Cómo ser una buena madre: pautas y consejos

Mamá  / 

Después de tanto tiempo, empezamos a reconocer sin miedo a las críticas que no somos las madres perfectas. Es más, nos permitimos bromear con lo malas madres que llegamos a ser en ocasiones. Y es que, ser una buena madre es complicadísimo. Pero tenemos hijos, ellos nos necesitan y queremos hacerlo lo mejor posible. Por nosotras, para que el día de mañana no tengan nada que reprocharnos. Y por ellos, puesto que cuanto mejor los eduquemos y preparemos, mejores personas serán cuando crezcan.

Por eso hemos querido hacer una recopilación con las pautas y recomendaciones para ser una buena madre. Sin presiones.

8 consejos para ser una buena madre

1. Fija normas

¿Dónde está el equilibrio entre ser demasiado estrictos y dejar que los niños acaben haciendo lo que les venga en gana? A veces es difícil establecer una línea. Puedes empezar por fijar unos límites, por poner normas que sean claras y adaptadas a la edad de los niños. Cuanto antes aprendan que en la sociedad hay reglas que todos debemos respetar, mejor.

2. Escucha lo que tengan que decir

¿Cuántas veces tu hijo te ha contado algo y has asentido con la cabeza sin llegar a saber lo que había dicho realmente? Para ser una buena madre no vale con oír, también hay que escuchar, puesto que, en ocasiones, de sus palabras y sus gestos puedes deducir sus emociones. Si te das cuenta de eso y tratas de ayudarlo, o simplemente decirle que le entiendes, estarás abriendo el camino para que acuda a ti cuando tenga un problema.

También es importante que trates de comunicarte con tus hijos a diario, aunque no te hagan ni caso. Si te preocupas por cómo están, por cómo les ha ido el día, sabrán que pueden contar contigo siempre que te necesiten. Cuando te digan que eres una pesada y que los dejes en paz, da un paso atrás, pero no te desentiendas de sus vidas.

3. Compórtate como quieras que ellos se comporten

Aunque creamos que nuestros hijos apenas nos prestan atención, lo cierto es que se fijan en nosotros más de lo que creemos. Al final, siempre tenderán a imitar nuestros comportamientos. Por eso debemos tratar de ser un buen modelo para ellos.

4. Saca paciencia de donde puedas

Paciencia, esa gran virtud. Los comportamientos de los niños pueden sacarnos de quicio en determinados momentos. A todas nos ha pasado, sobre todo cuando estamos cansadas. Pero eso no es excusa para no comportarnos como adultos, respirar hondo, contar hasta diez y tratar de hacer ver a los pequeños que no se están comportando correctamente. Lo más calmadas y pausadas posible.

5. Delega

El agotamiento y el estrés puede llevarnos a decir y hacer cosas que no debemos. Cuando llegues a ese punto en el que no puedes más, busca ayuda para que se encargue de los niños. Déjalos un rato con su padre, sus abuelos o sus tíos y sal a despejarte.

Lee también: Apps para mamás modernas y ocupadas

6. No discutas delante de los niños

Cuando tengas un desencuentro con tu pareja, procura no tener la discusión delante de los niños. Ya hemos dicho que tienden a imitar lo que hacen sus padres.

7. Protección, pero no sobreprotección

Es normal que quieras proteger a tus hijos para que no les pase nada. Pero de la preocupación a la sobreprotección hay una línea muy fina. Asegúrate de que están a salvo, pero cuando estén en un entorno controlado, déjalos a su aire, que exploren.

Lo mismo cuando tengan que tomar una decisión. Debes apoyarlos en lo que crean que es lo correcto, aunque opines lo contrario. En ocasiones es bueno equivocarse.

8. Disfruta de tus hijos, mientras puedas

Si acabas de ser madre, pensarás que tienes todo el tiempo del mundo para estar con tu pequeño. Pero, créeme, el tiempo pasa sin darnos cuenta y de repente, nuestros hijos empiezan a hacer planes por su cuenta. Así que disfruta de su compañía todo lo que puedas.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

En estos tiempos en los que cada uno va a lo suyo y en los que el ajetreo diario no nos deja tiempo...

Este mes entra la primavera y aunque en algunas zonas de nuestro país las temperaturas no...

Con las vacaciones de Semana Santa a la vuelta de la esquina, todavía son muchas las familias que...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.