Cómo quitar manchas de sangre

Hogar, Mantenimiento del hogar  / 

Quitar manchas de sangre puede ser algo laborioso, pero no es imposible. Solo tienes que saber cómo proceder para eliminarlas y que no quede ni rastro de ella. A lo largo de este artículo te daremos algunos consejos y te explicaremos cómo quitar manchas de sangre.

Empezaremos por recordarte dos reglas básicas para eliminar la sangre de tu ropa:

1. Actúa con rapidez. Cuanto antes quites la mancha, más fácil será hacer que desaparezca. No esperes más de un día si quieres obtener buenos resultados.

2. Utiliza agua fría. La sangre es una proteína y, como tal, se disuelve en agua fría y se fija en agua caliente. Lo que debes hacer en primer lugar es colocar papel absorbente para que absorba la sangre. Después, mete la ropa a remojo en un barreño con agua fría. Frota y añade detergente para lavar a mano. Vuelve a frotar con movimientos circulares y deja a remojo unas horas. Aclara y comprueba si la mancha se ha ido. De no ser así, mete la ropa en la lavadora y lávala según indique la etiqueta.

3. No la planches. Si después de haber lavado la prenda compruebas que la mancha no se ha ido del todo, no la planches ni la metas en la secadora. De lo contrario, el calor podría fijarla y luego sí que sería imposible eliminarla.

5 formas de quitar manchas de sangre

1. Pasta de dientes para manchas secas

En ocasiones no es posible quitar las manchas de sangre hasta que no han pasado varias horas y esta ya está seca. No te preocupes, también hay remedios. Uno de los trucos caseros más populares y económicos es aplicar pasta de dientes. Actúa de la siguiente forma:

• Echa pasta de dientes sobre la mancha
• Espera hasta que la pasta se haya secado
• Aclara con abundante agua fría
• Lava la zona de la mancha con agua y jabón
• Aclara de nuevo con agua fría
• Repite la operación de nuevo si la mancha persiste

2. Agua oxigenada para ropa blanca

Una de las muchas utilidades del agua oxigenada es eliminar las manchas de sangre seca de la ropa. No obstante, te recomendamos que solo la utilices en ropa blanca porque podría desteñir las prendas de color. En este caso, lo que debes hacer es verter agua oxigenada directamente sobre la mancha. Coloca un trozo de plástico encima y cubre con una toalla. Deja así durante 10 minutos. Entonces, con ayuda de un trapo limpio, seca la mancha y lava la prenda en la lavadora.

3. Sal y jabón para los vaqueros

Gracias a sus propiedades deshidratantes, la sal funciona muy bien para quitar manchas de sangre en la ropa, sobre todo en los vaqueros. Lo que tienes que hacer es tratar de absorber la sangre ya sea con un trapo o papel absorbente. Después, echa una cucharada sopera de sal sobre la zona manchada y frota, ayudada con los nudillos o con un cepillo pequeño (uno de dientes sería ideal).

A continuación, añade un poco de jabón líquido sobre la mancha y masajea para que penetre. Cuando veas que empieza a salir espuma, vuelve a echar otra cucharada de sal y frota de nuevo. Aclara y lava como lo harías normalmente.

La sal también es una buena solución para quitar manchas de sangre en prendas delicadas, colchones o textiles que no puedas introducir en la lavadora.

4. Ablandador de carne en polvo para romper la cadena de proteínas

Como ya hemos dicho, la sangre es una proteína, al igual que la carne. Por tanto, se comportan de forma similar. Así que si el ablandador de carne en polvo funciona con ese alimento, debería hacerlo con la sangre.

Solo tienes que echar una cucharada de café en un barreño e ir echando agua fría poco a poco, hasta que veas que se ha formado una pasta. Frota esa mezcla contra la mancha y deja que haga efecto durante al menos media hora. Aclara y lava.

5. Aspirina para la lana

Para los tejidos de lana viene muy bien la aspirina. Disuelve una en agua, removiendo para formar una pasta. Frota la mancha y lava con agua y jabón.

 

El bicarbonato de sodio, el amoniaco y el vinagre de limpieza también ayudan a eliminar las manchas de sangre tanto de la ropa como de las superficies duras de la casa.

Compartir
deja tu comentario
Artículos Relacionados

Las recetas de calabacín con Thermomix, además de fáciles de preparar por el uso de este robot de...

El menaje de cocina es algo en lo que merece la pena invertir, sobre todo si te gusta cocinar. Hoy...

Parecía que iba a ser una tendencia más, pero lo cierto es que la decoración con palets no pasa de...

Sobre el autor

Mamá y periodista. Cotilla por naturaleza, nunca saco el móvil por la calle porque me gusta observar lo que ocurre a mi alrededor. Todo lo que veo me sirve de inspiración para escribir.