6 contraindicaciones de las semillas de chía

Alimentación, Salud  / 

Las semillas de chía son normalmente conocidas como un súper alimento por las propiedades nutricionales que concentran en pequeñas cantidades. Son por eso cada vez más agregadas a planes alimenticios sanos y variados, ayudando a colmatar deficiencias a nivel del consumo de muchos minerales y vitaminas. Sin embargo, y como con cualquier alimento, las contraindicaciones de las semillas de chía son algo que debemos tener en cuenta al consumirlas.

No te preocupes pensando que podrás estarle haciendo daño a tu organismo. Son muy pocas las contraindicaciones de las semillas de chía y la mayoría no pasa de efectos secundarios que cualquier otro alimento también puede tener.

Contraindicaciones de las semillas de chía a tener en cuenta

Alergias

Las semillas de chía son muy ricas en proteína y si tienes la mala suerte de ser alérgica a este macronutriente seguramente sentirás efectos secundarios con su consumo. Es usual que personas alérgicas a frutos secos y nueces también lo sean a estas semillas.

Los síntomas más comunes en estos casos son diarrea, vómitos, erupciones en la piel, tos continua, garganta inflamada y dolor al tragar. En casos más agresivos, la alergia puede también causar inflamaciones en las vías respiratorias, bien como en la boca y lengua, dificultando la respiración.

Cólicas

Otra de las contraindicaciones de las semillas de chía está directamente relacionada con su riqueza en fibra, algo que es simultáneamente uno de sus grandes beneficios.

La fibra, juntamente con la proteína, promueve un funcionamiento regular y eficiente del sistema digestivo e intestinal. Sin embargo, si tienes una alimentación deficiente en este nutriente el cuerpo puede no estar adaptado al procesamiento de grandes cantidades del mismo. Como resultado, al enfrentarse con las grandes cantidades de fibra de las semillas de chía, las consecuencias pueden ir desde flatulencia a estreñimiento o diarrea.

Para solucionar este problema, lo ideal es que aumentes el consumo de fibra gradualmente, controlando las cantidades de semillas de chía consumidas, para promover el acostumbramiento de los sistemas digestivo e intestinal. Remojar las semillas es también una forma de facilitar su digestión y liberación de nutrientes.

Lee también: 5 maneras de tomar semillas de chía

Dilución de la sangre

Otra de las importantes propiedades de la chía es su contenido en ácidos grasos omega-3. Estos ácidos ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, trombosis y arritmias del corazón al promover la dilución de la sangre. Aunque este sea un punto positivo en general, puede convertirse en un problema y tener consecuencias graves en el caso de que tomes medicamentos que ya promuevan este efecto.

Cambios en los niveles de azúcar en la sangre

La combinación de nutrientes contenida en las semillas de chía puede ayudar en el control de glucosa en la sangre, algo muy importante particularmente en el caso de diabéticos o personas con tendencia para sufrir esta enfermedad. Sin embargo, al igual que en el punto anterior, estas propiedades pueden aumentar el efecto de medicamentos para este efecto. En este caso, debes consultar con tu médico para discutir la seguridad del consumo de semillas de chía.

Peligro de atragantamiento

Decidimos incluir este punto entre las contraindicaciones de las semillas de chía, aunque en realidad sea más bien un problema que puede surgir por la forma como las consumes y no tanto por su consumo en sí mismo.

Estas semillas son muy pequeñas y secas, pero pueden absorber hasta 27 veces su peso en agua. Al tragártelas directamente, solas y secas, es normal que algunas semillas se puedan quedar alojadas en el esófago. Empiezan entonces a absorber los fluidos a su alrededor y a expandirse, pudiendo provocar atragantamiento o por lo menos dificultad en respirar y tragar.

Lee también: Contraindicaciones de las semillas de amapola

¿Y en cuánto al cáncer de la próstata?

Una búsqueda rápida en internet por contraindicaciones de las semillas de chía seguramente te traerá varios artículos alertando sobre el peligro de causar cáncer de la próstata.

Esta famosa contraindicación surgió después de que un estudio científico en 2013 descubriera que el consumo de ácidos grasos omega-3, en particular el ácido α-linolénico (ALA) (uno de los constituyentes de las semillas de chía), puede aumentar el riesgo de cáncer de la próstata.

Este es un efecto que sigue siendo debatido en la comunidad científica. Sin embargo, hombres con cáncer de la próstata o en situaciones de riesgo deberán consultar con un médico antes de consumir semillas de chía.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

A pesar de que vivimos en el siglo XXI, la violencia de género sigue existiendo. De hecho, en...

La talalgia, el nombre científico del dolor en el talón, es un problema cada vez más frecuente....

No falla. Es empezar a refrescar por las noches y puede que las molestias en la garganta....

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan