¿Cómo teñir ropa en casa como una profesional?

Cuidado de la ropa, Hogar  / 

Una prenda que se destiñe, una mancha que no se quita en tu blusa favorita, un pantalón que te sienta genial pero que ha perdido el color… En ocasiones, teñir ropa es la única solución posible para no tener que deshacerte de ella. Con los trucos que te enseñaremos en este artículo verás lo fácil y barato que resulta teñir ropa y darle una segunda vida a tu fondo de armario.

3 formas de teñir ropa en casa

1. Tintes naturales

Comenzaremos por las opciones más naturales para teñir ropa que tienes si no quieres utilizar productos químicos. Para cada color, puedes emplear un determinado colorante natural.

  • Marrón: té o café.
  • Verde: ortigas u hojas de manzanilla.
  • Amarillo: azafrán o cúrcuma.
  • Naranja: granada o curry.
  • Rojo: remolacha.
  • Rosa: fresas o cerezas.
  • Azul: arándanos.
  • Negro: café y té negro. También el agua de cocción de las espinacas y las acelgas ayuda a revivir el color negro.

¿Qué es lo que tienes que hacer para lograr un tinte perfecto? Seguir estos pasos:

1. Echa una cucharada de sal gorda por cada litro de agua.
2. Pon el agua a hervir en una olla grande.
3. Añade 100 gramos de producto por cada 100 gramos de peso.
4. Hierve durante el tiempo necesario para conseguir el color que buscas.
5. Cuela el agua y mete la prenda.
6. Hierve de nuevo, con la prenda metida, durante unas 3 horas.
7. Retira del fuego y deja que el agua se enfríe, sin sacar la ropa.

Los tintes vegetales son perfectos para respetar el medio ambiente, pero tienen el inconveniente de que no todos los tejidos lo cogen. En principio, con las fibras naturales (seda, algodón, lino, lana virgen, etc.) no deberías tener problemas. Para las sintéticas tendrás que utilizar alguno de los tintes químicos que ya se venden preparados.

2. Teñir ropa en la lavadora

Al utilizar colorantes químicos puedes elegir entre realizar el proceso a mano o a máquina. En la lavadora es más rápido y menos engorroso. Cada fabricante indica en el envase el modo de utilización, pero por regla general basta con colocar los sobres que trae el paquete (uno de tinte y otro de fijador) en el tambor de la lavadora. Ábrelos con unas tijeras, pero no saques el contenido. Agrega también sal gorda.

Moja la prenda e introdúcela en el tambor. Programa un ciclo de lavado con agua caliente, sin detergente ni suavizante. Cuando finalice, retira los sobres y programa un nuevo ciclo a 60 grados centígrados, pero esta vez añade detergente (mejor si es específico para color).

3. Teñir ropa a mano

¿Prefieres teñir tu ropa a mano? En este caso necesitarás un recipiente o una olla grande en el que te quepan unos 10 litros de agua. Pon a hervir y añade el tinte junto con el fijador (el orden lo indica el fabricante). Remueve bien para que se mezcle todo y mete la prenda, de tal forma que quede completamente sumergida. Deja al fuego durante un cuarto de hora, removiendo de vez en cuando.

Pasado ese tiempo, aparta del fuego y deja reposar durante media hora. Después, aclara la prenda con agua templada y déjala sumergida en agua limpia durante 45 minutos o una hora. Aclara de nuevo y lávala en la lavadora a 30 °C, con detergente.

Consejos útiles

Antes de ponerte a teñir ropa debes tener en cuenta el tipo de tejido que tienes entre las manos. De eso dependerá que utilices tintes más o menos agresivos o que el agua empleada esté más o menos caliente.

Aparte de eso, hay ciertos detalles que debes tener en cuenta:

  • Separa las prendas que vayas a teñir por materiales.
  • Lava la prenda antes de teñir para eliminar cualquier mancha. Lo mismo se aplica aunque sea nueva.
  • Cuando la prenda sea de seda o algodón, asegúrate de que el agua no está demasiado caliente para no estropearla.
  • ¿La prenda tiene manchas de lejía? Lo primero que debes hacer es decolorarla completamente con lejía para que el tinte quede uniforme.
  • Emplea un tinte de una marca reconocida. Así sabrás que es realmente efectivo. Los venden en el supermercado, por lo que no te costará ningún trabajo encontrarlo.
  • Debes tener en cuenta que el color siempre quedará algún tono más oscuro que el que indica el fabricante.
  • Cada 25 gramos de tinte está indicado para medio kilo de ropa.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Reducir, Reutilizar, Reciclar. ¿Quieres hacerle un regalo al medio ambiente? Puedes empezar por...

Hace ya algunos días que los adornos de Navidad ocupan un lugar destacado en las tiendas de...

Hablar de Navidad es hablar de regalos. El objetivo de todas es que sean originales, bonitos,...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.