¿Cómo ser una mujer feliz?

Bienestar, Salud  / 

Para ser una mujer feliz, debemos llevar a cabo algunas acciones en nuestra vida. Estas pueden ser fáciles o difíciles, dependiendo de nuestra personalidad. Este sentimiento nos ayuda a estar en paz con nosotras mismas y nada se compara a la sensación de tranquilidad y satisfacción que podemos sentir cuando hacemos y tenemos lo que queremos o lo que más nos gusta. Por eso, para alcanzar este objetivo, debemos hacer actividades y tomar actitudes que nos ayuden a llegar a ese grado de plenitud.

Como mujeres, debemos valorarnos y saber que a pesar de las adversidades, somos bellas y perfectas a nuestra manera. Así, nada es mejor que comer lo que nos gusta, besar a quien queremos y expresar abiertamente nuestros sentimientos. Hay ciertas cosas que podemos hacer para sentirnos felices, que radican únicamente en la sencillez y no necesariamente implican gastar grandes cantidades de dinero como algunas personas piensan. Por ello, podemos disfrutar ciertas situaciones en las cosas pequeñas del día a día, desarrollando algunos hábitos.

12 hábitos que te hacen una mujer feliz

1. Perder la verguenza de vez en cuando

Como todos los humanos, hay cosas vergonzosas que nos caracterizan que van desde ser súper extrovertidas y sexys, hasta dejar salir nuestro lado más salvaje. De vez en cuando, podemos tomarnos un tiempo para ser nosotras mismas y dejar salir nuestra verdadera personalidad.

Cosas pequeñas como reírnos sin parar de un buen chiste, ser escandalosas y desenvueltas en cualquier situación, bailar nuestra canción favorita como si fuésemos las estrellas de la noche, pueden hacernos sentir tan bien que querremos repetir la experiencia muchas veces y ¡jamás seremos capaces de detenernos!.

2. Expresar nuestros sentimientos sin temor ni vergüenza

Expresar nuestros sentimientos sin temor ni vergüenza

A todas nos ha pasado que un amor no nos corresponde, o que las cosas no salen a veces como queremos y no por eso debemos rendirnos. A veces desahogarse llorando, gritando al viento o simplemente contándoselo a nuestros amigos nos pude hacer sentir mucho mejor. Por ello, no debemos guardarnos nada y decir lo que queramos cuando nos sintamos en confianza. Así, podremos drenar el estrés (que es lo que nos evita a veces ser mujeres felices) y sentirnos libres de aquello que nos atormenta de una vez por todas.

Cuando tenemos un amor, ¡hay que decírselo! Recordemos que la vida es muy corta para malgastarla ocultando nuestros sentimientos y deseos a los otros.

3. Decirle a los otros cuánto los queremos y todo lo que sentimos por ellos

Una mujer feliz es aquella que no tiene cargas internas tan grandes que no le permiten soltar ni siquiera una sonrisa. Una verdadera mujer feliz es la que valora y está consciente de lo que tiene: amigos incondicionales, una familia que nos quiere y una pareja que no nos dejaría por nadie en el mundo.

Valorar a quienes están en nuestra vida para bien o para mal nos hará felices siempre.

4. Hacer ejercicio y estar en forma

Estar felices implica estar saludables. Un cuerpo sano y una mente sana pueden incluso estimularnos a dar lo mejor de nosotras cada día y ¡nada mejor que sentirte bien físicamente!

Esto se puede lograr por medio de asistir al gimnasio varias veces por semana y juntar eso con yoga, taichi u otra actividad que combine el plano mental con el físico. Así, matamos dos pájaros de un solo tiro y los resultados se notarán en nuestro día a día y a su vez aquellos que nos rodean sentirán nuestra tranquilidad y reflejaremos nuestro estado de salud, luciendo radiantes.

Lee también: Las razones por las que debes de hacer ejercicio

5. Utiliza tu dinero en las cosas que te gustan y te hagan sentir mejor

Utiliza tu dinero en las cosas que te gustan

Comprarnos un par de zapatos, una falda, una blusa o hasta un simple chocolate es una excelente inversión y no tiene nada de malo.

Debemos utilizar los frutos de nuestro esfuerzo en el trabajo para darnos ciertos lujos que exploten nuestra feminidad y atraigamos todas las miradas hacia nosotras. Y a pesar de tener la mejor ropa y zapatos, lo que más nos viste es nuestra actitud positiva para enfrentar los retos diarios.

6. Sonreírle a la vida, sin importar la adversidad

Una bella sonrisa es un hábito que debemos desarrollar, ya que esto atraerá todas las miradas y serás irresistible a los ojos de los demás. A pesar de los problemas, nuestro mejor accesorio es una sonrisa fresca y natural que alumbre hasta en la oscuridad.

Relacionado: Ikigai, la filosofía japonesa para una vida larga y feliz

7. Intenta dormir bien todas las noches

Dormir entre seis u ocho horas diarias nos ayudará a lucir bellas cada día, reducir ojeras y funciona como una terapia de belleza súper efectiva para lucir espectaculares en todas nuestras actividades.

8. Ten momentos de soledad para meditar

Utiliza cada momento a solas para pensar y meditar acerca de las decisiones más importantes que debes tomar para tu vida. A veces, es mejor reencontrarnos con nosotras mismas para poder pensar con claridad sobre qué camino tomar en cualquier situación.

9. Intenta viajar al menos una vez al año

mujer feliz de viajar

Viajar nos mantiene jóvenes y siempre actualizadas, además de que ayuda a expandir nuestros niveles de cultura. Si no puedes salir de tu país por algún motivo, también puedes crearte el hábito de ir a playas cerca de tu localidad, montañas y otros paisajes que sirvan como un escape del típico estrés de la ciudad.

10. Come buenas porciones de alimentos

Mantener una dieta balanceada permitirá que podamos tener más energía para emprender cualquier proyecto. A su vez, el comer mal implica el sufrimiento de alguna enfermedad no deseada.

Comer bien ayuda a tener más ánimo y combustible para enfrentar cualquier rato que decidamos emprender o que se nos presente en el día.

11. Dormir durante el día al menos 10 minutos

Está comprobado que el buen dormir es importante para las mujeres y hombres, por lo que al sentir mucho cansancio, es recomendable tomar una siesta de diez minutos para recuperar energía y renovar nuestros ánimos.

12. ¡Sé feliz!

Una mujer feliz se siente realizada cuando lo que hace es reconocido o es tratada con amabilidad y respeto. Busquemos todas las oportunidades de crecimiento y mejora que podamos tener y aunque nadie sea perfecto, el estar feliz repercute en todas las áreas de tu vida. Arriésgate y haz aquello que nunca te atreviste a hacer. Al final, esa es la esencia de ser feliz.

Las mujeres que son felices ayudan a sus parejas a encontrar tranquilidad y paz por diferentes medios. Pero primero, deben estar seguras de sí mismas y sus capacidades. Cuando una de las dos partes de una relación comienza a intentar ser más positiva y animada, es algo que se debe agradecer de sobre manera ya que incentivará al otro a seguirlo en su búsqueda por la felicidad.

La felicidad se basa en querernos como mujeres y reconocernos como merecedoras de la más pura felicidad y disfrute. La vida está llena de retos desafiantes que necesitan ser encarados, pero si siempre vamos hacia adelante con la mejor de las actitudes, no habrá nada que no tenga solución.

¡Atrévete a ser una mujer feliz! Comienza a poner en práctica lo que más te gusta y verás lo bien que te sentirás después. Quiérete y ama a todos los que te rodean para que te acompañen en tu camino al éxito y la prosperidad.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Cada vez más intentamos cuidarnos y tener un cuerpo lo más sano y cuidado posible. Para ello, uno...

Empezar bien el día, con energía y cargadas de fuerza y vitalidad es una de las mejores maneras...

Energéticos, vitamínicos y purificantes son solo tres cualidades con las que podemos definir a los...

Sobre el autor

Lectora apasionada y curiosa por descubrir nuevas maneras de cultivar nuestro bienestar, creo firmemente que debemos cuidar de nuestra mente de la misma forma que cuidamos de nuestro cuerpo.