impurezas y porque retardarán el proceso de cicatrización.

3. Hidrata la piel

Para mantener la piel flexible y bien hidratada aplica una crema no grasa después de limpiar el tatuaje. Usa solamente una pequeña capa de crema.

El objetivo es hidratar pero sin humedecer la piel demasiado para que se pueda curar más rápidamente. Evita la vaselina y otras cremas con petroleum.

Relacionado: Las mejores cremas para tatuajes

4. Evita ropa justa

En los tatuajes recién hechos la piel estará herida y la tinta se podrá “escapar” borrando las líneas del diseño. Evita ropa muy justa que frote esa zona y, si es posible, evita dormir sobre el tatuaje.

En la primera noche será normal que la piel libere algún líquido y un poco de tinta. No te preocupes y asegúrate que te pones algo limpio pero desechable en esa noche.

5. No te rasques

Igual que con una herida, se formará una capa más gruesa de piel en la zona dañada, o sea, sobre el tatuaje. Esto es temporal y saldrá naturalmente. Evita rascar o frotar esta capa para no quitarle color al tatuaje o borrar sus líneas.

Lee también: Diseños de tatuajes para mujeres

Mantenimiento de un tatuaje a largo plazo

Mantenimiento de un tatuaje a largo plazo

En los cuidados del tatuaje encontrarás muchas semejanzas con el cuidado normal de la piel para mantenerla vibrante y saludable.

1. Hidratar, hidratar, hidratar

Hidrata siempre tu piel para que la mantengas sana y flexible para que no cambie el tatuaje. Si sientes la piel un poco seca aplica una crema hidratante leve para que sea rápidamente absorbida por la piel.

Evita cremas con mucha grasa o con vaselina ya que tardan más en ser absorbidas por la piel, manteniéndola húmeda y los poros cerrados por más tiempo lo que puede resultar en un descoloramiento del tatuaje.

2. Protector solar

Aplica siempre una crema protectora solar de por lo menos 30 SPF antes de salir de casa y luego a cada dos horas para proteger el tatuaje.

Los rayos UV pueden descolorar el tatuaje y las quemaduras solares pueden hacerlo perder su intensidad e incluso desvanecer sus líneas y detalles.

Por la misma razón, debes evitar los solarios u otro tipo de técnicas que utilicen rayos UV para lograr el bronceado.

¡Atención! No apliques una crema protectora solar sobre un tatuaje recién hecho porque puede irritar la piel y generar una infección. En este caso debes evitar totalmente la exposición solar del tatuaje hasta que cicatrice.

 

Tu tatuaje es una obra de arte y debes preservarla como tal. Igual que no colgarías un cuadro de Picasso en una pared húmeda y bajo el sol de verano, también los tatuajes necesitan ser cuidados.

Ten paciencia durante las primeras semanas para no echar por tierra todo tu esfuerzo y recuerda siempre estos cuidados del tatuaje esenciales para que el dibujo mantenga sus detalles y colores vibrantes.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las ojeras son un problema estético que no le gusta a ninguna mujer por la apariencia cansada y...

Las máscaras de pestañas son fundamentales en cualquier maquillaje. Incluso si llevas un estilo más...

Las uñas nude están muy de moda y es innegable su efecto sofisticado en la manicura. Aunque se...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan