Las 5 principales contraindicaciones del Yoga para embarazadas

Mamá  / 

Hay etapas en la vida en las que se tiene que tener más cuidados y precauciones a la hora de realizar actividades físicas y eso ocurre durante el embarazo. Por ejemplo, aunque puede no parecerlo, existen contraindicaciones del Yoga para embarazadas.

Al igual que ocurre con cualquier otra práctica deportiva, incluso con el Yoga hay que tener una serie de cuidados durante el embarazo y es por ello que para realizar esta actividad se tienen que adaptar los ejercicios.

Primero habla con tu médico

En el momento que una mujer sabe que está en estado de gestación lo primero que debe de hacer es dejar de realizar ejercicio físico hasta que lo haya consultado con su médico y este le haya dado autorización para que pueda seguir realizando actividad física.

En segundo lugar, la embaraza deberá de comunicarle su nuevo estado a su monitor para que este lo tenga en cuenta, adapte los ejercicios y tome todas las precauciones que sean necesarias.

Lee también: Estoy embarazada, ¿qué tengo que hacer?

Contraindicaciones del Yoga para embarazadas que debes tener en cuenta

mujer embarazada haciendo yoga

1. Mayor posibilidad de aborto en el primer trimestre

Aunque no haya cambios evidentes en el cuerpo durante los primeros tres meses, durante esta época ocurren grandes cambios internamente. El cuerpo se está preparando a nivel hormonal, muscular e incluso la tensión arterial suele ser más baja. Por ello, el riesgo de aborto es mayor en este periodo y aunque el yoga no sea una actividad de alta intensidad, es muy importante tener los cuidados necesarios.

2. Algunas posturas afectan la circulación de la sangre

Tanto en el primer trimestre como a lo largo del embarazo es muy importante evitar posturas invertidas en las que la sangre no fluye correctamente en la zona del abdomen.

3. Mayor riesgo de caídas

Si durante el embarazo sufres de mareos, debes suprimir los ejercicios de equilibrio. En caso de que no notes ningún tipo de molestia si podrás seguir realizándolos pero te recomendamos que los realices apoyada a una pared.

4. Mayor sensación de cansancio

Durante el embarazo hay muchos cambios ocurriendo en el cuerpo y una de las consecuencias es un mayor cansancio. Para evitar esta sensación y no llevar tu cuerpo al límite debes de realizar las posturas durante un periodo de tiempo menor.

5. Algunas posturas pueden aumentar la tensión en el abdomen

En todo momento debes de mantener la columna vertebral derecha, el pecho alto y evitar posiciones que creen tensión en el abdomen. Durante el primer trimestre es recomendable que evites la posición de puente para no crear estrés en los músculos abdominales.

 

Estas son las 5 principales contraindicaciones del Yoga para embarazadas. Pero debes de saber que no todo es negativo ya que la práctica del yoga durante el embarazo es muy recomendable ya que te ayudará a que estés más calmada, a aliviar los dolores de espalda, a que tengas una correcta circulación de las piernas y a mantener la agilidad del cuerpo.

 

En definitiva, durante el embarazo tienes que escuchar más que nunca a tu cuerpo y si realizando una postura con la que no te sientes bien es mejor que la cambies por otra que no te suponga ninguna molestia y que te permita disfrutar.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

En estos tiempos en los que cada uno va a lo suyo y en los que el ajetreo diario no nos deja tiempo...

Este mes entra la primavera y aunque en algunas zonas de nuestro país las temperaturas no...

Con las vacaciones de Semana Santa a la vuelta de la esquina, todavía son muchas las familias que...

Sobre el autor

Apasionada de la moda, la belleza y el deporte. Me gusta leer y viajar, pero sobretodo pasar el verano en la playa. Habla con nosotras en m.me/ellashablan