Cómo superar una crisis matrimonial: 11 consejos

Pareja  / 

Una relación de pareja no es siempre una unión idílica por mucho amor que exista. La rutina, los problemas diarios, el desgaste o terceras personas pueden afectar negativamente. Es por ello que te damos unos consejos para superar la crisis matrimonial y que recuperes el fuego inicial.

Causas de la crisis matrimonial

El enamoramiento es como una montaña rusa. Unas veces se está en lo alto y otras en la parte baja.

Una de las causas que producen estar mal es el de pensar que lo sabemos todo sobre la otra persona, en cuanto no es así. Todos vamos evolucionando y los gustos van variando. Por tanto, nunca podrás saber al 100% qué necesita tu pareja. En el momento que lo creas, estarás desvalorizándola.

Pensar que ya se ha hecho todo lo posible con la otra persona, a pesar de que aún quedan muchas experiencias por vivir, también es un gran error.

Por otro lado, no estar pendiente de tu ser querido y ser muy individual, igualmente, influye para que las cosas vayan mal.

Las faltas de respeto, caer en la rutina, no hacer cosas juntos, centrarse en el trabajo y ver a tu cónyuge como un puerto seguro, asimismo, son causas de una crisis matrimonial.

11 consejos para superar la crisis matrimonial

Una fase difícil en una pareja no es sinónimo del fin de la relación. Si se sabe actuar a tiempo y gestionar el bache, los desencuentros se pueden convertir en un punto de partida para afianzar el vínculo.

Para que sepas cómo superar una crisis matrimonial, te presentamos 11 consejos.

1. Piensa qué te enamoró de tu compañero de vida

En los momentos difíciles, tendemos a ver y enfatizar la parte negativa de las cosas. Si quieres recuperar el vínculo con tu amado, piensa qué fue lo que te gustó de él e intenta recuperar esa chispa. Ten presente que varias tesis aseguran que la pareja te aporta confianza, seguridad y estatus. Por lo que estar bien con él te hará sentirte mejor.

2. Haz actividades en pareja

Para poder recuperar la llama del principio, es bueno que hagáis cosas en común. Un simple paseo, ver una película cogidos de la mano o irse a cenar solos son algunos ejemplos. Procura, eso sí, que sean cosas que os gusten a los dos.

Relacionado: Planes divertidos para hacer en pareja y salir de la rutina

3. Cuida de ti misma

Al pensar que ya no es necesario conquista a la otra parte, unido a las dificultades por las que atravesáis, es muy común que descuides tu imagen. Este es un gran error. Si te ves bien, te sentirás mejor y crearás un sentimiento de pasión en él. Por tanto, no te descuides y mantente siempre bella.

4. Habla con naturalidad

En ocasiones, por evitar trifulcas o herir al otro nos callamos ciertas cosas. Esto es una táctica muy mala porque vas juntando cosas hasta el momento que explotas. Siéntate y charla con naturalidad sobre lo que te pasa, qué sientes y qué comportamientos de él no te gustan. Al ser claro, no almacenarás rencor y la convivencia ganará en salud.

5. Dialoga, no impongas

A nadie le gusta hacer las cosas por imposición. Si encima el ambiente está caldeado, implantar algo no hará más que empeorar la situación. Siéntate tranquila y habla con tu marido. Desde la calma y con un tono adecuado, intenta llegar a un consenso con él. Si es él quien está equivocado, intenta hace que lo vea con ejemplos y apela a la empatía. Si consigues que se ponga en tu lugar, propiciará que este te comprenda más fácilmente.

6. Escucha al otro

La comunicación es una cosa bidireccional. Es por ello que escuchar es tan importante, incluso más que hablar. Si tu pareja ve que pones empeño en hacer una escucha activa, tu relación irá a mejor. Debes tener en cuenta que el lenguaje no verbal, saber guardar silencio y entender los miedos te ayudarán a superar el mal momento.

7. Comprender que no siempre estaréis de acuerdo

Cada persona ve las cosas de una manera. Por tanto, es lógico que en determinados asuntos no concordéis. Esto no debe ser motivo de pelea ni discusión. Tenéis que tener la libertad de comunicaros con fluidez y asumir que no siempre pensaréis igual. Cuando amas a alguien lo tienes que hacer con sus defectos y virtudes. Saber reponerse a esas disconformidades permitirá que superes tu crisis matrimonial.

8. No te sientas mal porque te atraigan cosas nuevas

Al igual que te gusta la lechuga y el chocolate, te puede gustar una persona que no sea tu pareja. Ten en cuenta que las personas nos podemos sentir atraídas por alguien externo, una vez que la relación está asentada. Por tanto, no te sientas mal ni culpable por el coqueteo con tu compañero de trabajo o con alguien del gimnasio. Lo que sí debes hacer es pensar dos veces antes de actuar. Reflexiona qué es lo que te hará feliz a largo plazo. Recuerda que debes tratar a los demás como te gustaría que ellos lo hiciesen contigo. Por ello, romper el compromiso al engañar a tu marido, no te dejará en una buena posición.

9. Presta atención a los pequeños detalles

Escribir un mensaje cariñoso, darle un abrazo cuando llega o prepararle su plato preferido son pequeños detalles que marcan la diferencia. Estos son vitales en los momentos difíciles. Si los tienes, tu cónyuge notará que quieres salvar la relación y así, él también estará más predispuesto a ello.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Para tener un detalle con tu pareja, tu mejor amigo o un familiar, no es necesario que sea el día...

Cuando una relación se rompe, ambas partes sufren, aunque siempre hay una de las dos que lo pasa...

El pensamiento positivo puede llegar a ser mucho más potente de lo que nos podemos imaginar. La...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.