Conciliación de la vida laboral y familiar: qué es y medidas

Dinero y Carrera  / 

Se nos llena la boca hablando de lo necesario que es aportar por la conciliación de la vida laboral y familiar. Pero a la hora de la verdad, no todas las empresas están dispuestas a flexibilizar sus horarios o a facilitar el teletrabajo. El Gobierno, por su parte, ha dado algunos pasos. ¿Suficientes? Puedes sacar tú misma las conclusiones después de leer las medidas aprobadas en los últimos tiempos y que te listaremos un poco más abajo.

Qué es la conciliación de la vida laboral y familiar

¿Pero qué es exactamente la conciliación de la vida laboral y familiar? Una de las explicaciones más completas es la que ofrece la Fundación Pilares. La organización la define como “la participación equilibrada entre mujeres y hombres en la vida familiar y en el mercado de trabajo, conseguida a través de la reestructuración y reorganización de los sistemas laboral, educativo y de recursos sociales, con el fin de introducir la igualdad de oportunidades en el empleo, variar los roles y estereotipos tradicionales, y cubrir las necesidades de atención y cuidado a personas dependientes”.

A esto habría que añadir la necesidad para los trabajadores y trabajadoras de poder compatibilizar su faceta profesional con la atención y el cuidado de sus hijos o familiares. Además de tener tiempo para el ocio o para descansar. Y todo ello sin que la conciliación suponga una traba para acceder a un empleo o para ocupar puestos de responsabilidad.

¿Cómo conciliar la vida familiar y laboral?

Hablamos, por tanto, de que la conciliación personal, familiar y laboral es un derecho. En ella deben participar los propios trabajadores, las familias (reparto de las tareas domésticas, por ejemplo), las empresas y las administraciones públicas.

Durante los últimos años se han adoptado algunas medidas, muchas de ellas impulsadas por el Gobierno. Veremos las más importantes.

Baja por maternidad

En España, el permiso por nacimiento o adopción es de 16 semanas a distribuir de las siguientes maneras:

  • Todas seguidas, inmediatamente después de dar a luz.
  • 10 semanas antes del nacimiento y otras 6 semanas seguidas después del parto.
  • 6 semanas seguidas después del parto y las otras 10 a tiempo parcial. Es decir, que la madre trabajaría media jornada durante 20 semanas.
  • Coger las 6 semanas de descanso obligatorio después del parto y ceder las otras 10 semanas al padre.

Si el parto es múltiple, el permiso por maternidad se amplía en dos semanas más por cada hijo, a partir del segundo. Además, si no ha disfrutado todavía de las vacaciones, las madres trabajadoras no las perderán.

En caso de que el parto haya sido prematuro y el bebé necesite quedar ingresado en el hospital, la baja por maternidad puede prolongarse hasta 13 semanas más (en función del tiempo que pase el recién nacido ingresado). Esto quiere decir que la mamá puede disfrutar de un permiso de hasta 29 semanas.

Permiso de paternidad

Desde el pasado 1 de abril de 2019, el permiso de paternidad es de 8 semanas. En 2020 se incrementará a 12 semanas y en 2021 será de 16 semanas. Los nuevos papás pueden pedirlo al mismo tiempo que la madre, a continuación de la baja por maternidad o un tiempo después. Los días de permiso por paternidad tienen que cogerse de forma ininterrumpida.

Permiso de lactancia

Hasta que el bebé haya cumplido 9 meses, las mamás tienen derecho a unas horas para alimentar a sus hijos. Hay 3 opciones:

1. Ausentarse una hora diaria del trabajo, ya sea de forma seguida o en dos períodos de 30 minutos.
2. Entrar media hora más tarde o salir media hora antes del trabajo.
3. Acumular el permiso en jornadas completas. Vienen a ser unos 15 días que se pueden sumar a la baja por maternidad.

En los partos múltiples, la duración del permiso se incrementará una hora más por niño a partir del segundo. Este permiso puede cederse al padre.

Reducción de jornada

Hasta que los hijos tengan 12 años, ambos progenitores pueden pedir una reducción de entre un octavo y la mitad de las horas de la jornada laboral. Es decir, entre 1 hora y 4 horas para una jornada de 8 horas.

Asimismo, se puede pedir la reducción de jornada cuando se tienen familiares dependientes a cargo, hasta el segundo grado de consanguineidad o afinidad.

Excendencia

Seguimos con las medidas que permiten la conciliación de la vida laboral y familiar y en este caso las madres y padres con hijos menores de 3 años pueden pedir una excedencia. No obstante, es importante dejar claro que solo se respetará el puesto de trabajo original durante el primer año. La ley también contempla excedencias laborales voluntarias por enfermedad de un hijo o familiar.

Hospitalización y enfermedad

Si un hijo tiene que ser hospitalizado, tiene una enfermedad grave, sufre un accidente o es operado, ambos progenitores tienen derecho a dos días libres sin desplazamiento. Si necesitan desplazarse, el permiso es de 4 días.

Del mismo modo, si el menor tiene una enfermedad grave, tanto el padre como la madre puede pedir una reducción de jornada.

Modificación de la jornada laboral

En teoría, los trabajadores deberían tener derecho a modificar su horario laboral para adaptarlo al de las necesidades familiares.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Metes tu dinero a ahorrar en un banco con la esperanza de reunir una cantidad mayor y, cuando te...

La educación financiera no es algo que pueda aprenderse en el colegio. Fomentar el ahorro en los...

No optimizar bien el tiempo y entregar los trabajos siempre tarde puede suponer el perder a un...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.