Cómo quitar uñas acrílicas con y sin acetona

Belleza, Uñas  / 

No es necesario ser una experta para quitar uñas acrílicas en casa, pero hay que tener algunos cuidados para hacerlo correctamente. Aunque en este tipo de manicura no exista una unión entre la capa superior de la uña natural y el acrílico, tirar de ella o usar productos demasiado fuertes puede causar daños, inflamaciones o infecciones.

La forma más sencilla y rápida de quitar uñas acrílicas es con acetona, aunque no sea la mejor opción para la piel de las manos. Este químico es fuerte para las cutículas y piel de los dedos, por lo que puede causar dolor, sensibilidad y sequedad. Sin embargo, también reacciona con los componentes del acrílico para disolverlo y así removerlo más fácilmente.

Cómo quitar uñas acrílicas con acetona y aluminio paso a paso

Este método es igual al usado para quitar esmaltes permanentes y semipermanentes. A diferencia de estos, en la manicura acrílica no existe unión entre la uña falsa y natural, pero el método es similar porque es el más eficaz para controlar la aplicación de la acetona y reducir la exposición de la piel a esta.

1. Prepara los materiales

Para usar este método para quitar uñas acrílicas vas a necesitar:

  • Acetona pura
  • Papel de aluminio
  • Trocitos de algodón
  • Lima dura
  • Vaselina
  • Crema hidratante
  • Pulidor de uñas

2. Prepara las uñas acrílicas

Utiliza la lima para frotar suavemente sobre las uñas acrílicas. El objetivo no es removerlas, sino volverlas porosas para que la acetona pueda penetrar más fácilmente y volver su dilución más rápida.

Para evitar limar demasiado puedes guiarte por el brillo del acrílico y parar cuando este tenga una apariencia opaca.

Aprovecha para cortarlas lo máximo posible.

3. Protege las cutículas

Aplica una capa fina de vaselina sobre las cutículas y la piel que entrará en contacto con la acetona. Esta crema emoliente creará una barrera sobre la piel para reducir y evitar los efectos dañinos del diluente sobre esta.

Ten cuidado para no aplicar vaselina sobre las uñas o esta podrá condicionar su remoción.

4. Envuelve los dedos

Divide el algodón en pequeños trocitos más o menos del mismo tamaño de las uñas y remójalo en la acetona. Aplica el algodón sobre las uñas con cuidado para evitar el contacto con las cutículas y piel.

Coge un poco de papel de aluminio y envuelve la punta de los dedos para sujetar firmemente el algodón contra las uñas.

Ahora solo queda esperar entre 30 a 40 minutos sin remover el aluminio.

6. Termina de quitar las uñas

Una vez haya pasado el período de espera, remueve el aluminio y el algodón. Si las uñas acrílicas todavía están pegadas en algunas zonas, no intentes quitarlas. Vuelve a poner el algodón con el aluminio y espera unos minutos más.

Si las uñas están totalmente despegadas, ya puedes empezar a finalizar el proceso.

Pasa un trocito de algodón limpio sobre tus uñas naturales para limpiarlas totalmente. Utiliza el pulidor para devolverles su brillo, aplica una crema hidratante en las manos y ¡listo!

Lee también: Uñas de gel vs uñas acrílicas vs uñas de porcelana

Cómo quitar uñas acrílicas con acetona directamente

Este método no está recomendado por los daños que causa a la piel, pero es tan eficaz como el anterior. Vas a necesitar los mismos materiales menos el aluminio.

1. Prepara las uñas

Corta las uñas acrílicas lo máximo posible y usa la lima para frotarlas y volverlas más porosas.

2. Prepara la acetona

Llena un pequeño bol con suficiente acetona como para remojar totalmente todas las uñas de las manos. Coge otro bol, llénalo de agua bien caliente y pon el bol con acetona dentro de este para calentarla un poco.

3. Protege las manos

Como este método para quitar uñas acrílicas implica remojar los dedos directamente en la acetona, va a ser bastante dañino para la piel y para las cutículas. Para reducir el riesgo de daños, aplica una buena cantidad de vaselina sobre la piel, con cuidado para evitar las uñas.

4. Remoja las uñas acrílicas

Quita el bol de acetona de adentro del bol con agua y remoja las uñas en él de forma a sumergirlas totalmente. Mantenlas así durante 30 a 40 minutos.

5. Termina la remoción

Cuando notes que las uñas acrílicas están totalmente despegadas, remueve las manos del bol y pasa un trocito de algodón con acetona sobre tus uñas naturales para limpiarlas.

Utiliza el pulidor para remover cualquier vestigio que quede y para devolverles el brillo a tus uñas naturales. Termina con una crema para las manos bien hidratante.

Cómo quitar uñas acrílicas sin acetona

Con quitaesmalte sin acetona

Este método es muy similar al de quitar uñas acrílicas a través de su sumersión en un bol con acetona.

  1. Corta las uñas acrílicas cortas y frótalas con una lima. Con unas pinzas, intenta despegar un poco las uñas falsas en la zona de la media luna. El objetivo no es quitarlas, sino crear una entrada para el quitaesmalte.
  2. Remoja las uñas en un bol con el quitaesmalte sin acetona. Como es menos potente, es normal que las uñas tarden más en despegarse.
  3. Cuando las uñas acrílicas empiecen a soltarse, usa las pinzas para tirar suavemente de ellas. No las fuerces. Si sientes que todavía hay zonas muy pegadas espera un rato más antes de probarlo nuevamente.
  4. Seca las uñas y usa el pulidor para limpiarlas y darles brillo. Termina con una crema hidratante.

Con hilo dental

Este método no está recomendado porque puede dañar la uña natural. Además, puede resultar doloroso en algunos momentos mientras intentas despegar la uña.

Como no es fácil manejar el hilo en la posición correcta, será mejor que le pidas ayuda a alguien.

1. Con un palito de naranjo levanta suavemente las uñas acrílicas en la zona de la media luna.

2. Inserta el hilo dental por debajo de la uña levantada y empieza a separar la uña acrílica de la uña natural con un movimiento de sierra. Hazlo lenta y cuidadosamente para evitar tirar de la uña con el hilo.

3. Usa el pulidor para uniformizar la capa superior de las uñas naturales cuando termines y aplica una crema hidratante.

Con tarjeta laminada

Este método para quitar uñas acrílicas funciona de la misma forma que el anterior y tampoco está recomendado por el riesgo de daños en la capa superior de las uñas naturales.

La única diferencia al compararlo con el hilo dental es que debes empezar desde la media luna pero luego hacer cada lado a la vez en dirección al centro.

Consejos útiles

Comodidad y paciencia

Quitar uñas acrílicas no es difícil pero tarda mucho en hacerlo correctamente. Elige un momento del día tranquilo y en el que tengas tiempo más que suficiente para hacerlo, por si tienes que esperar más que los 30 a 40 minutos hasta que se despeguen.

Asimismo, si optas por uno de los métodos de sumersión para quitar uñas acrílicas, asegúrate de poner el bol en un lugar cómodo en el que puedas estar tranquilamente sentada.

Nunca tires de las uñas

A la mínima sensación de resistencia cuando intentas despegar las uñas, debes parar y volver remojarlas o a aplicar los trocitos de algodón y el aluminio.

Nunca intentes tirar de la uña, aunque solo quede una zona muy pequeña por despegar, ya que puedes remover la capa superior de tus uñas naturales en el intento y arriesgarte a sufrir infecciones graves.

Escucha a tu piel

En el caso de que utilices uno de los métodos con acetona, debes tener mucha atención a la forma como reacciona tu piel.

Es normal que se quede blanda, blancuzca y rugosa, como cuando la mantienes mucho tiempo en el agua, pero si sientes dolor, ardor o si la piel empieza a quedarse muy roja debes parar de inmediato. En este caso será mejor que intentes uno de los métodos sin acetona o consultar con un profesional para quitar las uñas acrílicas.

Deja que las uñas descansen

Después de quitar las uñas falsas debes esperar por lo menos una semana antes de hacerte esta manicura de nuevo. Así, le darás descanso a tus uñas naturales y algún tiempo para que se regeneren de las agresiones.

Hidrata las uñas

Además de aplicar una crema hidratante para proteger la piel y las cutículas, considera también usar un aceite nutritivo sobre las uñas para ayudarlas en su recuperación. Como alternativa también puedes aplicar un base coat nutritivo para crear una barrera protectora.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

¿Preparada para Nochebuena? Aunque aún no sea el día, ya puedes entrar en el espíritu de estas...

Una alimentación poco nutritiva, químicos abrasivos, el contacto constante con el agua y manicuras...

Pintarnos las uñas es algo que, con mayor o menor frecuencia, siempre tendemos a hacer. Para ello...

Sobre el autor

Ávida consumidora de cotilleos de celebridades y tendencias de la moda. Me encanta viajar y aprender, estar en forma y apreciar la buena comida... o, vamos, la comida en general. Habla con nosotras en m.me/ellashablan